Cristianos

¿CÓMO SABER SI ESTAMOS ENAMORADOS?

Autor: Dr. Howard G. Hendricks

Sexualidad, Noviazgo y Matrimonio
Abuso Sexual
Abuso Sexual Voluntario
Adulterio
Amor
Amor Cibernetico
Consejos para Esposas
Divorcio
Educacion Sexual
Encontrar Novio o Novia
Infidelidad
Masturbacion
Matrimonio Feliz
Noviazgo
Sexo y Noviazgo
Tips para saber si estas enamorado

- Chats Cristianos

- Descargar Libros

- Descargar Música

- Descargar Testimonios

Ver Videos

- Quien es Dios?

- Quién en es Jesucristo?

- Quién es el Espíritu Santo?

- El Poder de la Trinidad de Dios

- El Asombroso Poder de la palabra de Dios, La Biblia hablada y escrita en varios idiomas

- Preguntas y Respuestas Bíblicas

- Temas de Sexualidad, Noviazgo, Matrimonio, Tips y consejos para enamorados

- Chistes Cristianos

- Tratados de Salvación Ilustrados

- Acerca de la Fe

- Relación con Dios

- El Infierno

- Guerra Espiritual

- Como escuchar la Voz de Dios

- El Poder de la Oración

- Oración de Intercesión

- El Evangelio de Cristo

- Contáctanos

Facebook para Cristianos

 

AUTO-EVALUACION. Contesta lo siguiente con sinceridad:

 

Yo sé que estoy enamorado(a) porque……                                    SI  NO

1.- Acepto a la persona que amo en su totalidad                                              __  __

2.- Respeto y venero a esa persona                                                                 __  __

3.- Me doy sin reservas                                                                                  __  __

4.- Acepto toda responsabilidad                                                                     __  __

5.- Deseo estar Siempre a su lado                                                                   __  __

6.- Encuentro placer mas allá de lo físico                                                       __  __

7.- La protejo y me enorgullezco de esa persona                                             __  __

8.- Me identifico con esa persona y le pertenezco verdaderamente                __  __

9.- Siento que nos entendemos el uno al otro                                                  __  __

10.- Experimento estabilidad y crecimiento en nuestras relaciones                 __  __

EL RESULTADO ESTA AL FINAL DE ESTE ESTUDIO

 

“Divorcio concedido…” Esta frase trágica se repite una y otra vez cada día.

            El Dr. James Peterson, profesor de sociología en una prestigiosa universidad, recientemente ha concluido un extenso estudio de un selecto grupo de parejas que han permanecido casadas por lo menos 20 años. Su estudio revela que de cada 100 matrimonios casados por 20 años o más, solamente seis pueden considerarse felices, realizados y satisfechos en sus relaciones conyugales. ¿Por qué, a veces, la desilusión se apodera de las parejas aun en la misma luna de miel? ¿Por qué muchos matrimonios están sufriendo de un caso severo de fastidio?

            No obstante que el matrimonio es una de las más grandes instituciones humanas, es para la que estamos menos preparados. No sabemos verdaderamente lo que es el amor y lo que  realmente es el matrimonio. La palabra más usada y la más mal entendida en nuestro lenguaje de hoy en día, es la palabra amor.

Deseo darles unas bases –algo con lo que puedan medir el amor. Estas normas les ayudarán a saber si están enamorados, y además les ayudarán a medir la calidad de su propio amor que poseen en la vida. La expresión del “amor” es mucho mayor de lo que podemos decir en palabras; por lo tanto, esta guía es mínima.

 

RESPUESTA A LA TOTALIDAD DE UN SER

 

Primera, el amor verdadero involucra una respuesta al ser amado en su totalidad. Uno no se enamora de un cuerpo. Se enamora de una persona.

            En Lucas 2:52 encontramos en resumen del proceso de crecimiento en la vida de Jesús: “Y Jesús crecía en sabiduría (este es el aspecto mental de su crecimiento) y en estatura (este es su aspecto físico), y en gracia para con Dios (aspecto espiritual) y los hombres (social)”. Él era una persona –una persona completa. En la misma manera, el hombre es más que un ser físico.  

            Pero el estudiante universitario, término medio, no puede pensar en el amor sin pensar exclusivamente en el sexo. Estudios hechos entre estudiantes de la presente generación indican que ellos creen que el amor y sexo son iguales en sus extensiones y límites, que son idénticos, pero no es así. No son idénticos en la práctica ni en las Escrituras.

            De acuerdo con las Escrituras, el amor es el más grande componente, en el cual el sexo es sólo un elemento, aunque muy importante. El amor dentro del matrimonio tiene su expresión ideal en el sexo; pero hay muchas cosas que abarcan los componentes del amor que no están orientadas a lo sexual.

En una correcta  relación de amor, uno enriquece la totalidad de la vida de otra persona. En esta clase de relación, un hombre que ha estado casado por 20 ó 40 años sigue ilusionado con su esposa, mucho más que en la primera noche de su luna de miel. ¿Por qué? Porque no se casó con un cuerpo. Si lo hubiera hecho, esa ilusión se habría apagado desde hace mucho, mucho tiempo. El se casó con una persona y cada año que pasa se enriquece. Por lo tanto, su relación es enriquecida.

            Piensen en el pobre muchacho que se casa con el cuerpo de una muchacha, pero después de un poco de tiempo en su matrimonio, descubre que ella tiene un precioso cuerpo, pero es una buena para nada. No puede ni siquiera conversar con ella. Espiritualmente es una niña y ni se preocupa por ello. Socialmente es una inepta. Entonces se da cuenta de mala adquisición, no importa cuán atractiva le pareció al principio. Qué diferencia es encontrar a una persona en todos los aspectos atractiva. Quizá no sea en todos los aspectos atractiva para muchos, pero para uno lo es. Vemos en I Pedro 3 que entre más se desarrolla el vestuario interno del alma de la mujer, más hermosa se convierte.

 

PLACER Y REVERENCIA

 

Segunda, un verdadero amor no solamente es el sentimiento de placer, sino también de reverencia; lo sagrado de una relación se desarrolla. Un estudiante vino a verme, no hace mucho tiempo, y me dijo: - Espero que usted no piense que estoy loco, pero francamente, entre más estoy casado con mi esposa, me da más miedo tocarla. Y con una sonrisa, le contesté: - Hombre, tengo una noticia maravillosa para ti. Ahora realmente estás desarrollando amor.

Al ver a tu esposo o esposa, ¿Has pensado: “Dios me la dio?” Qué sagrada confianza. Dios la hizo especialmente para mí. Yo lo he pensado muchas veces acerca de mi esposa y he dado gracias a Dios por ella.         

            Muchachas, si un muchacho les dice: “Si me amaras, me darías todo”. Ustedes automáticamente se dan cuenta del panorama. Si alguna vez un hombre les pide algo que está fuera de la voluntad de Dios, que les haga perder el respeto propio, y que haga que él les pierda respeto, entonces eso no es amor. ¿Cuántos de nosotros hemos conocido a alguien que ha aprendido esto en el “laboratorio” más difícil, con la “colegiatura” más alta?

            Muchos de ustedes, muchachos, tienen una doble norma de conducta: Una para las chicas con que pasean y otra para la chica con quien quieren casarse. Ustedes quieren casarse con una muchacha virgen, pero menosprecian y destruyen a la chica de otro. Para mí, esto es vulgar e hipócrita. No existe lo sagrado en esta clase de relación.

 

DARSE A SI MISMO

 

            Hay una tercera norma. El verdadero amor tiene la calidad de darse a sí mismo. Dios amó tanto al mundo que DIO. Puedo saber cuando una pareja está enamorada, porque para cada uno de ellos el propósito primario no es explotar, sino enriquecer al otro. Cada uno desea dedicar su completo ser para enriquecer al otro.

Muchos sólo están enamorados de sí mismos. El paquete más pequeño de todo el mundo es la persona que está envuelta consigo misma. Pero en el verdadero amor, una persona piensa más en la felicidad de otros que en la suya misma. Si un joven va al matrimonio con la pasión suprema en la vida de satisfacer completamente a su esposa, y si la joven va al matrimonio con el único y exclusivo propósito de satisfacer plenamente a su esposo y los dos se han entregado totalmente para satisfacer a Jesucristo, entonces se tienen los ingredientes para un matrimonio cristiano ideal.

 

RESPONSABILIDAD Y GOZO

 

Cuarta, el amor involucra el deseo de tomar una responsabilidad, así como de aceptar el gozo. Una persona constantemente debe preguntarse a sí misma, no qué es lo que va a sacar de su relación, sino qué es lo que va a dar a ella.

¿Qué es lo que buscan en un compañero?

¿Con qué clase de persona podrían gozarse todo el resto de la vida? ¿Cuántas de estas cualidades tienen ustedes? Como ven, el matrimonio no es sólo el encontrar al compañero adecuado –consiste en encontrar a la persona  correcta.

La responsabilidad en el amor demanda una entrega. La pareja debe entregarse a Jesucristo, y a cada uno respectivamente, y al hecho de que nunca considerarán el divorcio como una sabia opción. Si una pareja considera al divorcio como una opción válida, cuando los problemas aparezcan será un medio de escape. Pero si ellos no consideran el divorcio como una alternativa, aprenderán a resolver sus problemas.

 

DOLOR EN LA SEPARACION

 

Quinta, el verdadero amor se caracteriza por el extraordinario gozo que se experimenta al estar en compañía de la otra persona, y por el dolor en la separación. El magnetismo  se desarrolla en el amor. No se aburren el uno del otro. Una de las escenas más deprimentes que yo conozco es ver a una pareja que va al matrimonio tan entusiasmada el uno del otro y dentro de 6 meses o 6 años difícilmente pueden tolerarse.

En  la relación  del verdadero amor no se puede estar lejos del compañero por períodos largos de tiempo sin sentir que algo hace falta. Pero debe haber un balance. Una relación madura puede soportar una separación. Una mujer está emocionalmente lisiada cuando no puede soportar que se esposo esté lejos de ella por cinco minutos o por dos días o por dos meses.

Yo tengo la necesidad de estar lejos de mi esposa más tiempo de lo que quisiera. Esto no lo he escogido yo, sino por mandato. El saber que nos separamos el uno del otro legítimamente, porque los dos estamos entregados a Jesucristo, y a la misma comisión en la vida, lo hace tolerable. Pero en cada oportunidad que tengo, voy a casa, con mi esposa y nada puede detenerme, aun mi avión puede volar sin gasolina. Y qué felicidad experimentamos.

 

LA CONSTANTE EXPRESIÓN FÍSICA ES INNECESARIA

 

Sexta, hay un gozo mutuo sin la constante necesidad de la expresión física. Si no pueden estar juntos sin constantes caricias, no tienen la madurez básica para el matrimonio. El matrimonio no es una prostitución con licencia. No es una constante orgía. Hay mucho de realismo en un buen matrimonio. Una impresión siempre demanda una expresión, pero el sexo o la atracción física no es el fin.

Es un placer estar en la presencia del ser que se ama. Muchos de ustedes conocen la gran satisfacción que hay en solamente estar en un mismo cuarto con el ser amado.

Pero es lamentable ver a tantos que piensan que la única cosa que compone al amor es acariciarse constantemente. Algunos estudios han demostrado que la promiscuidad antes del matrimonio es la mejor preparación para la promiscuidad en el matrimonio; y que la pureza antes del matrimonio es la mejor garantía de pureza en el matrimonio. Sin embargo, aquellos que no pueden estar juntos sin expresión física antes del matrimonio, a menudo no tendrán expresión física después del primer año. ¿Por qué? Porque nunca realmente construyeron una base adecuada para su relación –ningún verdadero compañerismo, no una real comunicación intelectual, nada, nada que puedan compartir, más que un cuerpo.

 

ACTITUD PROTECTORA

 

        Séptima, el verdadero amor tiene una actitud protectora. Se desea proteger al amado de todo dolor, de todo sufrimiento, de todo daño, de todo aquello que le podría perjudicar.

            Una de las armas más letales en las relaciones es de las pequeñas lesiones que se hacen uno a otro con cortantes sarcasmos. ¿Saben lo que es eso? Es como verter ácido sulfúrico en tu brazo. Si sigues poniendo suficientes gotas en tu brazo, no tendrías después brazo alguno. Si el cónyuge viene y le dice a su esposa: “¿Qué es lo que vamos a tener por ‘ofrenda quemada’ esta noche? –ja,ja,ja,ja”, ella nunca se convertirá en una verdadera cocinera.

            Se desarrolla a una persona solamente fortaleciendo sus capacidades, nunca sus debilidades. Realmente se puede destruir a la persona amada al encontrar un área débil y constantemente llamar la atención a ella. Prueben algo diferente. La próxima vez que ella haga algo que parte de su debilidad, busquen algo para mejorarlo y sinceramente den todo lo que puedan de aliento a su cónyuge. Enorgullézcanse el uno del otro.

 

SENTIMIENTO DE PERTENENCIA MUTUA

 

        Octava, en el verdadero amor existe un sentimiento de pertenencia mutua. Esto es lo que el escritor del Cantar de los Cantares estaba diciendo cuando escribió: “Mi amada es mía, y yo suyo”. La persona que está enamorada siempre piensa de sí misma en relación a la otra persona, y es una preciosa manera de vivir. ¿Qué es lo que él está haciendo? ¿Qué es lo que ella está haciendo?

            Las dos personas realmente no son dos. Simplemente sucede que han sido puesto en diferentes lugares. Se identifican uno con el otro. Y lo más importante, desean compartir. Desean compartir lo que están haciendo, y desean saber qué es lo que el otro está haciendo. No son unos entremetidos –realmente se preocupan y desean tener parte con el otro.

 

SENTIMIENTO DE COMPRENSIÓN

 

            Novena, el verdadero amor tiene un sentimiento: Ustedes se entienden más de lo común. Sienten lo mismo acerca de las cosas importantes, porque hay fusión de mentes. Es muy interesante observar esto a medida  que se desarrolla en las relaciones de una pareja –se ven en las áreas que le son comunes. Entre más desarrollan ellos estas áreas, más  piensan, sienten, ven, etc., juntos.

            Cuando el sistema de comunicación de las parejas se ha desarrollado, saben cómo piensa el otro. Yo puedo preguntarle a una señora algo, y ella me puede decir qué es lo que su esposo diría, y no se equivocará.

 

CRECIMIENTO DINÁMICO

 

            Finalmente, el amor madura. Es dinámico en su crecimiento. El amor real, centrado en Cristo, adquiere las características de El. Principia a asemejarse al amor que Pablo describe en I Corintios 13: “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”. Este amor que viene solamente de Cristo cuando cada persona se ha entregado totalmente a El.

RESULTADO DEL TEST: Todas las respuestas deben ser afirmativas, lo que indica que si estas enamorado(a).

Página con derechos Reservados para ElHijodeDios.com, Inc.