ÍNDICE BIOGRAFÍA NO AUTORIZADA DEL VATICANO

  1. Pactando con el diablo. Mussolini y Pio XI

  2. El mercader en el templo. Bernardino Nogara, el constructor de las finanzas vaticanas

  3. El Papa de Hitler. Pio XII y el Tercer Reich y El Banco de Dios. El Instituto para las Obras de Religion

  4. El otro holocausto. El Vaticano y el genocidio en Croacia y Ratas a la carrera. El Vaticano al final de la segunda guerra mundial

  5. Haciendo balance. El Vaticano y la posguerra y El Papa que no fue. Gregorio XVII y Juan XXIII

  6. El banquero de la mafia, Michele Sindona y Pablo VI y Propaganda Due. La Masoneria fascista

  7. La sombra de San Pedro. El nuevo poder de Michele Sindona, Altas finanzas, altos delitos. La increible historia de los bonos falsos

  8. El crack Sindona. El hundimiento de las finanzas vaticanas

  9. 33 dias. La prematura muerte de Juan Pablo I

  10. Un comienzo accidentado. El escandalo del Banco Ambrosiano

  11. El juicio final. Los destinos de Paul Marcinkus, Michele Sindona y Licio Gelli , El golpe. Los nuevos escandalos financieros del Vaticano , La mala educacion. Los escandalos sexuales del clero

 

37 Doctrinas Catolicas Romanas
 
La Salvacion por Medio de la Iglesia
 
La Salvacion por Medio de Buenas Obras
 
La Iglesia Perdona los Pecados
 
La Unica Iglesia Verdadera
 
El Bautismo Salva
 
El Papa: Vicario de Cristo
 
El Papa: Infalible
 
Los Sacramentos Salvan
 
El Pecado de Presuncion
 
El Bautismo de Niños
 
Grados de Pecado
 
La Doctrina de la Transubstanciacion
 
La Eucaristia: Nos Guarda del Pecado
 
La Eucaristia: Ayuda a los Muertos
 
Maria: Salvadora
  Maria: Fue Salva Desde su Nacimiento
 
Maria: Virgen Perpetua
 
Maria: Fuente de Santidad
 
Maria: Intercesora
 
Maria: Receptora de las Oraciones
 
Maria: Reina del Universo
 
La Misa
  El Purgatorio
 
La Oracion a los Santos
 
La Oracion por los Muertos
 
Las Imagenes
 
La Confirmacion
 
La Confesion de Pecados al Sacerdote
 
Las Indulgencias
 
La Interpretacion de la Palabra de Dios
 
La Oracion Catolica
 
La Penitencia
 
Son Cristianos los Catolicos?
 
Es Posible que 850 Millones de Catolicos Esten Equivocados?
 
La Reconciliacion
 
El Celibato
 
La Uncion de los Enfermos
      Apendice 1 Confusion
      Apendice 2 Una Invitacion
      Apendice 3 La Suplica de Dios
      Apendice 4 Libertad o Esclavitud?

 

 

 

 


EL MERCADER EN EL TEMPLO BERNARDINO NOGARA, EL CONSTRUCTOR DE LAS FINANZAS VATICANAS

El dinero de Mussolini fue solo el comienzo de un colosal imperio economico que crecio en poco tiempo alrededor de la Santa Sede. El artifice de este milagro economico fue Bernardino Nogara, un habil financiero que no vacilo un instante a la hora de implicar al Vaticano en toda clase de negocios: desde el comercio de armas a las actividades que, hasta aquel momento, la doctrina catolica habia considerado como usura.

Sesenta años de incertidumbre y dificultades habian desaparecido como por ensalmo. La Iglesia volvia a ser rica. Las ratas abandonaron San Pedro, se pagaron los salarios y se contrato nuevo personal. La pesadilla habia quedado atras. Sin embargo, Pio XI consideraba que su mision no habia terminado. El exito habia sido grande, pero ahora era necesario trabajar para que nunca mas se volviera a dar una situacion semejante. Habria sido muy bonito tapar las goteras e invertir el resto de esa fabulosa cantidad de dinero en las muchas obras de caridad que dependian de la Iglesia. Habria sido bonito, pero poco realista. El «papa rey» no solo necesitaba disponer de un Estado soberano para ser independiente, sino que debia disponer de unos fondos suficientes que le permitieran no tener que volver a mendigar favores de nadie.

Para administrar la fortuna obtenida a traves del Tratado de Letran, el papa creo la Administracion Especial de la Santa Sede (Amministrazione Speciale della Santa Sede),1 al frente de la cual coloco a Bernardino Nogara. Anteriormente habian existido en el seno de la Iglesia organos similares: en 1887 Leon XIII constituyo una comision cuya funcion consistia en «guardar y administrar los capitales de las fundaciones pias». En 1904 Pio X modifico este organismo y, posteriormente, cambio su nombre por el de Comision para las Obras de Religion, ampliando su actividad a toda Italia. Sin embargo, nunca antes en los tiempos modernos se habia verificado una entrada semejante de capital. La recien creada Administracion invirtio el dinero de forma bastante juiciosa: un tercio en acciones de industrias italianas, otro en inmuebles y un ultimo tercio en divisas y en oro.

 

1. Domenech Matillo, Rossend, Marcinkus. Las claves secretas de las finanzas vaticanas, Ediciones B, Barcelona, 1987.

La decision del papa de crear una institucion para administrar este dinero en lugar de dejarle esa tarea a alguna de las ya existentes da a entender dos cosas. Lo primero, que Pio XI no tenia demasiada confianza en las instituciones financieras que existian en el Vaticano, algo que, dado el estado de cuentas que habia atravesado la Santa Sede, estaba mas que justificado. La otra era que el papa estaba dispuesto a darle un giro inedito a la administracion del capital vaticano.

Otra consecuencia del Tratado de Letran es que por primera vez el Vaticano tuvo que hacer frente a los innumerables problemas que acarreaba ser una nacion pequeña, pero soberana. Asi nacio el Governatorato, organo de gobierno del Estado Ciudad del Vaticano, que tenia su sede en el palacio del mismo nombre y que se ocupaba del gobierno interno del Estado: obras publicas, energia, trafico, correos y comunicaciones, suministros, etc. El palacio del Governatorato es un magnifico palacio de estilo renacentista que mando construir Pio XI en la cabecera de la basilica de San Pedro. Aqui se encuentran las oficinas de las diez secretarias o ministerios del gobierno civil del Vaticano: la de filatelia, numismatica, correos y telegrafos, oficina de informacion; monumentos, museos y galerias pontificios; servicios tecnicos, edificios, instalaciones, mantenimiento, superintendencia, restauracion y telefonos; Radio Vaticana; servicios economicos; servicios sanitarios; Observatorio de Castelgandolfo; estudios e investigaciones arqueologicas; direccion de las villas pontificias de Castelgandolfo y servicio civil de vigilancia.
 


CASI TAN BUENO COMO JESUCRISTO
Sin haber sido sacerdote ni ostentado ninguna dignidad eclesias tica, la figura de Bernardino Nogara es, sin duda, una de las mas importantes —y desconocidas— de la historia del catolicismo, equiparable a la de santos y papas de todas las epocas. De su in fancia se sabe poco, tan solo que se educo en una familia muy re ligiosa, con varios hermanos sacerdotes y uno conservador de los Museos Vaticanos. Su profesion original era la de ingeniero, que estudio en el Politecnico de Milan, cuna de algunos de los mas brillantes empresarios italianos de la epoca. Al finalizar sus estu dios trabajo en prospecciones de todo el mundo.

Tras su periodo en la industria minera, Nogara paso a encargarse de la delegacion en Estambul de la Banca Commerciale Italiana, la Societa Commerciale d'0rientale, con rango de vicepresidente. Fue aqui donde empezo a dar muestras de una habilidad diplomatica poco comun, siendo su gestion del agrado tanto de las tropas de ocupacion britanicas como de los propios turcos. Posteriormente se traslado a Alemania para dirigir la reestructu racion y saneamiento del Reichbank. Fue durante ese periodo cuando se afianzo como banquero, realizando una serie de audaces operaciones de ingenieria financiera que fueron la admiracion de propios y extraños.2

 

2. Martin, Malachi, op. cit.

Nogara acudia a misa a diario e interrumpia su jornada laboral para la oracion del angelus y del rosario. Muchos de los que trabajaban a su lado creian erroneamente que era sacerdote. Ademas de brillante banquero, Nogara tenia en el Vaticano fama de uommo di fiducia (hombre de confianza), era una persona sumamente discreta y diligente a la que se le podian encargar tareas delicadas y/o confidenciales. (Era un secreto a voces que habia asesorado a Gasparri en los aspectos estrictamente economicos del Tratado de Letran.) Ademas, era milanos como el papa.

Desde que fue elegido en 1922, Pio XI habia intentado rodearse de un grupo de milaneses en cuya lealtad pudiera confiar al cien por cien: el maestro de camara Caccia-Dominioni, su hermano, el conde Ratti, Giuseppe Colombo y Adelaida Coara, prominentes miembros de la organizacion Accion Catolica. Este favoritismo fue en aumento cuando el papa estuvo en condiciones de iniciar obras dentro y fuera de la Santa Sede, cuyas contratas iban a parar casi indefectiblemente a empresas de Milan, circunstancia que incluso fue reflejada en su dia por el embajador britanico en el Vaticano. El arquitecto milanos Giuseppe Momo recibio los encargos de tres de las construcciones mas ambiciosas de este nuevo periodo: el palacio del Governatorato —del que ya hemos hablado—, la estacion de ferrocarril y el colegio etiope.

Los colaboradores de Nogara le consideraban un sujeto un poco amanerado. Siempre iba sobria pero impecablemente vestido y su caracteristica mas notable era una inteligencia fuera de lo comun: hablaba con fluidez ocho idiomas, tenia una memoria fotografica y una enorme capacidad de calculo mental.

La reunion en la que Nogara accedio a hacerse cargo de la Administracion Especial de la Santa Sede es tal vez una de las po cas que no figuran registradas en el calendario papal. Para aceptar, tan solo le puso una condicion a Pio XI: en ningun momento tendria que atenerse a criterios doctrinales o religiosos a la hora de realizar sus inversiones, ni habria clerigos en la institucion. Aparte, no se le pondria ninguna traba para invertir en cualquier pais que decidiese. Una vez logrados sus propositos, Nogara abandono la tradicional politica economica vaticana de tener «todos los huevos en la misma cesta» y diversifico sus inversiones en diferentes entidades bancarias, incluidas algunas suizas y francesas, que pasaron a estar representadas en el staff de la Administracion Especial.

El cuartel general de la Administracion Especial de la Santa Sede fue ubicado en la cuarta planta del palacio de Letran, muy cerca de los apartamentos papales. El trabajo de Nogara fue considerado de tan vital importancia que se convirtio en el unico funcionario del Vaticano que tenia total libertad para acceder al pontifice a cualquier hora del dia. Durante 1930, la Administracion Especial opero en el maximo secreto y con una plantilla muy reducida, que en ningun momento excedio las dos docenas de empleados. Nogara mismo paso a fijar su residencia en el propio Vaticano, concretamente en un apartamento que a tal efecto le fue habilitado en el palacio del Governatorato.

El unico proposito de la organizacion seria generar beneficios para restaurar el, durante tanto tiempo perdido, poder temporal de la Iglesia.3 Nogara mantuvo su puesto hasta 1954, pero siguio aconsejando al Vaticano hasta su muerte, en 1958. El cardenal Spellman, con motivo del fallecimiento, dijo en 1959: «Despues de Jesucristo, lo mejor que le ha sucedido a la Iglesia ha sido Ber nardino Nogara».4

3. Chernow, Ron, op. cit.


4. Yailop, David, En nombre de Dios, Planeta, Barcelona, 1984.


LA USURA NO ES TAN MALA
Hasta la fecha, la Iglesia habia mantenido la prohibicion oficial de la usura (todas las ganancias obtenidas de prestar dinero eran canalizadas hacia la Iglesia mediante prestamistas no cristianos que trabajaban a comision a cambio de adelantar el dinero del Vaticano). Diversos concilios, como el de Nicea (325) u Orleans (538), condenaron severamente la practica del prestamo con interes. El III Concilio de Letran (1179) fue mucho mas lejos, decretando la excomunion de los usureros y la prohibicion de que fueran enterrados en terreno sagrado. En el momento del Tratado de Letran, la definicion de usura fue modificada para pasar a significar 'el prestamo de dinero con tarifas desorbitadas'.

Nogara tuvo via libre a todo tipo de transacciones financieras, incluida la especulacion bursatil y la participacion en el accionariado de compañias cuyas actividades colisionaban con las enseñanzas doctrinales de la Iglesia, desde fabricantes de armamento a preservativos. Todo ello podia ser condenado desde los pulpitos, pero sus dividendos, gracias a las actividades de Nogara, contribuian a llenar las arcas de San Pedro.

Mucho de lo que sabemos de Bernardino Nogara nos ha llegado a traves de su propio puño y letra. Los comunmente llamados Diarios de Bernardina Nogara son, en realidad, un detallado y minucioso registro de todas y cada una de las audiencias que mantuvo con Pio XI entre 1931 y 1939, que fueron muchas, ya que el pontifice y el financiero tenian por costumbre verse al menos una vez cada diez dias. Para hacernos una idea de la importancia de Nogara, baste decir que solo habia cuatro personas en el Vaticano que se entrevistaban con el papa mas a menudo que Nogara: el secretario de Estado, el subsecretario de Estado, el sostituto (sustituto del secretario de Estado) y el secretario del Santo Oficio (la actual Congregacion para la Doctrina de la Fe). Gracias a los diarios de Nogara sabemos no solo del contenido de estas conversaciones, sino de la naturaleza de las inversiones y operaciones financieras del Vaticano durante aquel periodo.

El primer problema al que tuvo que enfrentarse Nogara al ocupar su cargo fue el del cobro de la cantidad acordada con el gobierno italiano. Como buen financiero, sabia que el pago inminente de una suma tan importante colocaria de forma inmediata los presupuestos nacionales italianos en numeros rojos,5 asi que decidio posponer el pago hasta el 1 de julio. Aun asi, buena parte de la opinion publica italiana, y no pocos politicos, temian la posible desestabilizacion economica que podria traer consigo el pago al Vaticano. Finalmente, Bonaldo Stringher, gobernador del Banco de Italia, convencio a Nogara para que el pago se realizase escalonadamente entre junio de 1929 y diciembre de 1930. Pese a todo, los mercados bursatiles italianos se resintieron.

Aunque la gestion de Nogara internacionalizo las finanzas de la Santa Sede, Italia continuo siendo su territorio de actuacion prioritario. El Vaticano se convirtio en uno de los motores de la economia italiana. Se calcula, por ejemplo, que tan solo las ope raciones inmobiliarias que se emprendieron en el Vaticano y sus alrededores en 1930 generaron unos tres mil empleos directos.6

5. La cantidad acordada en el Tratado de Letran suponia un 3,7 por 100 del presupuesto italiano de aquel ejercicio.

6. «Due giorni in Vaticano», La Stampa, 16 de noviembre de 1931.



EL MILAGRO DEL DINERO
Una de las operaciones mas exitosas de Nogara fue la compra de Italgas, compañia energetica propiedad de Rinaldo Panzarasa, que estaba pasando una aguda crisis financiera. Bajo la nueva di reccion del Vaticano, pronto las llamas de Italgas calentaron los hogares, iglesias y burdeles de treinta y seis ciudades italianas.7 A Italgas le siguieron la Societa Italiana della Viscosa, La Supertessile, la Societa Meridionale Industrie Tessili y La Cisaraion, que fueron unidas en el holding CISA-Viscosa, que dirigio el baron Francesco Maria Odesso.

Aparte de esto, Nogara y sus hombres se sentaron durante un breve periodo en los consejos de administracion de las compañias italianas mas importantes, como el Istituto de Credito Fondiciario (un banco), Assicurazioni Generalli (la compañia de seguros mas importante de Italia), la Societa Italiana per le Strade Ferrate Meridionalli (que desde la nacionalizacion de los ferrocarriles italianos en 1907 era un importante holding de industrias electricas y electronicas), el Istituto Romano di Beni Stabili (una compañia inmobiliaria), la Societa Eleptrica ed Electrochimica della Caffaro (electricidad e industria quimica), la Societa per 1'Industria Premolifera (petroquimica), la Societa Mineraria e Metallurgica di Pertusola (minas), la Societa Adriatica di Eleptricita (suministro electrico) y Cartiere Burgo (una importante industria papelera). Para si mismo, Nogara se reservo la presidencia de una de las compañias constructoras de mas relieve del mundo, la Societa Generale Immobiliare (SGI).

 

7. Cooney, John, op. cit.

Pero Nogara no solo era un habil financiero, sino un extraor dinario diplomatico que convencio al Duce de que la Administracion Especial de la Santa Sede, por muchas empresas que poseyera, venia a ser una especie de obra social de la Iglesia, por lo que las exenciones fiscales recogidas en las clausulas 29, 30 y 31 del concordato debian serle aplicadas sin restriccion.8

 

8. Burguess, Anthony, Earthly Powers, Carroll & Graf Publishers, Nueva York 1994.

La habilidad negociadora de Nogara frente al gobierno italiano parecia no tener limite. Tras el crack de 1929, gran parte de las inversiones vaticanas en diversas entidades bancarias —el Banco de Roma, el Banco dello Spirito Santo y el Sardinian Land Credit principalmente— corrian un serio peligro. Nogara consiguio vender los intereses del Vaticano en estas entidades a un organismo gubernamental: el Istituto di Ricostruzione Industriale (una institucion creada por el fascismo y que serviria de modelo para el Instituto Nacional de Industria español) no a su depreciado valor actual, sino por su valor original. El Vaticano obtuvo de esta operacion unos 630 millones de dolares que salieron directamente del gobierno italiano.

Estas nuevas concesiones financieras de Mussolini no se debian en absoluto a la generosidad del dictador. La donacion de Letran habia convertido al Vaticano en uno de los arbitros de la economia italiana, y Mussolini sabia que cualquier signo de inestabilidad en la Santa Sede podria precipitar una crisis financiera. Algun autor ha mencionado ademas que Nogara era amigo personal de Mussolini, aunque sobre este particular no existe evidencia solida alguna.

En 1935 Italia invadio Etiopia y las empresas controladas por Nogara y financiadas por el Vaticano (Reggiane, Compagnia Nazionale Aeronautica y Breda) se convirtieron en los principales proveedores de armas y municiones del Ejercito italiano. Incluso se ha apuntado que el papa financio personalmente la invasion mediante un prestamo. Para aquel entonces, el Vaticano ya habia multiplicado de forma sorprendente el monto de la donacion ori ginal de Mussolini. Anthony Burguess lo describe de forma muy grafica: «La velocidad a la que el Vaticano se habia enriquecido era positivamente obscena, tan innatural como una filmacion a camara rapida en la que se ve en pocos segundos como una semilla de mostaza se convierte en un arbol con pajaros cantando en sus ramas».9

 

9. Ibid.

Nogara habia edificado un impresionante edificio financiero que hacia que verdaderos rios de dinero fluyeran hacia Roma desde todos los rincones del pais. Uno de los temas en los que habia puesto mayor cuidado era en sustraer todo este monumental flujo de riquezas al escrutinio publico. Para ello, creo un complejo entramado de bancos y compañias de forma que el dinero nunca iba directamente hacia la Santa Sede, sino que terminaba en depositos secretos de bancos suizos. Solo Bernardino Nogara, el papa y un puñado mas de personas conocian el verdadero alcance de las riquezas del Vaticano. Los demas se tenian que contentar con conjeturar con cifras que la mayor parte de las ocasiones estaban muy lejos de una realidad tan imponente que resultaba dificil de imaginar.

Con todo, y siendo muy importante, el imperio de Nogara no iba a ser ni mucho menos la unica fuente de financiacion en este nuevo y prospero Vaticano. En Alemania, aquel Adolf Hitler que con tan buenos ojos habia visto el acuerdo entre Mussolini y la Santa Sede se habia convertido en canciller y estaba sumamente interesado en llegar a un acuerdo con el Vaticano. No en vano, el que antaño fue nuncio en Alemania estaba destinado a ser pronto el nuevo papa.

 

Regresar al Indice

 

 


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información