El primer servicio de oración musulmana se llevó a cabo en el interior de la Catedral de Washington, en días pasados, y fue interrumpida por una mujer cristiana valiente que gritó que “Jesucristo es el Señor”.

En el impactante video que presentamos se puede ver como una mujer valiente proclama el nombre de Cristo y denuncia el pecado en medio de esa reunión ecumenica