descargar musica celular

Buscar

revelaciones profeticas

Guerra Espiritual

CAPÍTULO DIECIOCHO

 

LA BATALLA POR EL TERRITORIO ESTRATÉGICO

<<< LA BATALLA CON LA LENGUA


OBJETIVOS:

Al concluir este capítulo serás capaz de:

Escribir el versículo llave de memoria.

Identificar las estrategias de Satanás contra el cuerpo físico.

Resumir las contra-estrategias espirituales para la victoria en el cuerpo físico.

Explicar las estrategias de Satanás al usar personalidades humanas para batallar en contra de los creyentes.

Resumir las contra-estrategias para la victoria sobre las personalidades humanas que batallan contra los creyentes.

Identificar las estrategias de Satanás contra la familia.

Resumir las contra-estrategias espirituales para la victoria en el área familiar.

Identificar las estrategias de Satanás en el reino financiero y material.

Resumir las contra-estrategias espirituales para la victoria en el reino financiero y material.

ver videos musica cristiana

conocer amigos cristianos

VERSÍCULO LLAVE DE LAS CLÁUSULAS DE LA GUERRA:

“El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10).

INTRODUCCIÓN

Los capítulos anteriores se centraron en los ataques del enemigo sobre la mente, la lengua, tus muros espirituales, y la zona de combate del mundo y la carne. Este capítulo continúa con el estudio de blancos específicos del enemigo centrándose en los territorios estratégicos del cuerpo físico, las finanzas, y los ataques a través de personalidades humanas.

ESTRATEGIAS DE SATANÁS: ATAQUES FÍSICOS

Tu cuerpo es el templo del Espíritu Santo:

“¿Acaso no sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios está en vosotros? Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él, porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es” (1 Corintios 3:16-17).

Porque tu cuerpo es el templo del Espíritu de Dios, será atacado por Satanás mediante:

ENFERMEDAD:

La enfermedad está en el mundo a causa del pecado original de Adán y Eva. Aunque todas las enfermedades están en el mundo como causa del pecado, ello no significa que cada uno que está sufriendo está enfermo por causa de su propio pecado.

La Biblia revela varias razones para la enfermedad. La primera, y quizás la más obvia, es la enfermedad causada por Satanás. Satanás intenta afligir al cuerpo así como intenta afligir al alma y el espíritu. Tu cuerpo no es más inmune a sus ataques que tu espíritu al desánimo, condenación, etc. Pero la enfermedad también puede ser usada como disciplina para tratar con el pecado. Para un ejemplo ver la historia de Miriam en Números 12.

Con motivo de una sanidad que Jesús llevó a cabo durante Su ministerio terrenal, Él le dijo al destinatario:

“... no peques más, para que no te suceda algo peor” (Juan 5:14).

La enfermedad de este hombre era aparentemente un resultado del pecado. En otro caso, Jesús dejó claro que la enfermedad no era el resultado del pecado sino para la gloria de Dios:

“Al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: —Rabí, ¿quién pecó, este o sus padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: —No es que pecó este, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él” (Juan 9:1-3).

Una enfermedad para la gloria de Dios es una causada por Satanás, pero Dios la usa para Su gloria cuando la sanidad física viene mediante la oración. Este tipo de enfermedad es un ataque físico directo de Satanás.

Cuando las contra-estrategias para la victoria se aplican, este ataque físico trae gloria a Dios.

No todas las enfermedades son causadas por el pecado o Satanás o como disciplina. La enfermedad puede resultar como causa del quebrantamiento de las leyes naturales. Por ejemplo, puedes contraer una enfermedad a causa de no alimentarte apropiadamente, o probablemente romperás tu pierna si saltas desde lo alto de una palmera. El tentarte a romper las leyes naturales es una estrategia indirecta de Satanás contra tu cuerpo. Intenta hacerte no comer apropiadamente y no cuidar a tu cuerpo porque conoce que puede resultar en una enfermedad la cual impedirá tu efectividad para Dios.

CANSANCIO EXTREMO:

Satanás también ataca el cuerpo mediante el cansancio extremo que resulta de estar demasiado ocupado o de trabajar demasiado duro. Cuando estás extremadamente cansado físicamente, Satanás se aprovecha y lanza ataques espirituales. Satanás vino a Jesús cuando él estaba exhausto de los 40 días de ayuno (Mateo 4:2). Cuando Elías estaba cansado espiritualmente se desanimó tanto que quiso morir (1 Reyes 19:4).

MUERTE:

Aunque la muerte espiritual debe venir a todos los hombres hasta el regreso del Señor Jesucristo, Satanás trata de provocar la muerte prematura. Tienta a la gente a cometer suicidio. También tratará de hacerte temeroso de la enfermedad o los accidentes que podrían resultar en la muerte.

ABUSO:

Satanás también trata de que la gente abuse de sus cuerpos físicos al introducir sustancias tóxicas en ellos, tales como drogas y las bebidas alcohólicas. Él sabe que tales sustancias pueden resultar en la enfermedad, daño mental, y la muerte.

testimonios cristianos en video

libertad a los cautivos

Descargar Libro

El Vino a dar Libertad a los Cautivos

CONTRA ESTRATEGIAS ESPIRITUALES:

VICTORIA SOBRE LOS ATAQUES FÍSICOS

Cuando estás enfermo, busca al Señor para determinar la causa de tu enfermedad. ¿ Has violado alguna ley natural que resultó en tu enfermedad? Por ejemplo, ¿ has estado comiendo impropiamente o bebiendo agua en malas condiciones? ¿ Has estado abusando de tu cuerpo al introducir sustancias tóxicas tales como humo de cigarrillos dentro de tu sistema?

Si has violado las leyes naturales, Dios todavía puede sanarte. Pero debes ser más sabio en el futuro. Recuerda que tu cuerpo es el templo del Espíritu Santo de Dios. Detente de quebrantar las leyes naturales y ten mayor cuidado de tu cuerpo. Esto es también importante recordar en caso de estar exhausto. Jesús les dijo a Sus discípulos que descansaran cuando estuvieron cansados de su ministerio (Marcos 6:31). Cuando Elías estuvo cansado y deprimido, descansó bajo un árbol, y Dios le envió un ángel con comida física. Elías esperó hasta que recibió un nuevo toque de Dios y su fuerza física fue renovada antes de ir a nuevos desafíos de su ministerio (1 Reyes 19:4-8).

Cuando la enfermedad resulta con motivo de la disciplina por el pecado, y no es causada por Satanás, atar el poder del enemigo no ayudará. Sólo el arrepentimiento y el regreso a Dios traerá alivio:

“Venid y volvamos a Jehová, pues él nos destrozó, mas nos curará; nos hirió, mas nos vendará” (Oseas 6:1).

“Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas” (Jeremías 30:17).

“Les dijo: Si escuchas atentamente la voz de Jehová, tu Dios, y haces lo recto delante de sus ojos, das oído a sus mandamientos y guardas todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié sobre los egipcios traeré sobre ti, porque yo soy Jehová, tu sanador” (Éxodo 15:26).

“Él es quien perdona todas tus maldades, el que sana todas tus dolencias” (Salmos 103:3).

Con relación a los ataques físicos causados por Satanás, es importante recordar que como creyente, Dios está en control de tu vida. Satanás no puede tocarte físicamente ni quitarte la vida sin el conocimiento de Dios. Lee Job capítulos uno y dos que verifican estos hechos. El poder de Dios es mayor que el de Satanás. El Dios que hizo el cuerpo humano tiene el poder de sanar ese cuerpo. Clama por las promesas de sanidad cuando experimentes ataques físicos de parte de Satanás:

“Mas para vosotros, los que teméis mi nombre, nacerá el sol de justicia y en sus alas traerá salvación” (Malaquías 4:2).

“Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia. ¡Por su herida habéis sido sanados! Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como prospera tu alma” (1 Pedro 2:24).

“Mas él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados. Por darnos la paz, cayó sobre él el castigo, y por sus llagas fuimos nosotros curados” (Isaías 53:5).

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como prospera tu alma” (3 Juan 2).

Cuando Satanás te ataca  físicamente, pide las oraciones de otros creyentes, incluidos los ancianos de la iglesia y aquellos con el don espiritual de la sanidad:

“A otro... dones de sanidades por el mismo Espíritu... Y a unos puso Dios en la iglesia... después los que sanan” (1 Corintios 12:9,28).

“¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia para que oren por él, ungiéndolo con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si ha cometido pecados, le serán perdonados” (Santiago 5:14-15).

La muerte física es parte del proceso de la vida hasta el final de los tiempos como lo sabemos. No debe ser temida por los creyentes, puesto que tenemos la promesa de la vida eterna:

“¿Dónde está, muerte, tu aguijón? ¿Dónde, sepulcro, tu victoria?” (1 Corintios 15:55).

“Pero estamos confiados, y más aún queremos estar ausentes del cuerpo y presentes al Señor” (2 Corintios 5:8).

Satanás no puede tomar la vida de un creyente antes del tiempo fijado para su muerte, como es ilustrado por la historia de Job. Dios no elimina la voluntad humana, sin embargo. Si una persona es tentada por Satanás a cometer suicidio y cede a esa tentación, Dios no desconocerá el acto de su voluntad.

ver videos de milagros de sanidad

ver videos exorcismos reales

ESTRATEGIAS DE SATANÁS:

ATAQUES A TRAVÉS DE PERSONALIDADES HUMANAS

Otra de las maneras en las que Satanás te ataca, es mediante las personalidades humanas. Satanás puede usar a personas alrededor de ti para atacarte espiritualmente. El ataque puede venir de la esfera de la familia, los amigos, los enemigos, los socios de negocios, o incluso los extraños. Las personalidades humanas pueden estar disfrazadas de “ángeles de luz”, apóstoles y ministros de justicia. Pero Satanás está actualmente obrando por intermedio de ellos:

“Porque estos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan de apóstoles de Cristo. Y esto no es sorprendente, porque el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan de ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras. Otra vez digo: Que nadie me tenga por loco; o de otra manera, recibidme como a loco, para que yo también me gloríe un poquito” (2 Corintios 11:13-16).

La estrategia de la transferencia de espíritus ya será cubierta en un capítulo posterior. Pero Satanás también tiene otras maneras de usar las personalidades humanas. Satanás usará a personas para que te den malos consejos. Lee el libro de Job y date cuenta del mal consejo dado por sus amigos y su esposa. La profecía es uno de los dones del Espíritu Santo, pero Satanás también tiene sus profetas. Profecías personales a través de personalidades humanas no son siempre inspiradas por Dios. Estudia los ejemplos trágicos de esto en 1 Reyes 13. Los ataques de Satanás vendrán mediante amigos de confianza al igual que mediante enemigos o no creyentes:

“No me afrentó un enemigo, lo cual yo habría soportado, ni se alzó contra mí el que me aborrecía, pues me habría ocultado de él; sino tú, hombre, al parecer íntimo mío, ¡mi guía y mi familiar!, que juntos comunicábamos dulcemente los secretos y andábamos en amistad en la casa de Dios” (Salmos 55:12-14).

Satanás usa las personalidades humanas para tentarte a exaltarte y tomar la gloria de Dios para ti mismo:

“Y el pueblo aclamaba gritando: ¡Voz de un dios, y no de un hombre!. Al momento, un ángel del Señor lo hirió, por cuanto no dio la gloria a Dios; y expiró comido de gusanos” (Hechos 12:22-23).

Las personas son usadas por Satanás para apartarte del plan de Dios para tu vida. Lee cómo Pedro fue usado por Satanás para atacar a Jesús en esta manera (Marcos 8:31-33). Satanás tratará de poner tus ojos en otros en lugar de Dios. Pedro fue distraído del plan de Dios al preocuparse de lo que Dios había planeado para Juan (Juan 21:20-23).

Satanás te tentará a la “emulación” la cual es una obra de la carne (Gálatas 5:19-21). La emulación es tratar de imitar, igualar, o sobresalir de otros, copiar, rivalizar, o competir con ellos. Mientras estás ocupado haciendo esto, no estás siguiendo el patrón de ministerio que Dios tiene para tu vida.

Satanás también usará a las personas para engañarte. Lee sobre cómo esto le sucedió a Josué (Josué 9). Las personas te abandonarán (I1 Timoteo 4:16-17, Hechos 15:37-38, Juan 6:66). Satanás tratará de evitar el cumplimiento de tus objetivos espirituales en relación con otros (1 Tesalonicenses 2:18), y causará confusión y falta de armonía (1 Corintios 14:33, Santiago 3:16). Satanás incluso usará a otros para afectar a las circunstancias en tu vida. Lee cómo esto le sucedió a José en Génesis capítulos 37 al 39.

CONTRA ESTRATEGIAS ESPIRITUALES:

VICTORIA SOBRE LAS PERSONALIDADES HUMANAS

En  el capítulo de transferencia de espíritus veremos la importancia de seleccionar a los amigos y a los asociados. Esta es una estrategia importante a la hora de ganar la victoria sobre los ataques de Satanás lanzados mediante otros. Escoger a los asociados cercanos de manera cuidadosa eliminará muchos desengaños, abandonos, desacuerdos, malos consejos, e impedimentos en el progreso espiritual. Pero otras dos importantes contra estrategias traen la victoria sobre las personalidades humanas.

PRIMERO: OBEDECE A DIOS EN LUGAR DEL HOMBRE:

“Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: —Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hechos 5:29).

SEGUNDO: SIGUE A OTROS EN LA MEDIDA QUE SIGAN A DIOS:

“Sed imitadores míos, así como yo lo soy de Cristo” (1 Corintios 11:1).

“Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados” (Efesios 5:1).

No aceptes consejo o profecías de nadie cuando no estén de acuerdo con la palabra escrita de Dios. No admires ni sigas el liderazgo de aquellos cuya vida no se alinea con la Palabra de Dios. Reconoce que solamente serás exitoso en la medida que sigas el plan de Dios para tu vida. No serás exitoso por imitar a otros. No debes ser desviado por aquellos alrededor de ti. Debes confiar en la revelación, no en la imitación.

Aunque aquellos alrededor de ti pueden manipular circunstancias que te afectan, recuerda que Dios está todavía en el control. Aunque José experimentó semejante ataque mediante personalidades humanas, Dios lo usó para su bien:

“Así, pues, no me enviasteis acá vosotros, sino Dios...” (Génesis 45:8).

“Vosotros pensasteis hacerme mal, pero Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener con vida a mucha gente” (Génesis 50:20).

ESTRATEGIAS DE SATANÁS: ATAQUES SOBRE LA FAMILIA

La familia es una unidad básica de la sociedad establecida por Dios en el comienzo del mundo cuando Él creó al hombre. Dios siempre ha enfatizado a la familia. Él levantó una nación de gente escogida de la familia de un hombre, Abraham. Él escogió la imagen de la unión física entre el hombre y su esposa para describir la unión espiritual entre Cristo y la iglesia. A lo largo de todas las Escrituras, Dios remarcó la importancia de la familia en Su plan para las edades.

La familia es la estructura básica de la cual todas las otras estructuras nacen. El gobierno y los líderes religiosos proceden de las familias. Las comunidades y las naciones consisten de muchas familias reunidas. Debido a la importancia de esta unidad básica de la sociedad, la familia es uno de los blancos de Satanás.

Satanás ataca la unión entre el hombre y su esposa. Trata de provocar una relación sexual impropio que resultará en pecado (1 Corintios 7:5). Conduce a hombres y mujeres al pecado del adulterio (Gálatas 5:19). Trata de que uno de los miembros de la pareja influencie al otro para apartarse de Dios (Job 2). Satanás promueve la división en el hogar. Esto puede ser tanto argumentos como divorcio. Satanás trata de provocar la división porque él sabe...

“... Todo reino dividido contra sí mismo es asolado, y ninguna ciudad o casa dividida contra sí misma permanecerá” (Mateo 12:25).

Si Satanás puede provocar la división y destruir los hogares de una nación, él puede eventualmente destruir la nación en sí misma.

Dios estableció una cadena de mando en el hogar. El hombre ha de ser la cabeza del hogar y ha de amar a su esposa. La esposa ha de seguir su liderazgo y los hijos han de estar en sujeción a sus padres (1 Corintios 7, Efesios 5:1-6:1). Satanás convierte en blanco al hombre de la casa y trata de tentarlo a actuar en maneras no amorosas. Esto resulta en una pérdida de amor y obediencia por parte de la esposa y los hijos. Satanás trata que la esposa actúe en rebelión contra el esposo. Satanás también ataca a los hijos de la casa. Crea una atmósfera de falta de disciplina que resulta en rebelión. Lee la historia de los hijos de Elí en 1 Samuel 2 y del hijo de David, Absalón, en 2 Samuel 13:19.

Jesús advirtió de los ataques de Satanás en la casa:

“De aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres; estará dividido el padre contra el hijo y el hijo contra el padre; la madre contra la hija y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera y la nuera contra su suegra” (Lucas 12:52-53).

CONTRA ESTRATEGIAS ESPIRITUALES: VICTORIA EN LA FAMILIA

Muchos problemas en la unidad familiar pueden ser evitados si los creyentes eligen su pareja de manera apropiada. La Biblia advierte que los creyentes no han de casarse con no creyentes:

“¿Andarán dos juntos si no están de acuerdo?” (Amós 3:3).

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos, porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión, la luz con las tinieblas?” (2 Corintios 6:14).

Cuando una unidad familiar está compuesta de creyentes y no creyentes, existe división espiritual. Esta división no es un conflicto entre carne y sangre. Es un conflicto espiritual. No puede ser ganado mediante palabras duras y mediante el debate y la argumentación.

Satanás pelea contra la unidad de la familia porque es un paralelo natural de la unión entre Cristo y la iglesia. Los creyentes deben reconocer esto y declarar:

“... pero yo y mi casa serviremos a Jehová” (Josué 24:15).

Como heredero de la promesa de Abraham, también tú puedes reclamar la promesa de “en tu simiente serán benditas todas las familias de la tierra” (Génesis 12:3). Puesto que eres un heredero espiritual de Abraham, tu familia será bendecida.

Para protegerse contra los ataques de Satanás, la familia debe crecer junta espiritualmente. La oración y el estudio de la Palabra de Dios mantendrán la familia unida:

“Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón. Se las repetirás a tus hijos, y les hablarás de ellas estando en tu casa y andando por el camino, al acostarte y cuando te levantes. Las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas” (Deuteronomio 6:6-9).

La familia debe estar en el orden apropiado antes de que asumas el liderazgo de un ministerio. Uno de los requisitos del Nuevo Testamento para el liderazgo es que la familia esté en orden. (ver Tito 1 y 1 Timoteo 3). Un mal énfasis sobre el ministerio ha resultado en división en muchos hogares cristianos. Para derrotar la estrategia de Satanás en esta área, el hogar debe estar en orden bíblica antes que un creyente se involucre en posiciones de liderazgo ministerial.

Los padres tienen la responsabilidad de disciplinar a sus hijos. Los problemas en el hogar de Elí y de David resultaron como consecuencia de falta de disciplina. La Biblia instruye a los creyentes en relación con esta responsabilidad:

“Instruye al niño en su camino, y ni aun de viejo se apartará de él” (Proverbios 22:6).

“El que no aplica el castigo aborrece a su hijo; el que lo ama, lo corrige a tiempo” (Proverbios 13:24).

ESTRATEGIAS DE SATANÁS: ATAQUES FINANCIEROS

Las finanzas y las posesiones materiales de los creyentes son otra área para los ataques de Satanás. Sus ataques son lanzados en dos áreas principales:

Uno: pérdida financiera sin falta del creyente. Este es un ataque directo de Satanás sobre las finanzas o las posesiones materiales de los creyentes.

Dos: ataques sobre las finanzas o posesiones materiales mediante la violación de líneas bíblicas.

El primer tipo de ataques está ilustrado por el ejemplo de Job en los capítulos 1 y 2. Satanás atacó las finanzas de Job destruyendo sus rebaños (los cuales eran su negocio) y su casa. El tejado literalmente se desplomó! La Biblia declara que Job era un hombre justo, de tal manera que sabemos que no estaba en violación de principios bíblicos.

El segundo tipo de ataque está ilustrado en la violación de las directivas bíblicas. Satanás sabe que si puede guiar a los creyentes a violar principios bíblicos, sus finanzas no serán bendecidas. Sin posesiones materiales y finanzas ellos no serán capaces de apoyar la difusión del evangelio a las naciones del mundo.

Estudia las siguientes referencias para descubrir cómo Satanás ataca en nuestras finanzas:

Sociedades comerciales impropias con no creyentes: 2 Corintios 6:14-18 (Este versículo es frecuentemente sólo aplicado a la relación de matrimonio, cuando de hecho es aplicable a cualquier unión entre creyentes y no creyentes).

Deuda: Romanos 13:8.

Fiador de las deudas de otros: Proverbios 6:1-2.

Detener los pagos cuando los fondos están disponibles: Prverbios 3:27-28.

Detener contribuciones y ofrendas: Malaquías 3:1-12; Proverbios 11:24.

Deshonestidad: Proverbios 16:8; Hechos 5:3-4.

Fraude: Santiago 5:3-4.

Salarios injustos: Jeremías 22:13.

Avaricia: Proverbios 28:22.

Falta de moderación: Proverbios 23:21.

Violación de las leyes del gobierno en relación con el dinero: Romanos 13:6-7.

Vagancia que resulta en pobreza: Proverbios 20:13.

Proyectos de “hacerse-rico-rápido”: Proverbios 20:21; 28:22.

Amor al dinero: 1 Timoteo 6:10.

Situaciones de negocios y financieras que crean “pesos”: 2 Timoteo 2:4.

Ofrendas livianas y recibir fondos no ordenados para ganancia personal: 1 Samuel 2:29.

CONTRA ESTRATEGIAS ESPIRITUALES: VICTORIA EN LAS FINANZAS

Satanás puede atacar las finanzas y las posesiones materiales de los creyentes sin mediar falta de su parte. Puedes leer de esto en el ejemplo de Job. Pero recuerda, Satanás no tocó las posesiones o financias de Job sin el permiso de Dios. Este fue un ataque permitido por Dios para tratar la fe de Job. Debido a que Job fue fiel, Dios lo bendijo con más de lo que tenía en el principio.

Cuando experimentas dificultades financieras sin falta de tu parte, puedes estar seguro que es un ataque lanzado por el enemigo. Si se mantiene la fe en Dios y continúas manejando tus asuntos financieros conforme a los principios bíblicas, la bendición de Dios de restauración seguirá a este problema pasajero:

“Jehová bendijo el postrer estado de Job más que el primero...” (Job 42:12).

Si experimentas dificultades financieras a causa de la violación de un principio de la Escritura, entonces debes arrepentirte y corregir la violación. Debes disolver sociedades con no creyentes (2 Corintios 6:14-18). Debes corregir la deshonestidad (Proverbios 16:8, Hechos 5:3-4) y la violación de las leyes del gobierno (Romanos 13:6-7). Para contra atacar las estrategias de Satanás debes abstenerte del fraude (Santiago 5:3-4), salarios injustos (Jeremías 22:13), avaricia (Proverbios 28:22), falta de moderación (Proverbios 23:21), y vagancia (Proverbios 20:13).

Debes apartarte de negocios y de transacciones financieras que evitan que seas un buen guerrero espiritual (I1 Timoteo 2:4). Debes rehusar el “ser-rico-rápido” (Proverbios 20:21; 28:22) que son motivadas por el amor al dinero (1 Timoteo 6:10). Debes confiar en Dios en lugar de en las riquezas (Deuteronomio 8:18-19; Salmos 40:6). Debes rehusar ser fiador de las deudas de  otros (Proverbios 6:1-2) y salir de las deudas (Romanos 13:8; Proverbios 3:27-28).

Si estás deteniendo contribuciones y ofrendas, debes corregir esto (Proverbios 11:24; Malaquías 3:1-12). Si estás en posiciones en donde tú recibes ofrendas, no debes usarlas para ganancia personal o tratarlas de manera ligera (1 Samuel 2:29). Cuando le das a Dios, debes dar tus contribuciones y ofrendas:

Voluntariamente: Éxodo 35:5; 1 Crónicas 29:9

Con un corazón perfecto: 1 Crónicas 29:9

Libremente: Mateo 6:38

Secretamente: Mateo 6:3

Regularmente: 1 Corintios 16:2

De buena gana: 2 Corintios 9:7

Con simplicidad: Romanos 12:8

De acuerdo a tus ingresos: Mateo 5:42

De acuerdo a tu habilidad: Esdras 2:69

Por porcentaje de ingreso: Génesis 14:20; 28:22; Levítico 27:30; 2 Crónicas 31:5; Malaquías 3:10

Es solamente mediante la corrección de estas violaciones bíblicas que puedes vencer sobre los ataques de Satanás en el área de las finanzas.

INSPECCIÓN

1. Escribe el versículo llave de las Cláusulas de la Guerra.

2. Enumera algunas de las estrategias de Satanás contra el cuerpo físico.

3. Resume contra estrategias espirituales para la victoria en el cuerpo físico.

4. ¿Cómo usa Satanás a las personalidades humanas para batallar en contra de los creyentes?

5. Enumera algunas contra estrategias espirituales para la victoria sobre las personalidades humanas que batallan contra los creyentes.

6.  ¿Cuáles son algunas estrategias que Satanás usa contra la familia?

7.      Enumera algunas contra estrategias espirituales para la victoria en la familia.

8.      ¿Cuáles son algunas de las estrategias de Satanás en el reino material y financiero?

9.      Enumera algunas contra estrategias espirituales para la victoria en el reino material y financiero.

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual).

MANIOBRAS TÁCTICAS

1. Lee el libro de Job. Job fue atacado en los reinos físico, material y familiar. También fue atacado mediante personalidades humanas. Detrás de cada una de estas circunstancias y áreas de ataque había una razón espiritual. Ver Job 1:6-12; 2:1-6; 42:5.

RECUERDA: existe una razón espiritual detrás de casa circunstancia y problema que enfrentas en la vida.

2. Para mayor discusión en torno de la enfermedad y de la sanidad divina del cuerpo, obtén el curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha llamado “La Batalla por el Cuerpo”. Puesto que la enfermedad y la sanidad divina son cubiertas en detalle en el manual “La Batalla por el Cuerpo” , el material no se repite en este curso. Es importante que estudies adicionalmente sobre esta área, puesto que los ataques de Satanás sobre el cuerpo son una de las principales tácticas del enemigo.

3. ¿Estás siendo atacado física o financieramente? ¿Cómo tu práctica y actitud en cuanto al dar se alinean con lo que has aprendido en esta lección? Das...

Voluntariamente: Éxodo 35:5; 1 Crónicas 29:9

Con un corazón perfecto: 1 Crónicas 29:9

Libremente: Mateo 6:38

Secretamente: Mateo 6:3

Regularmente: 1 Corintios 16:2

De buena gana: 2 Corintios 9:7

Con simplicidad: Romanos 12:8

De acuerdo a tus ingresos: Mateo 5:42

De acuerdo a tu habilidad: Esdras 2:69

Por porcentaje de ingreso: Génesis 14:20; 28:22; Levítico 27:30

GUERRA ESPIRITUAL

ENTRENAMIENTO AVANZADO

INSTRUCCIÓN AVANZADA EN ÁREAS ESPECÍFICAS DE GUERRA

Después de ganar alguna experiencia en la guerra, los soldados generalmente reciben mayor instrucción avanzada en áreas específicas de guerra. Esta porción del manual de guerra está titulada “Entrenamiento Avanzado en Guerra Espiritual”, cuyas iniciales son “E.A.G.E.” (“SWAT”, por sus siglas en inglés). En la acción militar un equipo EAGE            (SWAT) es un grupo especializado de soldados usado en las misiones  dificultosas.

guerra espiritualTRANSFERENCIA DE ESPIRITUS >>>


descargar mp3Descargar Archivos Cristianos
Audio bible spanish, Libros cristianos gratis en español, Escuchar musica por internet, Predicaciones, Sonidos, Testimonios

religion cristianaLa Trinidad de Dios
Aprenda más acerca de Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo

biblia en lineaLea la Biblia en línea
Estudie cada día la Palabra de Dios

religion cristianaEl Evangelio de Cristo
Evangelize en línea con estas páginas, evangelio de hoy para niños

satanas demoniosEl Infierno
La terrible realidad de un lugar en el centro de este planeta

palabra de diosGuerra Espiritual
Entrenamiento de Guerra Espiritual exclusivo para verdaderos Cristianos

descargar musica celular

Buscar

revelaciones profeticas


Acerca de esta página   Webmaster   Contacto  Dile a un amigo

Página con derechos Reservados para ElHijodeDios.com, Inc.