Si es grave ver personas del mismo sexo tratando de vivir como parejas, es mucho más grave ver que ahora existen «pastores» homosexuales formando iglesias exclusivamente para homosexuales. 

Las imagenes de video causan mucha tristeza pero a la vez mucha verguenza. La ira de Dios se acerca.