La pasada pelea entre los boxeadores Manny Pacquiao y  Floyd Mayweather, Jr., no solo despertó en el interés de muchas personas en todo el mundo sino que también pudimos observar en algunos escenarios el debate entre cristianos sobre si el boxeo es un deporte que un cristiano podría apoyar o disfrutar como cualquier otro entretenimiento o deporte. Algunos se pregunta si es bíblico o no que un cristiano disfrute o práctique este deporte tan violento.

El pastor Sugel Michelen, ofrece una explicación muy breve pero muy sustanciosa sobre qué debe hacer un cristiano con el boxeo: