ÍNDICE BIOGRAFÍA NO AUTORIZADA DEL VATICANO

  1. Pactando con el diablo. Mussolini y Pio XI

  2. El mercader en el templo. Bernardino Nogara, el constructor de las finanzas vaticanas

  3. El Papa de Hitler. Pio XII y el Tercer Reich y El Banco de Dios. El Instituto para las Obras de Religion

  4. El otro holocausto. El Vaticano y el genocidio en Croacia y Ratas a la carrera. El Vaticano al final de la segunda guerra mundial

  5. Haciendo balance. El Vaticano y la posguerra y El Papa que no fue. Gregorio XVII y Juan XXIII

  6. El banquero de la mafia, Michele Sindona y Pablo VI y Propaganda Due. La Masoneria fascista

  7. La sombra de San Pedro. El nuevo poder de Michele Sindona, Altas finanzas, altos delitos. La increible historia de los bonos falsos

  8. El crack Sindona. El hundimiento de las finanzas vaticanas

  9. 33 dias. La prematura muerte de Juan Pablo I

  10. Un comienzo accidentado. El escandalo del Banco Ambrosiano

  11. El juicio final. Los destinos de Paul Marcinkus, Michele Sindona y Licio Gelli , El golpe. Los nuevos escandalos financieros del Vaticano , La mala educacion. Los escandalos sexuales del clero

 

37 Doctrinas Catolicas Romanas
 
La Salvacion por Medio de la Iglesia
 
La Salvacion por Medio de Buenas Obras
 
La Iglesia Perdona los Pecados
 
La Unica Iglesia Verdadera
 
El Bautismo Salva
 
El Papa: Vicario de Cristo
 
El Papa: Infalible
 
Los Sacramentos Salvan
 
El Pecado de Presuncion
 
El Bautismo de Niños
 
Grados de Pecado
 
La Doctrina de la Transubstanciacion
 
La Eucaristia: Nos Guarda del Pecado
 
La Eucaristia: Ayuda a los Muertos
 
Maria: Salvadora
  Maria: Fue Salva Desde su Nacimiento
 
Maria: Virgen Perpetua
 
Maria: Fuente de Santidad
 
Maria: Intercesora
 
Maria: Receptora de las Oraciones
 
Maria: Reina del Universo
 
La Misa
  El Purgatorio
 
La Oracion a los Santos
 
La Oracion por los Muertos
 
Las Imagenes
 
La Confirmacion
 
La Confesion de Pecados al Sacerdote
 
Las Indulgencias
 
La Interpretacion de la Palabra de Dios
 
La Oracion Catolica
 
La Penitencia
 
Son Cristianos los Catolicos?
 
Es Posible que 850 Millones de Catolicos Esten Equivocados?
 
La Reconciliacion
 
El Celibato
 
La Uncion de los Enfermos
      Apendice 1 Confusion
      Apendice 2 Una Invitacion
      Apendice 3 La Suplica de Dios
      Apendice 4 Libertad o Esclavitud?

 

 

 

 


HACIENDO BALANCE. EL VATICANO Y LA POSGUERRA

Tras la Segunda Guerra Mundial, el panorama politico italiano se vio marcado por la importantisima influencia que adquirio el Partido Comunista. Esta circunstancia amenazo la situacion de privilegio que hasta entonces habia tenido el Vaticano, que defendio sus intereses con la ayuda de dos aliados muy poderosos: la recien creada Central de Inteligencia Americana (ClA) y el Partido Democratacristiano, estrechamente vinculado con la mafia.

La guerra dejo a Italia en una mas que precaria situacion economica. Los años de contienda y los combates en suelo italiano que trajo la invasion aliada tuvieron un efecto devastador sobre el tejido empresarial y las infraestructuras del pais. Logicamente, ese efecto se dejo sentir tambien en las finanzas del Vaticano, ya que a pesar del celo de Bernardino Nogara, que se habia esforzado en diversificar e internacionalizar las inversiones de la Santa Sede, lo cierto es que la mayor parte del dinero vaticano estaba invertido en Italia,! sobre todo en empresas y sectores nacionalizados 1 controlados por el fascismo.

 

Afortunadamente, el Vaticano no tenia especiales problemas con las fuerzas de ocupacion, si exceptuamos su interes por poner fuera del alcance de la ley a los peores criminales de guerra. A fin de cuentas, la actitud de la Santa Sede habia sido suficientemente ambigua como para que los estadounidenses no tuvieran ningun contencioso de gravedad con Pio XII.2

Mas importante aun es que el Vaticano conservaba su soberania pese a la guerra y la ocupacion. En ningun momento de la contienda la integridad territorial vaticana se vio comprometida, salvo por alguna bomba aliada caida en la estacion de ferrocarril de la Santa Sede.3

 

1. Martin, Malachi, op. cit.

2. Jones, Tobias, The Dark Heart ofitaly, North Point Press, Nueva York, 2003.

3. Woolner, David B. y Kunal, Richard G., FDR, The Vatican, ana the Roman Catholic Church in America, 1933-1945 (The Worid of the Roosevelts), Palgrave McMillan, Nueva York. 2003.

 

La principal preocupacion de Pio XII durante la posguerra fue mantener ese statu quo y que los acuerdos de Letran —y con ellos la soberania de la Santa Sede— permanecieran intactos. Por otro lado, el papa era plenamente consciente del curso que comenzaba a tomar la historia occidental, lo que le llevo a iniciar un proceso de reconciliacion con la sociedad seglar. Esto obligo a la Iglesia a abrirse —relativamente— a la realidad de su tiempo, marcada por la guerra fria, la revolucion colonial y el fortalecimiento a escala mundial de los planteamientos antiimperialistas y de izquierda.

Otro de los dolores de cabeza que por aquellos dias tenia el Vaticano era las politicas marcadamente antirreligiosas que se estaban aplicando en una Union Sovietica mas fuerte que nunca tras salir victoriosa de la Segunda Guerra Mundial. La secretaria de Estado vaticana hizo gestiones ante la diplomacia norteamericana para que Estados Unidos intercediera ante Stalin a favor del establecimiento de la libertad de culto en la Union Sovietica, gestion que resulto infructuosa.4

Entre 1945 y 1948 una nueva nacion italiana emergio del desastre del fascismo y de la guerra. El 2 de junio de 1946, un referendum suprimio la monarquia, instaurando en Italia la republica: de poco habia servido la tardia abdicacion de Victor Manuel III en su hijo Humberto II, cuyo reinado apenas llego al mes; un año despues quedaba aprobada la nueva Constitucion. El papa no hizo nada por defender la monarquia italiana. El 29 de mayo de 1946, pocos dias antes del referendum. Pio XII hablo con el director de La Civilta Cattolica y le aseguro que no era contrario a la republica, saliendo como garante de la misma ante los miembros mas escepticos de la jerarquia eclesiastica:

Mirad los concordatos firmados con los lander alemanes inmediatamente despues de la guerra, mirad la republica de Weimar en Alemania [...]. Ved como un Estado regido por una forma republi cana y con un fuerte partido de centro ha firmado concordatos satisfactorios. Si esto ha pasado en Alemania, tambien puede pasar en Italia, que tiene una tradicion afin a la alemana.

Los democratacristianos, los comunistas y los socialistas se convirtieron en los principales partidos politicos del pais. Los co munistas habian desempeñado un importantisimo papel en la resistencia, y un eventual gobierno de este signo era la unica preo cupacion del Vaticano en cuanto a una posible variacion del Tratado de Letran.

4. Tittman, Haroid H., Inside the Vatican of Pius XII: The Memoir of an American Diplomat During Worid War 11, Image Books, Nueva York, 2004.


LA AMENAZA ROJA
Los comunistas italianos eran fuertes y no sentian especial cariño hacia el Vaticano. Su lider y fundador, Palmiro Togliatti, tenia una biografia muy intensa: detenido en varias ocasiones durante el fascismo, huyo a Francia en 1926. Fue secretario general del Partido Comunista italiano desde 1927 y uno de los secretarios del Komintern, actuando en España bajo los seudonimos de Alfredo y Ercole Ercoli. Paso la mayor parte de la guerra en Moscu como invitado personal de Stalin y dirigiendo emisiones radiofonicas a la resistencia italiana. En las elecciones de 1948 se perfilaba como el gran favorito para alzarse con el triunfo.

 

Orador excepcional, hablaba de convertir Italia en la nacion de los traba jadores y daba esperanza a un pueblo castigado por la pobreza. Togliatti, que habia participado en los gobiernos de concentracion nacional previos a la instauracion de la republica, no solo suponia un peligro para los intereses diplomaticos del Vaticano en Italia, sino tambien para los economicos, ya que abogaba por la nacionalizacion de las empresas del Instituto de Reconstruccion Industrial, en las que la Santa Sede tenia importantes inver siones. Ademas, existia un peligro añadido: el gran numero de armas que habian quedado en manos de los antiguos partisanos y que daban a los comunistas un poder que no tenian otras formaciones politicas.

En la nueva Italia, con una mas que endeble tradicion democratica, el Vaticano iba a tener una influencia decisiva en muchos aspectos politicos.5 Para empezar, Bernardino Nogara, a traves de una agencia denominada Accion Catolica, dirigida por el doctor Luigi Gedda —uno de los enlaces, junto al cardenal Spellman, entre la CÍA y la Santa Sede—, se encargo de que a la Democracia Cristiana no le faltaran fondos gracias a una financiacion procedente de las arcas de la Santa Sede. Claro que siendo el mas importante, el Vaticano no era, ni mucho menos, el unico mecenas de Accion Catolica.

5. Geppert, Dominik, The Postwar Challenge: Cultural, Social and Political Change in Western Europe, 1945-1958 (Studies of the German Historica! Instituto, London), Oxford University Press, Oxford, 2003.

Tanto o mas que el papa, el gobierno de Estados Unidos estaba preocupado por el relevante papel del Partido Comunista en la vida politica italiana, la organizacion comunista mas importante en ese momento fuera del Imperio sovietico. Sabiendo que la Democracia Cristiana era la unica baza viable que podian interponer para evitar el eventual ascenso de los comunistas al poder, el gobierno estadounidense envio importantes remesas economicas a Accion Catolica.6 Todo este apoyo, mas una campaña de reclutamiento casa por casa, se tradujo en que Accion Catolica alcanzase en poco tiempo los cinco millones de afiliados.

 

6. Cooney, John, op. cit.



HOLLYWOOD Y LOS CABALLEROS DE MALTA
Mientras, en Estados Unidos la Iglesia catolica comenzo una campaña mediante panfletos y homilias dictadas desde los pulpitos en las que se urgia a los italoamericanos a que aconsejasen a sus familiares en Italia que votaran en contra de los comunistas. La campaña democratacristiana conto con el apoyo de celebridades de Hollywood como Frank Sinatra, Bing Crosby o Gary Cooper, que, a traves de la radio, pedian abiertamente el voto para el partido de Alcide de Gasperi.

En este empeño tambien colaboraron los servicios de inteligencia estadounidenses, primero la Oficina de Servicios Estrategicos (OSS) y despues, tras la desaparicion de este organismo, la CÍA. El papa Pio XII y varios miembros de la curia pidieron a Ja mes Jesus Angleton, jefe de la oficina romana de la OSS, que colaborara con la cruzada anticomunista de la Iglesia y la Democracia Cristiana. Angleton, catolico practicante, uso todos los recursos a su alcance para favorecer al partido de la Iglesia. Ademas, se le habia concedido acceso pleno y directo al incomparable servicio de informacion con que contaba el Vaticano en Italia. Cada parroco y sacerdote informaba sobre las actividades de los comunistas en sus respectivas parroquias. El Vaticano evaluaba la informacion, se la pasaba a Angleton y este la enviaba puntualmente a Washington.

Durante los siguientes años, una gran cantidad de dinero pro cedente de los fondos reservados del gobierno norteamericano fue canalizada hacia la Santa Sede bajo el epigrafe de «consolidacion de actividades anticomunistas en Europa occidental». Esta operacion se realizo gracias a la intermediacion del cardenal Francis Spellman, que ya habia actuado durante la guerra como mediador entre el Vaticano y la Casa Blanca, en especial durante una infructuosa negociacion para evitar el bombardeo de Roma. A peticion de los estadounidenses, hizo especial hincapie en que toda la operacion estuviera presidida por el mayor de los secretos, ya que la carrera politica del presidente Harry Truman podria verse seriamente afectada si en Estados Unidos se supiera que habia financiado al Vaticano.

No es de extrañar que Angleton terminara recibiendo una condecoracion de la Orden de Malta por los servicios prestados al catolicismo.7 Cabe señalar la estrecha relacion que tradicional mente ha habido entre la Orden de Malta y la CÍA, habiendo sido algunos de los mas altos directivos de la segunda miembros de la primera. Los directores de la CÍA John McCone y William Casey fueron caballeros de Malta. Al tambien director de la agencia William Coiby se le ofrecio en su dia ser caballero, honor que declino.

7. Baigent, Michael, Leigh, Richard y Lincoln, Henry, El legado mesianico, mr ediciones, Madrid, 2005.

Originalmente conocidos como los Caballeros del Hospital de San Juan de Jerusalen y como los Caballeros de Rodas, esta orden militar se establecio en Malta despues de que el emperador Carlos I les cediera la isla en 1530. En un principio, la Orden de Malta era pacifica y religiosa y se denominaba Orden de San Juan. Estaba compuesta por frailes benedictinos que a mediados del siglo xi daban cobijo a toda clase de enfermos y peregrinos en un hospital de Jerusalen, construido por comerciantes italianos. El beato Gerardo, un italiano procedente de Amaifi, dirigia aquella congregacion humanitaria. Su unico vestido consistia en una tunica negra (la de los benedictinos) que llevaba cosida una cruz blanca en el pecho. Esa cruz de ocho puntas provenia de un escudo de la ciudad natal del padre Gerardo.

La invasion de la isla por las tropas de Napoleon en 1798 marco el fin del dominio de los caballeros, que desde entonces han vagado durante dos siglos en una interminable diaspora; son ciudadanos de un Estado sin tierra. En la actualidad, la orden ocupa un discreto edificio en el Vaticano, admite damas al igual que caballeros y ha adoptado el nombre de Soberana Orden Militar de Malta. Durante los siglos xx y xxi, la Orden de Malta ha aglutinado a algunos de los personajes mas influyentes de la historia reciente: Franz von Papen, que convencio al presidente Hindenburg de que dimitiera, convirtiendo a Hitler en dirigente de Alemania; el general Reinhard Gehien, una de las piezas clave de los servicios de inteligencia del Tercer Reich, colaborador indispensable en la creacion de la CÍA tras la Segunda Guerra Mundial y director de los servicios de inteligencia de la Republica Federal de Alemania; el general Alexander Haig, uno de los principales diseñadores de la politica exterior estadounidense durante las administraciones de Richard Nixon y Ronaid Reagan; Alexander de Marenches, antiguo jefe de los servicios de inteligencia franceses; Otto von Hapsburg, uno de los miembros mas influyentes de la nobleza europea; Licio Gelli, Roberto Calvi y Michele Sindona, tres personajes clave en la historia reciente de la Santa Sede de los que se hablara en los proximos capitulos.

Entre sus miembros se cuenta tambien su majestad el rey don Juan Carlos de Borbon y muchos representantes de la nobleza española, como Hugo 0'Donnell, conde de Lucena, empresarios como Giovanni Agnelli o politicos como Valery Giscard d'Estaing.

Ni que decir tiene que seria pecar de imprecision y sensaciona lismo presentar la Orden de Malta como una mera tapadera de la CÍA. La orden realiza una meritoria actividad filantropica y de obra social por la que es conocida y respetada a escala mundial.
 


LA ALTA MAFIA
En Italia, el ataque al comunismo desde los pulpitos fue mucho mas virulento. Se dijo a los feligreses que votar a los comunistas suponia estar en pecado mortal, que era incompatible con la condicion de catolico e incluso se llego a negar los sacramentos a quienes no atendiesen las directrices de la Iglesia en este sentido.

Mucho mas grave fue la alianza en Sicilia entre la Democracia Cristiana y la mafia, una union que comenzo a irsele de las manos a los politicos en el momento en que los mafiosos empezaron a hablar el lenguaje que mejor dominaban: el de las pistolas. Cuando los comunistas ganaron las elecciones en Portella della Ginestra, los mafiosos Salvatore Giuliano y Gaspare Pisciotta lideraron un grupo de asesinos cuya mision era dejar bien clara su opinion sobre los resultados electorales. El balance fue una docena de muertos y mas de cincuenta heridos. Las elecciones tuvieron que repetirse y, esta vez si, la Democracia Cristiana se alzo con una mas que holgada victoria. Años despues, cuando Pisciotta declaraba ante los tribunales, dijo a proposito de la masacre:

«Éramos un solo cuerpo: bandidos, policia y mafia, como Padre, Hijo y Espiritu Santo».8

8. DiFonzo, Luigi, Michele Sindona, el banquero de San Pedro, Planeta, Barcelona, 1984.

 

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, la mafia se habia convertido en un Estado dentro del Estado. Sus tentaculos ya no abarcaban solo Sicilia, sino casi toda la estructura economica de Italia, y de usar escopetas de cañon re cortado pasaron a disponer de un armamento mas expeditivo: revolveres del calibre 357 Magnum, fusiles lanzagranadas, bazukas y cargas explosivas.

La alianza con la Democracia Cristiana supuso un verdadero salto de gigante para los mafiosos, a los que se les abrian las puertas de esferas de poder hasta el momento inalcanzables e impensables para ellos. Esto no quiere decir que ni el Vaticano ni los de mocratacristianos apoyaran o estuvieran a favor de los metodos mafiosos, pero si que comprendian que en Sicilia o colaborabas con la mafia o cualquier pretension de hacer negocios o politica resultaba vana. Fue asi como nacio la que seria conocida como Alta Mafia o Mafia Politica. Llego un momento en que toda el ala derecha de la Democracia Cristiana estuvo dominada por politicos vinculados con esta organizacion, una situacion que llevo no solo a la corrupcion de la vida politica italiana, sino tambien a la infiltracion en la industria y la banca de toda una generacion de hombres con flamantes expedientes academicos y fuertes conexiones con la mafia que acabaron por llegar hasta la Santa Sede.

Poco antes de las elecciones de 1948 se convoco, a iniciativa del cardenal Montini, una multitudinaria manifestacion que reunio a cientos de miles de catolicos en la plaza de San Pedro. Los cronistas de la epoca narran que la multitud se extendia por via Conciliazione y llegaba hasta la otra orilla del Tiber, al igual que las inmensas colas de fieles que se congregaron en su dia para dar el ultimo adios a Juan Pablo II. Pio XII, mas que un discurso o un mensaje pastoral, pronuncio una verdadera arenga, mas propia de las cruzadas que de la vispera de unas elecciones. Sus palabras llegaron a toda Italia a traves de la radio.

Afortunadamente para la Santa Sede, la campaña anticomunista fue un clamoroso exito y la Democracia Cristiana, bajo la direccion de Alcide de Gasperi, dio la vuelta a todos los pronosticos y accedio al gobierno en 1948, convirtiendose Togliatti en el lider de la oposicion. Giulio Andreotti hablaba de como la victoria habia sobrepasado con mucho las expectativas de los propios socialdemocratas: «La victoria fue mucho mayor de lo que esperabamos. Fue la unica vez que nosotros, los democratacristianos, tuvimos mayoria absoluta en el Parlamento». La CÍA tambien saco sus propias conclusiones de la victoria electoral: «Bien, fue muy gratificante —explica el antiguo agente de la CÍA Mark Wyatt—. Desconociamos en aquel tiempo que habiamos llevado a cabo la primera accion politica, el primer programa encubierto de accion politica en la historia de la inteligencia norteamericana, al que seguirian muchos, muchos mas».9

 

9. Declaraciones a la CNN.
 


EL MILAGRO ECONOMICO
De Gasperi era un devoto catolico de misa y comunion diana —se definia a si mismo como «catolico, italiano y democrata, por este orden»—, asi que no habia peligro de que pusiera en marcha ninguna iniciativa contraria a los intereses del Santo Padre. En una misiva dirigida a la que mas tarde se convertiria en su esposa, Francesca Romani, decia: «La personalidad del Cristo viviente me empuja, me esclaviza y me conforta desde que era un niño. Vamos, te quiero conmigo para que experimentes la misma clase de atraccion a traves de un abismo de luz».10

 

10. Johnson,Paul, op. cit.

 

Para los comunistas, la lealtad democratica de De Gasperi era inapelable. Habia sido un furibundo opositor a Mussolini y por ello habia terminado en la carcel. Tras la firma del Tratado de Letran fue puesto bajo la custodia de la Santa Sede y desde entonces, y hasta el final de la contienda, estuvo confinado en el Vaticano, desempeñando un puesto de empleado en la biblioteca. Ante el tribunal fascista que le condeno dijo: «Es el mismo concepto de Estado fascista el que no puedo aceptar. Existen derechos naturales sobre los que el Estado no puede pasar». De Gasperi fue uno de los grandes actores de la politica italiana hasta su fallecimiento en 1954.

Puso especial interes en el crecimiento industrial, la reforma agricola y en estrechar la colaboracion con Estados Unidos y el Vaticano. Gracias a la importantisima ayuda economica de los estadounidenses, Italia experimento una recuperacion economica sin precedentes que se tradujo en un rapido desarrollo industrial y en un claro aumento del nivel de vida de los italianos. Italia paso a formar parte de la Organizacion del Tratado del Atlantico Norte en 1949, de la Comunidad Europea del Carbon y del Acero en 1951, fue aceptada como miembro de la ONU en 1954 y entro en el Mercado Comun Europeo en 1958.

Como resultado de los fondos estadounidenses del Plan Marshall, que fluyeron con total libertad hacia Italia una vez superada la amenaza de un gobierno comunista, empresas que practicamente eran propiedad de la Santa Sede, como Italgas, fueron re flotadas sin coste alguno para las arcas vaticanas. A traves de Italgas, precisamente, el Vaticano se hizo con el control de la principal empresa telefonica del pais, la Societa Finanziaria Tele fonia. El Vaticano fue, sin lugar a dudas, el mayor y mas claro beneficiario del milagro economico italiano. Las empresas del Vaticano experimentaron el mismo crecimiento que el producto interior bruto del pais.

La Santa Sede se convirtio, ademas, en el principal accionista de algunos de los mayores bancos, como el Banco de Roma, Banca Commerciale Italiana, Credito Italiano y el prestigioso Banco Ambrosiano de Milan. Tambien se hizo con la mayor parte del accionariado de la prestigiosa Montedison y del consorcio Finsader, que incluia a la empresa automovilistica Alfa Romeo. Se puede decir, sin temor a ser inexactos, que en aquella epoca no habia sector de la economia italiana, de la hosteleria a la industria textil, del comercio a la industria editorial, en el que no estuviesen presentes de forma importante las inversiones del Vaticano.

Tampoco se descuido el mercado internacional, el Vaticano se encontraba presente en el accionariado de firmas como General Motors, Gulf Oil, Bethlehem Steel, IBM y el conocido complejo inmobiliario Watergate de Washington, entre otras. Esta ultima adquisicion se verifico tras una de las mayores operaciones financieras de la historia vaticana, la toma del control del gigantesco conglomerado que era la Societa Generale Immobiliare, una de las empresas inmobiliarias mas importantes del mundo.

Claro que algunas de aquellas inversiones podian resultar ciertamente embarazosas. Cuando en 1968 Pablo VI invocaba la colera de Dios contra los anticonceptivos en su enciclica Humanae vitae, probablemente no estaba informado de que los intereses economicos de la Santa Sede incluian la participacion en el Instituto Farmacologico Serono, fabricante de las Lateolas,11 las pildoras anticonceptivas mas consumidas en Italia. Tampoco resultaba facil de justificar moralmente su participacion en el accionariado de Beretta de Armamentos.

 

11. Yailop, David, op. cit.

De Gasperi apoyo la idea de una confederacion europea, con voluntaria limitacion de las soberanias nacionales en su favor. Presidente del Movimiento Europeo, trabajo para el Consejo de Europa e impulso la Comunidad Europea de Defensa. La victoria de la Democracia Cristiana y los veinte años que permanecio este partido en el poder aseguraron al Vaticano que nada variase en el trato de privilegio que recibia del gobierno italiano. La Santa Sede habia vencido al socialismo, al fascismo y al comunismo. Los politicos y los regimenes pasaban, pero el Vaticano permanecia inamovible. Es posible que los Estados Pontificios fueran cosa del pasado, pero, en cierto modo, el papa volvia a controlar Italia a traves de su brazo politico, la Democracia Cristiana.
 


LA PROFECÍA DE SAN MALAQUÍAS
Mientras todo esto sucedia, el caracter del pontifice se iba haciendo progresivamente mas mistico y ascetico. Sus horas de sueño se fueron reduciendo al minimo imprescindible (se cuenta que apenas dormia cuatro horas al dia), trabajaba sin parar, escribiendo a maquina el mismo sus propios discursos y comunicaciones apostolicas y recorria los pasillos del Vaticano apagando las luces a su paso: «No puedo permitirme derrochar los fondos de los fieles», solia decir. Su afan economizador le llevo a prohibir que se pegasen, sellasen o grapasen los sobres que contenian las comunicaciones internas de la Santa Sede a fin de que pudiesen ser reutilizados.

 

Incluso sus ultimas voluntades fueron guardadas en un sobre previamente usado.12 Pasaba buena parte del dia orando y los unicos placeres que se permitia eran las operas de Wagner y su canario Gretchen, que cada mañana salia de la jaula y se posaba en su brazo antes de volar hasta la mesa preparada para el desayuno. Parecia claro que el pontifice habia emprendido el camino de la santidad. Tanto es asi que incluso se produjo un documental, «Pastor Angelicus», sobre su vida.

 

12. Frattini, Ene, Secretos vaticanos. De San Pedro a Benedicto XVI, Edaf, Madrid, 2005.

 

El titulo de esta obra es importante, pues hace referencia al lema que le correspondia a Pio XII segun la profecia de san Malaquias, y el hecho de que no fuera corregido o desautorizado por el papa nos habla de su creencia en los vaticinios de este santo irlandes.

San Malaquias nacio en Armagh, Irlanda, en 1094. En 1132 fue elevado a la primacia de Armagh. Se le atribuyen muchos milagros, pero por lo que mas se le recuerda es por su don profetice. La mas famosa de sus profecias es la referente a los papas, aunque no hay certeza de su autenticidad. Esta compuesta de «lemas» para cada uno de los 112 papas, desde Inocencio II, elegido en 1130, hasta el fin del mundo. Estos lemas descriptivos de los papas pueden referirse a un simbolo de su pais de origen, a su nombre, su escudo de armas, su talento o cualquier otra cosa. Los lemas correspondientes a los papas cuyos pontificados se tratan en este libro son:

• 105: Fides intrepida (La fe intrepida). Pio XI (1922-1939).
• 106: Pastor angelicus (Pastor angelico). Pio XII (1939-1958).
• 107: Pastor et nauta (Pastor y navegante). Juan XXIII (1958-1963). Juan XXIII fue cardenal de Venecia, ciudad de navegantes, y condujo la Iglesia al n Concilio Vaticano.
• 108: Flosflorum (Flor de las flores). Pablo VI (1963-1978). Su escudo contiene la flor de lis (la flor de las flores).
• 109: De medietate lunae (De la media luna). Juan Pablo I (1978-1978). Su nombre era Albino Luciani (luz blanca). Nacio en la diocesis de Belluno (del latin bella luna). Fue elegido el 26 de agosto de 1978. La noche del 25 al 26 la luna estaba en media luna. Murio tras un eclipse lunar. Tambien su nacimiento, su ordenacion sacerdotal y episcopal ocurrieron en noches de media luna.
• 110: De labore solis (De la fatiga o trabajo del sol). Juan Pablo II (1978-2005). Sobrellevo un trabajo extraordinario y extenso.
• 111: Gloria olivae (La gloria del olivo). Benedicto XVI (2005). Toma su nombre de san Benito y Benedicto XV. Los benedictinos tuvieron una rama llamadados olivetans. Benedicto XV destaco por sus esfuerzos por lograr la paz durante la Primera Guerra Mundial.
• 112: Petrus romanus (Pedro el romano), que seria el ultimo papa, ya que en su reinado ocurriria el fin del mundo: «En la persecucion final de la Santa Iglesia romana reinara Petrus Romanus (Pedro el romano), que alimentara a su rey en medio de muchas tribulaciones. Despues de esto, la ciudad de las siete colinas sera destruida y el temido juez juzgara a su pueblo. El Fin».

Mas alla de lo profetizado por san Malaquias, lo cierto es que la fama de «santo en vida» de Pio XII se iba cimentando dia tras dia. Las personas mas entusiastas afirmaban que se encontraba rodeado por el caracteristico «olor de santidad», un perfume —generalmente a rosas— que se les atribuye a los santos como muestra inequivoca de su condicion. Lo mas probable es que el olor que notaban los visitantes fuera el de los pañuelos impregnados en antiseptico que, discretamente, le pasaba al pontifice su ayudante, la madre Pasqualina, que sabia de la condicion de hipocondriaco de Pio XII.

 

El papa usaba estos pañuelos para no contagiarse con ningun germen durante las audiencias. Otra cosa era su fobia a las moscas, de las que pensaba que eran los agentes transmisores de la practica totalidad de las enfermedades conocidas. Los visitantes de la Santa Sede se sorprendian al descubrir que no habia rincon ni instalacion que no contase con su trampa de papel matamoscas, colocada por orden expresa del pontifice. Por añadidura, los medicos del Vaticano tuvieron que bregar con dolores de muelas imaginados, arritmias inventadas, colicos y anemias que aparecian y desaparecian con la misma facilidad, etc.

Pio XII fallecio el 9 de octubre de 1958. Las exequias se vieron ensombrecidas por la rapidisima putrefaccion del cadaver, que dio lugar a toda suerte de escenas grotescas y desagradables durante los funerales. Unas semanas mas tarde, moria Bernardino Nogara. Este ultimo fallecimiento apenas fue recogido por la prensa, aunque en terminos de importancia para la historia vaticana era equiparable al del propio papa.

Regresar al Indice

 


EL PAPA QUE NO FUE «GREGORIO XVII» Y JUAN XXIII


El brevisimo pontificado de Juan XXIII, apenas cinco años de la historia de la Iglesia, sorprende por el brusco giro de timon que supuso en lo que hasta el momento habia sido la politica del Vaticano. Este giro, sin duda, no se habria producido de haber ganado la eleccion el que era maximo favorito, el cardenal Giuseppe Siri, que habria subido al trono de San Pedro con el nombre de Gregorio XVII,

Angelo Giuseppe Roncalli nacio en Sotto di Monte en 1881. Curso estudios en su ciudad natal y en Roma, y fue ordenado sacerdote en 1904. Fue sargento medico y capellan durante la Primera Guerra Mundial, y en 1921 paso a trabajar en la Sociedad para la Propagacion de la Fe, que ayudo a reorganizar. Su carrera ascendente dentro de la Iglesia le llevo a ser designado embajador del papa en Bulgaria, y mas tarde fue destinado como delegado apostolico a Turquia y Grecia. No obstante, tenia fama de ser excesivamente progresista (era bien conocida su postura favorable a los matrimonios mixtos entre catolicos y no catolicos). Presente en la Hungria ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, ayudo a la evacuacion de la poblacion judia perseguida. Antes de acabar la guerra, en 1944, fue nombrado nuncio en Francia.

A partir de ese momento comienza a cimentarse su leyenda de persona afable y habil diplomatico. Estando de nuncio en Paris se encontro con el rabino principal de Francia, hombre fornido al igual que el cardenal, ante la puerta de un ascensor estrecho, en el que era imposible que cupiesen ambos. «Despues de usted», le dijo cortesmente el rabino. «De ninguna manera», le contesto el nuncio Roncalli, «por favor, usted el primero». Asi siguio un interminable intercambio de cortesias hasta que Roncalli termino diciendo: «Es necesario que suba usted antes que yo, ya que siempre va delante el Antiguo Testamento, y, solo despues, el Nuevo Testamento».

Pero el periplo frances de Roncalli dio para mucho mas que para aventuras jocosas. En Francia trabo amistad con algunos personajes clave de la politica francesa de la epoca, como el lider del Partido Comunista, Maurice Thorez, y el lider del partido radical, Edouard Herriot. Su entendimiento facil con los politicos de izquierda le convertia en el hombre perfecto a la hora de plantearse un hipotetico acercamiento entre la Iglesia y el comunismo.

En 1953 era cardenal y arzobispo de Venecia, lo que le colocaba en una situacion inmejorable de cara a la sucesion de Pio XII. Habia seguido manteniendo sus mal disimuladas simpatias hacia los politicos de izquierdas, en especial en Italia, lo que le valio la enemistad de importantes personajes de la «nobleza negra», las familias de rancio abolengo que llevaban siglos medrando a la sombra del Vaticano. Entre estos destacaba el conde Della Torre, director de L'Osservatore Romano, el diario de la Santa Sede.

 

Los servicios de inteligencia estadounidenses tambien miraban con recelo las simpatias del cardenal Roncalli. Tampoco era ningun secreto que Roncalli estaba muy lejos de la idea original de Pio XII sobre quien deberia ser su sucesor. En este sentido, el candidato del papa habia sido siempre el cardenal Siri.1 De hecho, Siri es el protagonista de una teoria de la conspiracion sumamente popular entre los catolicos ultraconservadores, segun la cual el, y no Roncalli, habria sido elegido papa durante el conclave celebrado en 1958.
 


HUMO BLANCO... PERO SIN PAPA
Tras la muerte de Pio XII el principal candidato a la sucesion era Giuseppe Siri, arzobispo de Genova muy conocido por sus posturas esencialmente conservadoras. Ademas, habia sido amigo intimo de Bernardino Nogara y, por tanto, estaba familiarizado con las intrincadas complejidades que rodeaban las finanzas vaticanas.

El conclave para la eleccion del nuevo papa duro cuatro dias y seis votaciones, tras las cuales una indistinguible voluta de humo grisaceo anuncio al mundo la buena nueva. Sin embargo, antes de eso habian ocurrido acontecimientos poco comunes durante el desarrollo del conclave. Dos dias antes, el 26 de octubre de 1958, el humo blanco que anunciaba la noticia de la eleccion papal fue visto emerger de la chimenea de la Capilla Sixtina. Pero transcurrieron los minutos y ningun papa salio a los balcones a impartir su bendicion. Esta curiosa circunstancia fue dada a conocer tanto por las radios como por los corresponsales de prensa que aquel dia se arremolinaban en torno a la plaza de San Pedro.

 

1. Cooney, John, op. cit.

La Guardia Suiza fue desplegada para rendir honores al recien elegido pontifice. La muchedumbre, incluso, pudo ver a los car denales tras las ventanas del palacio Apostolico, algo no permitido si el conclave todavia se encuentra reunido. Durante unos minutos todos pensaron que el nuevo papa habia sido elegido, y el nombre de Giuseppe Siri estaba en boca de todos. Éste es el in forme emitido al respecto por la agencia Associated Press el 27 de octubre de 1958:

Los cardenales votaron el domingo sin llegar a elegir a un nuevo papa. Una señal de humo mezclado hizo parecer, durante alrededor de media hora, que el sucesor de Pio XII habia sido elegido. Los 200.000 romanos y turistas que abarrotaban la plaza de San Pedro estuvieron seguros de que la Iglesia tenia un nuevo pontifice. Millones de personas que escuchaban la radio a traves de toda Italia y Europa tampoco albergaban dudas. Oyeron al portavoz del Vaticano gritar exultante: «Ha sido elegido Papa».

Las escenas vividas alrededor del Vaticano eran de una confusion increible. El humo blanco de la pequeña chimenea es la señal tradicional que anuncia la eleccion de un nuevo Papa. El humo negro in dica que aun no se ha llegado a un acuerdo. Dos veces durante el dia el humo salio de la chimenea. A mediodia, el humo, al principio, salio blanco pero rapidamente se torno indiscutiblemente negro. Ésta era la prueba de que los cardenales no habian podido elegir en las dos primeras votaciones. Al anochecer, el humo blanco salio de la delgada chimenea durante cinco minutos. Para todo el mundo esta fue la prueba de que ya habia un sucesor para Pio XII.

Las nubes de humo fueron iluminadas por los reflectores que enfocaban la chimenea de la Capilla Sixtina. «Bianco\ Bianco\», grito la muchedumbre.

Radio Vaticana anuncio que el humo era blanco. El presentador declaro que, probablemente, los cardenales estaban realizando en ese momento los ritos de adoracion para el nuevo supremo pontifice. Radio Vaticana insistio durante mucho tiempo en que el humo era blanco.

Incluso los altos funcionarios del Vaticano, Callon di Vignale, gobernador del conclave, y Sigismondo Chigi, comisario del mismo, se apresuraron a tomar las posiciones que les estaban asigna das. La Guardia Palatina fue llamada y se les ordeno prepararse para ir a la basilica de San Pedro, ante el anuncio del nombre del nuevo Papa. Pero antes de que alcanzaran la plaza se les mando que regresaran a sus cuarteles. La Guardia Suiza tambien fue alertada.

Chigi, en una entrevista concedida a la radio italiana, dijo que la incertidumbre reinaba en el palacio. Agrego que esta confusion persistio no solo despues de que se hubiera disipado el humo sino incluso despues de que se recibiera confirmacion desde dentro del propio conclave de que era humo negro lo que se habia pretendido soltar. Dijo que habia estado en otros tres conclaves y nunca antes habia visto un humo de color tan variado como el de ese domingo. Informo a los periodistas que intentaria hablar con los cardenales sobre la confusion del humo con la esperanza de que algo se pudiera hacer de cara al lunes para que no se repitiera la situacion.

Los sacerdotes y todos los que trabajaban en el recinto del Vaticano vieron el humo blanco. Comenzaron a prorrumpir en vitores. Agitaban de modo entusiasta sus pañuelos y las siluetas de los conclavistas —los ayudantes de los cardenales— les respondian desde detras de las ventanas del palacio Apostolico. Posiblemente ellos tambien creian que se habia elegido al Papa.

La muchedumbre aguardaba en la agonia del suspense. Por lo comun, cualquier Papa elegido apareceria en el balcon en el plazo de veinte minutos. La multitud espero una media hora y comenzo a preguntarse si el humo era realmente negro o blanco. La duda se extendio rapidamente. Muchos comenzaron a alejarse, pero aun reinaba la confusion y el desconcierto. Los medios de comunicacion de todo el mundo ya habian propagado la noticia de que se habia elegido a un nuevo pontifice.

Miles de llamadas telefonicas se recibieron en el Vaticano, saturando la centralita. Segun pasaba el tiempo y las dudas aumenta ban, todos se formulaban la misma pregunta: «¿Negro o blanco?».

Despues de una media hora, las radios se limitaban a comentar que la respuesta seguia siendo incierta. Solo una vez cumplido el tiempo en el que el nuevo Papa deberia haber aparecido en el balcon sobre la plaza de San Pedro, se pudo estar seguro de que la votacion tendria que reanudarse el lunes a las 10 de la mañana.2

 

2. The Houston Post, 27 de octubre de 1958.
 


«GREGORIO XVII»
Segun los defensores de la teoria de la conspiracion, a la cabeza de los cuales se encuentra el antiguo asesor del FBI Paul L. Williams,3 toda esta confusion no se habria debido a un malentendido, sino a la eleccion efectiva durante aquella votacion del cardenal Giuseppe Sin como papa, del que incluso se sabria el nombre que iba a elegir: Gregorio XVII. Sin embargo, un grupo de cardenales progresistas habria detenido la proclamacion de Siri como pontifice alegando que su eleccion como papa supondria un baño de sangre en la Europa del Este. Para sostener esta teoria, cuyo fin habria que buscarlo en los intentos de los sectores ultraconservadores de la Iglesia de restarle legitimidad a las reformas de Juan XXIII, Williams se remite a diversos documentos desclasificados del Departamento de Estado estadounidense.4

La llegada de Juan XXIII a la Santa Sede supuso un autentico cambio de rumbo. Angelo Roncalli se comporto siempre como un pastor, es decir, como un hombre en contacto directo con los demas y con sus problemas. Como papa rompio con todos los aislamientos: del pontifice con la curia, de la curia con la Iglesia y de la Iglesia con el mundo. El nuevo papa fue saludado con satisfaccion desde el Kremlin, donde le veian como un «genuino socialista» con «manos de campesino».5

3. Williams, Paul L., The Vahean Exposed: Money, Murder, ana the Mafia, Prometheus Books, Nueva York, 2003.

4. Ibid.

5. Manhattan, Avro, Murder in the Vatican, op. cit.


La noche en que fue elegido papa, Juan XXIII le pidio al cardenal Nasalli que se quedara con el a cenar. Éste le respondio: «San tidad, la costumbre es que los papas coman solos». «Comprendo», replico Roncalli, «que como papa tampoco van a dejarme hacer lo que me apetezca». «¿Puedo traer champan, Santidad?», le pregunto Nasalli. Y Juan XXIII contesto: «Si, si, espero que al menos eso no este prohibido. Y, por favor, no me llame Santidad, que cada vez que lo dice me parece que me esta tomando el pelo».

El nuevo papa pronto empezo a sufrir de frecuentes y violentas pesadillas fruto de las presiones de su cargo.6 Lo cual no es de extrañar, ya que en los primeros cien dias de su pontificado tomo una serie de decisiones verdaderamente cruciales para el devenir de la Iglesia, como la de tener que escoger a alguien para el cargo de secretario de Estado —vacante desde 1944—, que finalmente recayo en el cardenal Domenico Tardini. Sin embargo, su decision mas significativa fue la convocatoria del II Concilio Vaticano, hecha publica el 25 de enero de 1959, tan solo 89 dias despues de su eleccion como papa. Tambien asombro a la curia al afirmar que la cruzada contra el comunismo habia fracasado largamente, y ordeno a los obispos italianos que se mantuvieran «politicamente neutrales». La CÍA vio con espanto y preocupacion como el papa ordenaba que el libre acceso al Vaticano de los agentes estadounidenses debia cesar. El temor de los norteamericanos se incremento cuando supieron que Juan XXIII habia comenzado a sembrar las semillas de una politica de acercamiento al Este de Europa e intentaba un cauteloso dialogo con Nikita Krushchev, el lider sovietico.


6. Frattini, Eric,op.cit.


AGGIORNAMENTO
De igual forma, Juan XXIII inicio una eficaz purga que alejo del Vaticano a la vieja guardia de ultraconservadores que habian constituido la corte de Pio XII. Ademas, la convocatoria del II Concilio Vaticano supuso uno de los mayores impulsos reformadores de la historia de la Iglesia. El concilio consto de cuatro se siones: la primera de ellas la presidio el propio Juan XXIII en el otoño de 1962. (El papa no pudo ver la conclusion de sus trabajos, ya que fallecio un año despues.) Eas otras tres sesiones fueron convocadas y presididas por su sucesor. Pablo VI, que clausuro el concilio en 1965.

El II Concilio Vaticano fue el gran acontecimiento de la era moderna en el ambito de la Iglesia catolica. Se pretendio que fuera un aggiornamento (puesta al dia) de la Iglesia, renovando los elementos que mas necesidad tuvieran de ello y revisando el fondo y la forma de todas sus actividades.

En el campo de las relaciones del Vaticano con la politica italiana, el breve pontificado de Juan XXIII supuso un vuelco definitivo en la situacion. Durante este periodo el Partido Democratacristiano perdio definitivamente la posicion de privilegio que habia ostentado desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la muerte de Pio XII. En este caso, no estamos hablando de un apoyo meramente ideologico o espiritual, sino tambien economico. El nuevo pontifice no estaba ni mucho menos tan predispuesto como su predecesor a colaborar con la CÍA en el proposito de convertir a la Democracia Cristiana en el dique de contencion del comunismo italiano. Ello, unido a otros factores, desemboco en la dimision, el 2 de febrero de 1962, del primer ministro Amintore Fanfani, que dejaria paso a un gabinete de coalicion entre la Democracia Cristiana y los socialistas de Pietro Nenni. Dio comienzo asi una etapa de la politica italiana conocida como la apertura alla sinistra (apertura a la izquierda), caracterizada por una sucesion de gobiernos de coalicion entre democratacristianos e izquierdistas moderados.7

Las elecciones generales celebradas en Italia el 28 de abril de 1963 supusieron un descalabro para la Democracia Cristiana, que perdio 13 escaños, mientras que reafirmo el poder del Partido Comunista, que vio incrementada su cuenta electoral en 25 escaños, lo que le convirtio en una fuerza que empezo a ser tenida muy en cuenta a partir de ese momento en la politica italiana.

7. Stearns, Peter N., The Encyclopedia of Worid History, Houghton Muffin ComPany, Nueva York, 2001.

 

Regresar al Indice

 

 


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información