descargar musica celular

Guerra Espiritual

CAPÍTULO TRECE

PARALELOS NATURALES DE LA GUERRA ESPIRITUAL

<<< ARMAS OFENSIVAS - PLAN DE DIOS PARA LA BATALLA


OBJETIVOS:

Al concluir este capítulo serás capaz de:

Escribir el versículo llave de memoria.

Explicar por qué la “guerra” es usada para explicar el conflicto entre el bien y el mal.

Resumir los principios naturales de la guerra aplicables a la guerra espiritual.

Aplicar principios naturales de la guerra en el reino espiritual.

VERSÍCULO LLAVE DE LAS CLÁUSULAS DE LA GUERRA:

“Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que, conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia” (1 Timoteo 1:18).

 

INTRODUCCIÓN

La Iglesia primitiva vio su experiencia espiritual en términos de una guerra. La protección es descripta como la “armadura de Dios”. La Palabra de Dios es comparada con una “espada”. Los ataques de Satanás son dardos y la fe es la “buena batalla”. A los creyentes se les dice que peleen “la buena batalla”.

¿ Por qué Dios escogió el ejemplo de la guerra natural para describir lo que está sucediendo en el mundo del espíritu entre las fuerzas del bien y del mal? La respuesta se encuentra en un principio bíblico básico: principios naturales de la verdad espiritual. Dios usa los principios naturales para explicar lo que está sucediendo en el mundo del espíritu. Podemos entender lo que vemos en el mundo natural. Cuando se trazan paralelos entre algo en el mundo natural y el mundo espiritual, entonces podemos entender lo espiritual mediante lo natural.

Jesús utilizó este principio con frecuencia. Él usó el ejemplo de la cosecha natural para ilustrar la gran cosecha espiritual a  la cual estaba llamando obreros. Existen muchos paralelos entre la cosecha natural y la cosecha en el mundo espiritual.

Lo mismo es cierto en relación con la guerra. Existen muchos principios de la guerra natural que han sido estudiados y aplicados por expertos en la guerra física. Estos principios naturales son aplicables en el mundo espiritual. Este capítulo presenta principios de la guerra natural y los aplica en el reino espiritual. Revela por qué Dios  usa la guerra natural para describir la guerra espiritual en la cual los creyentes están comprometidos.

ver videos musica cristiana

conocer amigos cristianos

PARALELOS NATURALES DE LA GUERRA ESPIRITUAL

Aquí están los principios naturales de la guerra que son paralelos en la batalla espiritual:

LA DEFINICIÓN DE GUERRA:

Una simple definición de guerra en el mundo natural es “un acto de fuerza que busca obligar a nuestro enemigo a hacer nuestra voluntad”. Esta definición es también aplicable en el mundo espiritual. Satanás está constantemente usando las fuerzas del mal para obligarte a hacer su voluntad.

UN ESTILO DE VIDA GUERRERO:

Cuando una nación está en guerra, el estilo de vida de esa nación se ve afectado. Los hombres abandonan sus trabajos para pelear por su nación. Pasan horas en preparación y entrenamiento. Se retiran fondos de la economía para ayudar en la batalla. Los residentes están alertas a la invasión y guardias extras se colocan en las fronteras nacionales.

En el mundo espiritual muchos creyentes están totalmente desprevenidos de la guerra que se está realizando alrededor de ellos y no han adoptado un estilo de vida guerrero. Las congregaciones tienen programas y fiestas pero no tienen un plan de batalla. Viven en el lujo y la tranquilidad mientras el enemigo está reclamando las almas de incontables hombres y mujeres sin Jesucristo. Miembros de la congregación están desanimados, deprimidos, y viven en pecados de la carne. Son víctimas de una guerra que ni siquiera saben que existe.

Debes entender: ¡Estamos en guerra! Debemos adoptar un estilo de vida guerrero en el mundo del espíritu. La guerra espiritual debe convertirse en el centro de nuestras vidas. Debemos pasar tiempo en preparación y entrenamiento. Debemos aprender de y poner en uso nuestras armas espirituales.

Debemos dedicar riqueza material para extender el mensaje del evangelio para reclamar naciones que están siendo amenazadas por Satanás. Deberíamos estar alertas a la invasión del enemigo y colocar guardias extras en las fronteras de nuestro corazón, mente, lengua, alma, espíritu, hogar, comunidad, e iglesia. Estamos en guerra, y nuestro estilo de vida en el plano del espíritu debe reflejarlo.

EL OBJETIVO DE LA GUERRA:

El objetivo principal de la guerra en el mundo natural es la victoria sobre el enemigo. Este es también el objetivo principal en el mundo espiritual. Para lograr la victoria en el mundo natural, existen muchos objetivos de corto plazo que deben alcanzarse. Las batallas individuales deben ser ganadas y reclamarse territorios. Cada una de estas batallas individuales contribuye al objetivo final de la victoria.

Lo mismo es cierto en el mundo espiritual. Nuestro objetivo a largo plazo es la victoria sobre el enemigo. Pero debemos convertir este objetivo de largo plazo en objetivos más específicos. Debemos conocer los objetivos que Dios tiene para nosotros en la guerra espiritual en nuestra familia, congregaciones, comunidad, y nación. Debemos identificar el territorio específico que nos fue asignado para la conquista.

Cada soldado en un ejército natural tiene una posición diferente y responsabilidad en la batalla. Lo mismo es verdad en el mundo espiritual. Debes identificar objetivos personales lo cuales contribuirán al objetivo general de la victoria. El comandante de la batalla asigna objetivos a los soldados en el mundo natural. Dios es tu comandante en la batalla espiritual y Él ha establecido objetivos espirituales específicos para ti como un soldado cristiano.

testimonios cristianos en video

libertad a los cautivos

Descargar Libro

El Vino a dar Libertad a los Cautivos

ENTRENAMIENTO BÁSICO:

Conocer los objetivos para la guerra no es suficiente. Un soldado debe recibir entrenamiento básico en cómo alcanzar estos objetivos. En el mundo natural este entrenamiento incluye aprender sobre el enemigo, sus tácticas, cómo utilizar las armas de guerra, y el plan de batalla.

En el mundo espiritual los creyentes generalmente entran en el campo de batalla sin este entrenamiento básico. No entienden las tácticas del enemigo. No están alertados de sus armas espirituales y sobre cómo usarlas y no han estudiado el plan de batalla (la Palabra escrita de Dios).

En el mundo natural, enviar un soldado al campo de batalla sin el entrenamiento básicos resulta en la derrota. Lo mismo es cierto en el mundo del espíritu. Debes ser entrenado en guerra espiritual si has de experimentar la victoria. Cuando un soldado entra en el entrenamiento básico en el mundo natural, él deja la vida civil atrás. No está más comprometido con los asuntos civiles sino que está comprometido con el ejército en el cual está enlistado.

En el reino espiritual, en orden a pelear una buena batalla no debemos estar comprometidos en los asuntos de la vida. No somos ciudadanos civiles de este mundo presente. Somos guerreros del Reino de Dios:

“Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado” (2 Timoteo 2:3-4).

PROPAGANDA:

Las naciones enemigas siempre difunden propaganda falsa (información) sobre cada una. Satanás también inyecta falsa propaganda en tu mente si tú se lo permites. Aprenderás más sobre esto cuando estudies “La Batalla en la Mente” en el capítulo 15.

PROPUESTAS DIPLOMÁTICAS:

Una de las estrategias de las naciones en guerra es debilitar al enemigo mediante propuestas diplomáticas. Estas son sugerencias de compromiso. Mediante tales propuestas cada nación trata de ganar ventaja sobre la otra. En la batalla espiritual, Satanás trata de lograr que los creyentes se envuelvan en el pecado. Él sabe que semejante “diplomacia” resultará en debilidad espiritual.

INTELIGENCIA:

Cuando las naciones están en guerra, existe siempre una intrincada organización de inteligencia. Cada lado tiene fuerzas de inteligencia dedicadas a reunir información del otro. Las fuerzas de inteligencia reúnen y analizan toda la información disponible sobre el enemigo. Comunican lo que han aprendido a los soldados comprometidos en el combate.

En la guerra espiritual tu conocimiento sobre el enemigo y sus tácticas son vitales para la victoria. La Biblia es tu “manual de inteligencia” que revela información sobre el enemigo. En la medida que aprendes de las estrategias de Satanás y las estrategias bíblicas de enfrentamiento, debes comunicar éstas a otros soldados cristianos. Satanás también reúne información sobre ti también. Aprende sobre tus puntos débiles y los convierte en objetivos de ataques ofensivos.

 

GUERRA OFENSIVA Y DEFENSIVA:

Los ejércitos en el mundo natural usan tanto estrategias ofensivas como defensivas. Como has aprendido, la guerra ofensiva es un avance agresivo contra el enemigo. Guerra defensiva es cuando el enemigo ataca y tú debes defender tu territorio.

Has aprendido que paralelos de la guerra tanto ofensiva como defensiva existen en el mundo espiritual. Cuando Satanás ataca debes usar guerra espiritual defensiva. Cuando estás reclamando nuevo territorio para Dios, tal como cuando compartes el evangelio con aquellos que nunca lo han escuchado todavía, estás llevando adelante guerra ofensiva. Estás reclamando nuevo territorio en el nombre del Señor Jesucristo.

Un gran general en el mundo natural una vez le dijo a sus tropas “no vamos a cavar trincheras y esperar por el enemigo que venga a dispararnos.  Vamos a movernos adelante, y movernos rápido” (una trinchera es un agujero en el suelo en el cual un soldado puede esconderse). El general dijo “ cuando cavas una trinchera, cavas una tumba. Cuando estás en ese agujero y disparas al enemigo, él sabe tu localización exacta... nos mantendremos moviéndonos y el enemigo siempre golpeará donde estuvimos y no donde estamos” este general no creía en la defensa. Su teoría era que si el enemigo estaba constantemente bajo ataque, no habría ninguna necesidad de defenderse. El se dio cuanta que la fuerza moviéndose en guerra ofensiva tenía ventaja sobre las fuerzas de defensa. Él dijo, “pelearemos en nuestros términos y ganaremos”.

En la guerra espiritual, el que entiende el objetivo de la guerra como la derrota del enemigo no será fácilmente reducido a una posición defensiva. Para ganar victoria total, frentes ofensivos son necesarios.

ARMAS:

En cada guerra hay armas que son usadas. Pueden ser armas simples como los son la lanza o arco y flecha, o pueden ser armas complejas como un sistema de mísiles. El soldado debe conocer qué armas están disponibles para el uso y cómo usarlas. Algunas armas están específicamente designadas para la guerra defensiva mientras que otras lo son para la guerra ofensiva.

Esto es también verdadero en el mundo espiritual. Como un soldado cristiano debes estar enterado de tus armas espirituales y saber cómo usarlas. Como has aprendido, hay armas espirituales tanto ofensivas como defensivas. La diferencia es que tus armas son armas espirituales. Nunca trates de usar inefectivas armas naturales para pelear batallas espirituales.

ATAQUES SORPRESA:

Terrorismo, sabotaje, y emboscadas son todos ataques sorpresa y son métodos usados por los ejércitos naturales en guerra. Estos métodos tienen dos cosas en común: primero, son métodos violentos ofensivos. Segundo todos tienen un elemento de sorpresa. El objetivo al cual tales asaltos son dirigidos es a atrapar desprevenidos y no preparados. La confusión y la derrota resultan frecuentemente.

Como los terroristas que sabotean y emboscan, Satanás también usa los métodos de ataques violentos, ofensivos y sorpresas. Te atacará cuando menos lo esperes en áreas de tu vida que no estén protegidas. No asumas que el enemigo te proveerá con advertencias de sus ataques. Esto no sucede en el mundo de la guerra natural. Ni sucederá en el mundo espiritual.

BATALLAS DECISIVAS:

En cada guerra hay “batallas decisivas”. Éstas son batallas que determinan el resultado de toda la guerra. Las batallas decisivas son importantes por el territorio que está envuelto en la batalla. Si un ejército gana control de cierto territorio estratégico él puede ganar control de los territorios circundantes. En la guerra espiritual éstas son también batallas decisivas. Por ejemplo, si fallas en la batalla de la mente y lengua ello afectará tu alma, espíritu, corazón, y posiblemente todo tu cuerpo.

En el mundo natural, la mayor concentración de tropas es enviada a una batalla decisiva. En el mundo espiritual esto también debe ser cierto. Se requiere de la concentración de tus recursos espirituales en las ubicaciones estratégicas para una guerra exitosa. Esto también es cierto en términos de la difusión del evangelio. Hay tiempos en los cuales la cosecha espiritual es cosechada en áreas geográficas llave del mundo y las fuerzas evangelísticas deben ser concentradas en ese campo.

Desdichadamente, esto no siempre es así. La mayor concentración de ministros en el presente está en los Estados Unidos de América en los cuales hay una iglesia en cada comunidad y programas de radio y televisión cristianos fácilmente accesibles a cada hogar. En las restantes naciones del mundo está la mayor concentración de población y hay muchos grupos que están más allá del testimonio cristiano efectivo. Hay muy pocos ministros entrenados allí para alcanzarlos. El enemigo está montando batallas decisivas en muchas de estas naciones, combatiendo por los corazones, mentes, y almas de hombres y mujeres. Mientras tanto, nuestras fuerzas espirituales están concentradas en cualquier otro lado.

COMUNICACIÓN:

La comunicación es muy importante en el mundo natural. Las tropas deben ser capaces de comunicarse con su comandante para recibir instrucciones y aliento. El enemigo tratará de estorbar la comunicación entre las tropas del frente y su líder, sabiendo que esto resultará en fracaso en el campo de batalla.

En la guerra espiritual, Satanás trata de destruir tus líneas de comunicación. Tratará de evitar que ores y que leas la Palabra de Dios, ya que éstas proveen de instrucción y aliento en la guerra espiritual. Si estás tan ocupado en la guerra que dejas de lado la comunicación con el Comandante, puedes ser fácilmente derrotado. El ministerio cristiano es un medio legítimo de combatir con el enemigo. Pero si careces de poder espiritual, deja de ser efectivo. Tu poder en las líneas de frente viene de la comunicación con el Comandante de la batalla. Debes constantemente recibir Sus instrucciones y aliento mediante la oración y el estudio de Su Palabra.

OBJETIVOS:

En la guerra en el mundo natural existen dos tipos de objetivos: objetivos móviles (tales como los botes, aviones, tanques, o tropas) y objetivos estacionarios (tales como los depósitos de armas, los cuarteles de tropas, etc.). Los objetivos móviles son la mayor amenaza en la guerra natural porque son ofensivos. Están en movimiento para conquistar territorio.

En el mundo espiritual, Satanás está más preocupado sobre los objetivos móviles. Convierte en blanco al hombre y la mujer que agresivamente se está moviendo en el campo de batalla de la guerra espiritual para conquistar las fuerzas enemigas. Satanás atacará objetivos estacionarios también (creyentes que no están involucrados en guerra ofensiva). Pero recuerda, cuando estás en el mover de Dios, eres un objetivo principal para Satanás. Quiere derrotar tus avances para reclamar las armas de los hombres cautivos y mujeres dentro de su territorio.

ATAQUES Y CONTRAATAQUES:

En la guerra natural cuando una parte ataca, la otra contraataca. Un contraataque es un intento de detener a las fuerzas del enemigo de avanzar y recuperar territorio perdido. Satanás contraataca cada movimiento ofensivo realizado por los creyentes. Cuando decides orar más, leer la Palabra de Dios, o entrar en un ministerio, él inmediatamente dispondrá un contraataque para evitar que avances. Si estás advertido de esta estrategia de contraataque estarás preparado y no estarás fuera de guardia.

En términos militares, hay básicamente tres formas de ataque. Ataques similares son lanzados por el enemigo en el reino espiritual.

1.     Ataque frontal: éstos son ataques frontales directos. Las tentaciones de Satanás son como un asalto frontal en el mundo natural. Estos ataques espirituales directos deben ser confrontados resistiendo a Satanás lo que le provoca huir.

2.     Un sitio o asedio: un sitio o asedio en el mundo natural es cuando el enemigo toma control de territorio que no le pertenece. El yugo espiritual es similar a un sitio o asedio en el mundo natural. El enemigo penetra a través de tus muros y parte de tu vida es puesta bajo su control. El no posee el área, pero evita que funciones propiamente para la gloria de Dios. La manera de lidiar con el asedio espiritual o sitio es usando los poderes de atar y desatar aprendidos en este curso. El enemigo debe ser atado y el área de la vida bajo su control desatada de su poder.

3.     Invasión y ocupación: cuando un enemigo invade en el mundo natural, él ocupa y controla un territorio. Esto es similar a la posesión demoníaca en el mundo del espíritu. Los persona no salva o la que ha recaído está bajo el control de un espíritu maligno el cual ha entrado para poseerla. La manera de tratar con este tipo de ataque es atar al enemigo y expulsarlo.

MOVILIDAD:

En orden a ser efectivos en la guerra natural, un ejército debe ser móvil. Las fuerzas deben ser capaces de moverse al lugar en el cual la acción ofensiva se toma. Si son atrapadas y mantenidas inmóviles por el enemigo, son inefectivas.

La movilidad es un requisito en el mundo natural si has de llevar adelante las órdenes de “ir a todo el mundo y predicar el evangelio”. ¿ Eres un soldado cristiano que está inmovilizado por el enemigo o estás activo persiguiendo el mandamiento de avanzar con el mensaje del evangelio?

Un soldado no se pone una armadura y toma sus armas tan sólo para sentarse confortablemente en casa en frente de un fuego. Él no solamente se prepara para la batalla, va al campo de batalla. Algunos soldados cristianos se preparan para la batalla, pero nunca dejan la seguridad de su hogar o congregación para ir al campo de batalla. La guerra está sucediendo en las calles de nuestras ciudades. Está sucediendo en las villas todavía no alcanzadas con el mensaje del evangelio. No importa qué tan preparados estamos espiritualmente, nunca ganaremos la batalla a menos que seamos capaces de movernos para el Señor Jesucristo.

Un soldado no gana habilidades como guerrero estudiando solamente los libros sobre la guerra. Avanza en las habilidades mediante la experiencia en el campo de batalla. Estudiar de tu manual de guerra espiritual (la Biblia) es importante, pero la batalla jamás será ganada a menos que pongas en práctica lo que has aprendido. Habilidad en la guerra espiritual viene mediante la experiencia y  la aplicación, así como sucede en el mundo natural.

COOPERACIÓN:

La guerra es un esfuerzo de equipo. Los soldados deben cooperar unos con otros en su esfuerzo por derrotar al enemigo. Deben estar bajo la dirección de un comandante. Se mueven adelante como un frente unido. No combaten en su propio nombre, sino en nombre de su país. Los creyentes deben aprender a cooperar en la arena de la guerra espiritual. En lugar de pelearnos unos con otros, necesitamos concentrarnos en el ataque contra el enemigo.

En el mundo natural cuando un soldado es herido, sus amigos hacen todos los esfuerzos para rescatarlo. Cuando las tropas avanzan, se mueven como una unidad. No dejan a los débiles detrás, sino que los colocan en el centro junto con guerreros fuertes delante y detrás hasta que el débil se ha recuperado de sus heridas.

El ejército cristiano tiene la tendencia de disparar a sus propios heridos. Cuando un creyente cae en una batalla chismorreamos sobre él o lo abandonamos. En su lugar, debiéramos rescatar a estos heridos espirituales y rodearlos con nuestra fuerza. Las fuerzas de Dios deberían avanzar como un frente unido, no como un grupo desordenado con guerreros heridos que caen y mueren por el costado.

No estamos peleando en nuestro nombre propio. Estamos peleando en el nombre del Señor Jesucristo. No estamos peleando para nuestro propio provecho. Estamos peleando a favor de nuestra nación espiritual, el Reino de Dios.

OBEDIENCIA:

Un soldado en el campo de batalla en el mundo natural no hace lo que le place. Sigue órdenes del comandante. Se requiere obediencia total. No hay nada de mayor importancia en la guerra que la obediencia. Lo mismo es verdadero en el reino espiritual. Si has de ser efectivo en la guerra espiritual, debes seguir las instrucciones de tu Comandante. Debes estar en total obediencia a Él.

VALOR:

Un gran general en el mundo natural una vez dijo “si estás temeroso de ser disparado, ya estás batido antes de comenzar... temer mata más personas que la muerte”. No temas al fracaso en la guerra espiritual. Si estás temeroso de ser herido por el enemigo, estás derrotado antes de comenzar.

El valiente general también dijo “nunca puede haber derrota si el hombre rehúsa aceptar la derrota. Las guerras están perdidas en la mente antes que estén perdidas en el campo. Ninguna nación fue jamás derrotada hasta que la gente aceptó la derrota”.

A semejanza del mundo natural, no puede haber derrota si rehúsas aceptarla. Las batallas espirituales son perdidas en la mente primero. Rehúsa aceptar la derrota en tu mente.

CONQUISTANDO EL LIDERAZGO:

Un importante general frecuentemente expresaba su deseo personal de combatir al mayor líder enemigo y que el vencedor de la batalla personal decidiera la guerra. Esto también ha sido ya hecho en el reino espiritual por nuestro Comandante. Mediante Su muerte y resurrección, Jesús conquistó el poder del enemigo. El resultado final de la guerra ya está revelado en la Palabra de Dios. Pero las fuerzas rebeldes de resistencia están todavía en la tierra. Jesús conquistó el liderazgo, pero a nosotros nos es dado el objetivo de derrotar a los focos de resistencia.

COMPROMISO:

Al hablar sobre el compromiso un famoso general dijo:

“Somos gente con suerte. ¡ Estamos en guerra! Tenemos la oportunidad de pelear y morir por algo. Muchas personas nunca tienen esa oportunidad. Piensen en todas esas pobres personas que conocen que han vivido y muerto por nada... vidas enteras desperdiciadas en nada más que en comer, dormir, e ir a trabajar...”.

Como creyentes, estamos en guerra en el mundo del espíritu. Tenemos la oportunidad de pelear y morir por algo. No tenemos que pasar nuestras vidas en la monótona rutina de comer, dormir y trabajar. Peleamos para un Reino que no tendrá fin. Peleamos para un Comandante que ya ha conquistado a las fuerzas del enemigo. Nuestra victoria está asegurada. Tenemos algo por lo que vale la pena vivir, pelear, y si somos llamado a ello, también morir por ello.

INSPECCIÓN

1. Escribe el versículo llave de las Cláusulas de la Guerra.

2. ¿Por qué es el ejemplo de la guerra usado para describir el conflicto entre las fuerzas espirituales del bien y del mal?

2. Resume lo que aprendiste en este capítulo relacionado con los principios de la guerra natural que son aplicables a la guerra espiritual.

Definición de guerra.

Estilo de vida guerrero.

El objetivo de la guerra.

Entrenamiento básico.

Propaganda.

Propuestas diplomáticas.

Inteligencia.

Guerra ofensiva y defensiva.

Armas.

Ataques sorpresas.

Batallas decisivas.

Comunicación.

Blancos.

Ataques y contraataques.

Movilidad.

Cooperación.

Obediencia.

Valor.

Conquistar al liderazgo.

Compromiso.

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual).

MANIOBRAS TÁCTICAS

1. Para aprender más de los objetivos de la guerra en el mundo espiritual, lee Mateo 28:18-20, Marcos 16:15-18; Hechos 1:8; Efesios 3:9-11 y Colosenses 1:24-29. Encuentra las respuestas a estas preguntas:

¿Quién ha asignado nuestros objetivos?

¿ Cuáles son los objetivos que nos han sido asignados como iglesia local?

¿ Cuáles son los objetivos asignados a ti personalmente?

2. No es suficiente con aprender principios naturales de la guerra paralelos a aquellos del mundo espiritual. Debes aplicar estos principios en tus propias batallas espirituales. Conocimiento sin aplicación de ese conocimiento es inefectivo.

Revisa lo que has aprendido en este capítulo, luego escribe un párrafo resumiendo cómo planeas aplicar lo que has aprendido sobre los principios naturales a tus batallas espirituales.

invasion espiritualCONTINUAR LEYENDO


descargar mp3Descargar Archivos Cristianos
Audio bible spanish, Libros cristianos gratis en español, Escuchar musica por internet, Predicaciones, Sonidos, Testimonios

religion cristianaLa Trinidad de Dios
Aprenda más acerca de Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo

biblia en lineaLea la Biblia en línea
Estudie cada día la Palabra de Dios

religion cristianaEl Evangelio de Cristo
Evangelize en línea con estas páginas, evangelio de hoy para niños

satanas demoniosEl Infierno
La terrible realidad de un lugar en el centro de este planeta

palabra de diosGuerra Espiritual
Entrenamiento de Guerra Espiritual exclusivo para verdaderos Cristianos



 

Página con derechos Reservados para ElHijodeDios.com, Inc.