Cristianos

Capítulo 35

La Reconciliación

Conozcamos a la Iglesia Católica y su Doctrina

 
Capítulo 35
 
 
El Catecismo declara que el católico que se reconcilia con Dios, simultáneamente se reconcilia con la Iglesia Católica:
"El perdón de los pecados reconcilia con Dios y también con la Iglesia" (p. 418, #1462).
Una vez más, la Biblia y el Catecismo se oponen entre sí. La Palabra de Dios enseña la necesidad de la reconciliación con Dios, pero no con una iglesia:
"Y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz".
Colosenses 1:20

"Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación".
2 Corintios 5:18
El apóstol Pablo oró para que la gente se reconciliara con Dios, pero nunca oró para que se reconciliara con la Iglesia Católica:
"Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios".
2 Corintios 5:20
El mismo apóstol Pablo predicó:
"Y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades".
Efesios 2:16
El tema de la Biblia
El tema de toda la Biblia es que el hombre es reconciliado con Dios por medio de la sangre de Jesucristo que fue derramada por nosotros. En el Antiguo Testamento es anunciado y en el Nuevo Testamento se cumple.
El tema central de la fe cristiana es la hermosa historia del hombre pecador que es reconciliado con el Dios santo y justo mediante la sangre de Cristo Jesús:
"Así que, como por la transgresión de uno (Adán) vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno (Cristo) vino a todos los hombres la justificación de vida".
Romanos 5:18
La reconciliación con Dios es bíblica, pero la reconciliación con la Iglesia Católica es una tradición de hombres.
El Catecismo amenaza que si usted no está reconciliado con la Iglesia Católica, quizá usted no irá al cielo. Puesto que no se encuentra en la Biblia, �quién les dio autoridad para crear esa doctrina?
�Es ésta otra doctrina formulada por hombres para mantener a la gente en sujeción a la Iglesia Católica? Aunque ciertamente eso es lo que parece ser, usted tendrá que hacer la decisión final.
�Con quién se reconciliará usted?
Aunque la Biblia declara que nuestro destino eterno se determinará según si nos hemos reconciliado con Dios o no, en la actualidad millones de católicos viven con el temor de morir sin estar reconciliados con la Iglesia Católica, pero no temen morir sin estar reconciliados con Dios.
Si Dios realmente quiso decir lo que declara en su Palabra, usted, como católico fiel, está cometiendo un error que lamentará toda la eternidad.
Conclusión
Hay tres preguntas adicionales en las cuales debe meditar:
  1. Si una persona se ha reconciliado con el Dios del universo, �importa realmente si él o ella se ha reconciliado con la Iglesia Católica?
  2. Si en verdad su destino eterno dependiera de su reconciliación con una iglesia, �omitiría Dios esa vital información en su Palabra?
  3. �Por qué una vez más la doctrina católica contradice la doctrina bíblica, y aun las palabras de Jesucristo?
�Qué hará usted? �Le preocupa más estar reconciliado con Dios, o con la Iglesia Católica?
"Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida".
Romanos 5:10

 

 

 

Derechos Reservados © ElHijodeDios, Inc.