descargar musica celular

Buscar

revelaciones profeticas

Música Cristiana

"EL Arrebatamiento (Rapto) de la Iglesia"
 ¿Cuándo Será?

Por Jorge L. Trujillo


Mensaje del Autor

El siguiente es un estudio desarrollado con el propósito de investigar cuidadosamente al texto Bíblico con relación a la doctrina del arrebatamiento de la iglesia, comunmente referido como 'el rapto'. Mucho se ha debatido en los últimos 100 años en cuanto a si este evento tan esperado acontecerá ántes del periodo conocido como la gran tribulación (Pre-tribulación), en medio de la gran tribulación (Medo/Mid-tribulación), o al final de la tribulación (Post-tribulación). Por medio de este corto, pero detallado y preciso estudio bíblico hemos entendido que la iglesia ha pasado, pasa y pasará por la tribulación, eso es lo que la Biblia nos enseña. Le pido que tome su Biblia, lea cuidadosamente y analice por usted mismo. Muchos viven pensando que tendrán una segunda oportunidad después que Cristo venga pero lo cierto es que la única oportunidad que existe es la que tenemos ahora. "Hoy es del día de salvación, si oyeres hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones."


Contenido:  

 

·         Introducción

·         ¿Quiénes son los Escogidos?

·         Nadie sabe el día ni la hora

·         ¿Cuándo se manifestara el Hijo de Perdición (Anticristo)?

·         La Segunda Venida de Cristo

·         La Gran Tribulación

·         El fin del Mundo

·         El Anticristo vencerá a los Santos

·         La resurrección de los Muertos

·         La Venida de Cristo será después de la Tribulación

·         Vivificación y Transformación 

·         La Parábola de la cizaña

·         La Final Trompeta

·         La Parábola de las diez vírgenes.  ¡No hay mas oportunidad!

·         Las Enseñanzas de Pablo

·         ¿Quiénes son los santos que vienen con Jesús?

·         Las Enseñanzas de Jesús

·         Explicación de versos que son mal entendidos

·         ¡Y mucho más!  


ver videos musica cristiana

conocer amigos cristianos

INTRODUCCIÓN

Los Cristianos por toda la historia han creído y siguen creyendo en la promesa que Jesucristo volverá a la tierra con poder y gloria. Creemos que su reino eterno será establecido por Él en la tierra nueva y los cielos nuevos y que serán días de gran eterna bendición, justicia y paz incomparables. También entendemos a través de las Escrituras que la Venida de Cristo pondráfin a los días de la gran tribulación y acabará con el mundo como le conocemos hoy y que el castigo de Dios será sobre la tierra en los días del fin. Su venida marcará el fin del gobierno humano y dará comienzo al gobierno celestial del Reino de Dios o el Reino de los Cielos de acuerdo a como lo llama el evangelista en Mateo. Será entonces el fin de este siglo (edad o era), como lo describe Jesucristo en Mateo 24; Marcos 13; Lucas 13:35-48; 21. Juntamente con eso creemos en otra promesa de Cristo que dijo volvería por nosotros y nos tomaría a sí mismo, para que donde El este nosotros estemos por siempre con Él (Juan 14:2-3). Este evento es conocido como el arrebatamiento de la iglesia de acuerdo a…

I Tes. 4:16-17

"Porque el Señor mismo con voz de mando, con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitaran primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado vivos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor".

Este evento tendrá lugar en algún punto futuro en nuestra era marcando así el fin del mundo. Ahora podemos hacernos la pregunta que encabeza este estudio: EL ARREBATAMENTO (RAPTO) DE LA IGLESIA: ¿CUÁNDO SERÁ?

Aunque hay algunos grupos cristianos que no creen en que ocurrirá tal evento, la mayoría de los cristianos de fe ortodoxa creemos que sí ocurrirá. Como ya dijimos, entre los que creemos que sí habrá un arrebatamiento de los santos para recibir al Señor en el aire, existen variadas creencias o doctrinas en cuanto a cuando ha de ocurrir este evento. Algunos creen que ocurrirá siete años* antes del fin del mundo, otros que ocurrirá en medio de los siete años y otros creemos que ocurrirá al final de la tribulación, al final de la gran tribulación, en el día postrero.

*(Los pre-tribucionalistas creen que la tribulación final durará siete años).

NADIE SABE EL DIA NI LA HORA

Es cierto que Jesús dijo: "El día y la hora nadie sabe, ni aun los Ángeles de los cielos, sino solo mi Padre" Mateo 24:36. Es un error el tratar de fijar fechas, días, y horas como han hecho algunos falsos profetas y falsos maestros y han quedado en vergüenza. Ahora, es interesante el ver que aunque Jesús no dio ni día ni hora, nos dio señales y tiempos por los cuales debemos mirar para tener idea de cuando serán estas cosas. En Mateo 24:42, Jesús dice: "Velad pues porque no sabéis a que hora ha de venir vuestro Señor. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis". El creyente esta llamado a estar en vela, esperando la "venida del Hijo del Hombre". Jesús además nos deja dicho: "De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama esta tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas." Mateo 24:32-33.

testimonios cristianos en video

libertad a los cautivos

Descargar Libro

El Vino a dar Libertad a los Cautivos

LA VENIDA DE CRISTO

Aquí podemos hacer una pausa y meditar en estas palabras, la Venida del Hijo del Hombre. Cristo mismo les dijo a sus discípulos que esperaran Su venida. Si miramos un poco mas atrás en los versículos de Mateo 24:37-39, vemos como Jesús le dice a sus discípulos "Mas como en los días de Noe, así será la venida del Hijo del Hombre".  Cuando Jesús decía que los días serían como en los días de Noé, no se refería a Noé sino al comportamiento y la actitud indiferente de la gente en los días de Noé. Esto lo sabemos porque inmediatamente después de decir estas palabras dice:

Mateo 24: 38-39

Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento, hasta el día que Noe entro en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevo a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Tal como lo vemos hoy, el tiempo de la Segunda Venida de Cristo será un tiempo donde todo andará aparentemente normal, la mayoría de la gente no da importancia al llamado del evangelio de Dios, siguen en sus fiestas y placeres y pecados y no oyen la voz Dios que les llama. Así era en los días de Noé, y así es en nuestros días, y será hasta la venida de Cristo.

¿QUE ES LA VENIDA DE CRISTO?

Cuando usamos el término la Venida de Cristo, nos estamos refiriendo a la Segunda Aparición personal de Cristo. En el libro de Hechos, cuando Jesús ascendió al cielo, nos dice:

Hechos 1:10-11

Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo entre tanto que El se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por que estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.

El escritor del libro de Hebreos nos dice en Hebreos 9:28: "así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan". La primera venida de Cristo fue humilde en un pesebre y fue crucificado por los hombres, pero en su segunda venida, vendrá a la tierra a destruir Sus enemigos, a juzgar a los hombres y establecer el reino eterno, el reino de los cielos.  La segunda venida del Señor será visible, es decir esta venida será vista por todos, Jesús les dice en el encabezamiento de las cartas a las siete iglesias:

Apocalipsis 1:7

He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por Él . Sí, Amen. Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

A las siete congregaciones, parte integrante de la iglesia de Cristo, no se les da esperanza alguna de ser salvadas por un rapto invisible sino que se le dice que Jesucristo vendrá por ellas y que cuando eso ocurra todo ojo le verá. A medida que habla a cada iglesia, les amonesta a esperar y ser fiel y vencer "hasta que él venga" (Rev. 2:25) y esta venida es la visible que fue descrita al encabezamiento de las siete cartas en Apocalipsis 1:7 como leímos arriba.

Es preciso que notemos que la Biblia habla solo de dos venidas, la primera donde murió en la cruz con relación al pecado, y la segunda, donde vendrá con poder y gloria "sin relación al pecado" a salvar a los que le esperan, Hebreos 9:28. No vemos tres venidas ni dos venidas y media venida, solo vemos dos venidas. La segunda venida de Cristo con poder y gran gloria debe ser la esperanza del creyente. El apóstol Pablo y el apóstol Pedro en sus cartas nos escriben que debemos de esperar ese gran día con gozo y alegría. Miremos algunos versos:

Tito 2:13

"Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo"

2 Timoteo 4:8

Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que aman su venida

2 Pedro 3:12

Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán.

Interesantemente todos estos acontecimientos que menciona Pedro han de tomar lugar después de la gran tribulación, tal como lo dijo Cristo mismo en Mateo 24:29. También debemos notar que de acuerdo a Pedro los creyentes estamos esperando "la venida del día de Dios" la cual es sinónimo de "el día de nuestro Señor Jesucristo" y de "la Manifestación de nuestro Señor Jesucristo" como lo dice Pablo. Veamos el próximo verso:

1 Corintios 1:7- 8

De tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irrepresensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo.

En este verso vemos claramente que los creyentes estamos esperando la manifestación gloriosa de nuestro Señor Jesucristo lo cual es sinónimo del día de nuestro Señor Jesucristo, y el cual no ocurrirá hasta que llegue el fin y será después de la gran tribulación. Pablo estaba consciente de esto. Él sabía muy bien que "nuestra salvación se ha de completar en el día del Señor".  

EL DIA DEL SEÑOR NO ES LA GRAN TRIBULACIÓN

Algunos pre-tribucionalistas hacen diferencia entre "el día de Cristo", el "día del Señor Jesucristo" y "el día del Señor" y el "día de Dios" como si fueran días separados, se dice que el día de Cristo es el rapto y el día del Señor la manifestación siete años más tarde, sin embargo la Biblia no ofrece indicación alguna de que esto sea así.  Si estudiamos detenidamente el próximo verso cuando Pablo hablaba acerca de aquel que estaba pecando y el cual debía ser disciplinado, Pablo dice: "el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor" (I Corintios 5:5).  Aquel a quien Pablo se refiere era/es tan parte de la iglesia como lo somos nosotros ahora casi dos mil años después.  Ese fue uno que durmió (murió) en el Señor y por lo tanto será resucitado en el arrebatamiento de la iglesia el cual según Pablo Será "el día del Señor" (al fin de la tribulación), no siete años antes del día del Señor. 

Debemos recordar que de acuerdo a nuestro creencia Trinitaria existe solamente "un solo Dios" y "un Señor" no dos ni tres señores.  Los pre-tribucionalistas no deben separar el "día de Dios", "día del Señor" y el "día de Cristo" ni el "día del Señor Jesús" como si fueran referencia separada al día del Padre como Señor y al día del Hijo como otro Señor.  La frase "el día del Señor" es referida en el Antiguo Testamento como un día de juicio e ira de Jehová sobre el mundo entero (Joel 2:11, 3:15), pero debemos entender que el Jehová del Antiguo Testamento es el mismo Cristo del Nuevo Testamento.  En la carta a los Tesalonicenses, Pablo enlaza el día de la venida de Cristo y el arrebatamiento (nuestra reunión con Cristo) al día del Señor demostrando así que el arrebatamiento ha de tomar lugar ese mismo día. Pedro también nos habla de que nosotros (Cristianos) esperamos "el día del Dios" (2 Pedro 3:12) en el cual los cielos y la tierra serán consumidos por fuego.  Si comparamos la descripción que nos da Pedro del "día de Dios" en su segunda carta y la que ofrece respecto al "día del Señor" en su relato en el libro de Hechos (2:19-20) nos daremos cuenta que se refiere al mismo evento.

En vista de lo que hemos explicado arriba algunos pre-tribucionalistas enseñan que el día del Señor es la gran tribulación pero una vez más esta idea tampoco es bíblicamente sostenible.  El día del Señor viene 'después' de la gran tribulación.  Ya vimos que éste día es descrito por Pedro como un día el cual será 'introducido' con señales en el cielo cuando habrán "prodigios arriba en el cielo y señales abajo en la tierra: sangre, fuego y nubes de humo.El sol se convertirá en oscuridad y la luna en sangre antes que llegue el grande y esplendoroso día del Señor" (Hechos 2:19-20).  Cuando estudiamos los eventos relacionados al tiempo de la gran tribulación en Mateo 24 leemos que los eventos descritos por Pedro en Hechos también son incluídos en el relato de Jesucristo y son puestos cronológicamente 'después' de la gran tribulación y no antes:

Mateo 24

29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

Claramente vemos que como el día del Señor es 'precedido' por las señales en el sol y la luna y la tales señales ocurren 'después' de la gran tribulación, entonces por obligación la gran tribulación no es, ni incluye el día del Señor.  La lectura de Mateo nos dice que después de las señales en el cielo "aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo" y "enviará a sus ángeles que junten sus escogidos de los cuatro vientos desde un extremo del cielo hasta el otro" lo cual es una referencia al arrebatamiento de 1 Tesalonicenses 4:15-17 y nuestra reunión con El en 2 Tesalonicenses 2:1.

EL FIN DEL MUNDO

Entendemos que el fin del mundo es uno solo. No pueden haber dos 'fines'; habrá solo un fin. Hablando del fin, deseo también añadir aquí un verso que me causó gran interés mientras preparaba un estudio sobre evangelismo. En Mateo 28:20 dice: "enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amen". Es imposible que Jesucristo esté con la iglesia que predica y enseña a los nuevos discípulos día por día 'hasta el fin del mundo' si estos se van al cielo siete años antes del fin del mundo. Simplemente no tiene lógica. ¿Cómo es posible que Cristo esté con aquellos que andan predicando y haciendo discípulos hasta el fin del mundo si estos se fueron al cielo 7 años antes del fin del mundo?

Una vez más vemos el siguiente verso: "el tal sea entregado a Satanás para la destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor". I Corintios 5:5. "el tal sea entregado a Satanás para la destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor". (I Corintios 5:5). La salvación de los creyentes ocurrirá o podríamos decir mejor, será consumada, en el día del Señor Jesús el cual será en su segunda venida:

La segunda venida del Señor es entonces el evento el cual los creyentes en Cristo esperamos con gran deseo, tal como lo hacían Pablo y Pedro, los demás apóstoles y los creyentes del tiempo de la Biblia. En ese día seremos resucitados, transformados y vivificados.

ver videos de milagros de sanidad

ver videos exorcismos reales

¿QUE ES LA RESURECCIÓN DE LOS MUERTOS?

Esta doctrina es de suma importancia si queremos saber con certidumbre cuando será el arrebatamiento de la iglesia ya que este evento y la resurrección de los muertos en Cristo tendrán lugar al mismo tiempo y el mismo día.

La resurrección de los muertos es la esperanza de los que mueren en Cristo. Jesucristo mismo nos prometió resucitarnos:

Juan 5:28-29

No os maravilléis de esto porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

Aquí Jesús nos introduce al concepto de la resurrección (aunque está enseñanza era la de los fariseos, Jesucristo la afirma), la cual ha de tomar parte en orden separados pero al momento de la venida de Cristo. Primero los que hicieron los bueno y después los que hicieron lo malo, la Biblia entonces nos enseña una resurrección general de buenos y malos el día de la  Segunda Venida de Cristo.

DOS RESURECCIONES

En el libro de Apocalipsis vemos que la Biblia dice que habrá dos resurrecciones. La "primera resurrección" que es para vida, y es espiritual (Juan 11:25-26), nos libra de la condenación eterna de la segunda muerte.  La primera resurrección ocurre al momento de la salvación (Efesios 2:6), y la "segunda resurrección" que es física (corporal), ocurre en la venida de Cristo tanto para justos como para injustos:

Apocalipsis 20:4-5.

Y vi tronos y sentados sobre ellos, los que recibieron la facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la Palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección

En I Corintios 15:20-23, vemos el orden de la resurrección para vida (la primera):

20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 21 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. 22 Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. 23 Pero cada uno a su debido orden: Cristo, las primicias, luego los que son de Cristo, en su venida.

Aquí claramente vemos el debido orden de los eventos de resurrección para vida, (Versículo 20 y 23) - Primero, Cristo resucitó de entre los muertos y es las primicias de los que durmieron; Segundo (Versículo 23) - los que son de Cristo, en su venida. Es importante notar que la palabra que se traduce "venida" en español es [parusía] en griego, que significa "Presencia Visible".

I Corintios 15 (literalmente)

 20 Y ahora, Cristo ha sido levantado de los muertos -- los primeros frutos de aquellos que duermen es hecho --, 21 porque a través de hombre [es] la muerte, también, a través de hombre [es] el levantar otra vez de los muertos, 22 porque así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán hechos vivos, 23 y cada uno en su propio orden, un primer fruto Cristo, después aquellos quienes son de Cristo, en su presencia,

Como se podrá dar cuenta, Cristo fue hecho primicias de los que durmieron (murieron). Pablo nos indica entonces que la resurrección ocurre en dos etapas. Primero Cristo como 'primer fruto' (primicias) de entre los muertos y luego los que son de Cristo cuando él venga en su 'presencia' [parusía]. Cristo es la primera resurrección:

Juan 11:25-26

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

Hechos 26:23

Que el Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles.

En el Evangelio de Juan Cristo dijo "el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá" y en el libro de Revelación dijo "Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección" .  La frases operantes son "en mi" y "tiene parte".  Estos son los que son "bienaventurados" y quienes "aunque estén físicamente muertos, siguen espiritualmente vivos.  Los que están en Cristo por medio de la fe, ¡han tomado parte en la primera resurrección!

La garantía de que habrá una cosecha de muertos resucitados en el último día esta basada en que el primer fruto se levantó. La calidad de los primeros frutos daba señal o indicio de que tipo de cosecha se esperaba ese año. Como Cristo es la primera cosecha (primeros frutos-primicias), el finla de la cosecha será buena, está garantizada.  Por lo tanto, los que son de Cristo, 'sin duda alguna' han de ser levantados "en su venida" (Parusía)

En el libro de Revelación 14:4 se dice que los 144,000 son las primicias, estos son un número simbólico que representa  todos los salvados desde el principio del mundo hasta el final, ellos componen el Israel de Dios. En el AT las primicias de la cosecha eran siempre para Dios, el resto para consumo del pueblo. La Iglesia es de y para Dios (Éxodo 23:19; 34:22,26), y por eso es llamada primicias. Los 144,000 representan a los salvados del pueblo de Dios en todos los tiempos (el Israel escogido) al cual pertenecen todos los que permanecieron en fe desde el Antiguo Testamento y no fueron desgajados por su incredulidad (Romanos 11) y los creyentes en Cristo del Nuevo Pacto quienes comenzaron a ser recogidos el día de Pentecostés (fiesta de las semanas o de los primeros frutos) que marcaba la cosecha de las primicias, esa es la Iglesia, el Israel espiritual. Estos son de Cristo y serán resucitados "en su venida" (Parusía).

El verso 24 sigue: "y entonces el fin…". Claramente vemos que la resurrección tomará lugar el día de la 'venida (parusía = presencia visible) de Cristo'. Y seguidamente será el fin del mundo presente, tal como lo dijo Pedro, el mundo "...pasara con grande estruendo... siendo quemado".

VIVIFICACIÓN Y TRANSFORMACIÓN

Mientras leemos estos versos nos encontramos con la palabra 'vivificados'. Esta palabra es utilizada para hablar de los creyentes que serán resucitados de los muertos pero creo que también lo es porque la "vivificación" aplica a ambos grupos, los vivos y los muertos, lo que nos indica que también arrebatamiento tomará lugar este día. El apóstol nos dice que en el arrebatamiento TODOS seremos transformados, los muertos y los vivos, en ese orden. En el verso 51 del mismo capitulo leemos…

I Corintios 15:51

"He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos (estaremos muertos), pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la final trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.".

Ya hemos visto que toda esta vivificación ó resurrección y transformación, tomará lugar el día de la venida del Señor y "a la final trompeta".

LA FINAL TROMPETA

En I Corintios 15:51 se menciona "la final [escatos] trompeta". En I Tesalonicenses 4:16 dice: "Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero". Si estudiamos el libro de Apocalipsis, notaremos que allí se mencionan una serie de siete trompetas, siendo la séptima la final [escatos] trompeta.   Esta es la trompeta que desata los acontecimientos finales, del comienzo del reinado de Cristo, las copas de la ira de Dios, los juicios contra los moradores de la tierra y la "recta final" para la venida de Cristo y el arrebatamiento de los santos. Es interesante que entendamos que se tocará solo una trompeta final, no una orquesta de trompetas finales. La palabra final [escatos] de donde tomamos la palabra escatología se define como "la ultima en una serie". De ser así, no podemos esperar que hayan mas trompetas sonando después de esta. Y es aquí, en Apocalipsis, el único lugar en la Biblia donde se nos habla de trompetas relacionadas a los acontecimientos de la vendida de Cristo y del fin del mundo. La séptima trompeta marcará el comienzo del día del Señor.  Con la última trompeta comenzarán los juicios y los galardones de todos los seres humanos y después se pasara a la eternidad...

Apocalipsis 11:15-18

"El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, diciendo: Te damos gracias Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder y has reinado".  Y se han airado las naciones, y tu ira es venida, y el tiempo de los muertos, para que sean juzgados, y para que des el galardón á tus siervos los profetas, y á los santos, y á los que temen tu nombre, á los pequeñitos y á los grandes, y para que destruyas los que destruyen la tierra.

LAS ENSEÑANZAS PABLO

En el libro de I Tesalonicenses 4:13-18 el Apóstol Pablo aclarando quizás sus interrogantes respecto a los cristianos que morían, les habla a los de Tesalónica respecto a nuestra esperanza y a los sucesos los cuales ya hemos leído en I Corintios 15.

I Tesalonicenses 4:13

"Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. 15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitaran primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos para siempre con el Señor."

En II Tesalonicenses 2:1-3, aunque algunos no quieren vincular lo que ahí se dice con lo que acabamos de leer, es claro que el apóstol Pablo continua hablando acerca de los mismos sucesos pero con mas detalles. En esta parte se menciona al hombre de pecado (Anticristo) pero el tema es el mismo, veamos:

II Tesalonicenses 2:1-3

1 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos hermanos, 2 que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis , ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor esta cerca 3 Nadie os engañe en ninguna manera; Porque no vendrá sin que antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición.

En estos versos, Pablo nos habla acerca de 3 cosas:

1. La venida de nuestro Señor 
2. Nuestra reunión con El 
3. El día del Señor.

Primero- Quiero que notemos el orden que Pablo usa para los primeros dos eventos. Sinceramente no creo que el orden usado por Pablo es casualidad, o que el espíritu Santo quien es el que inspira la Biblia halla decidido que este orden no tiene importancia o que simplemente nos quiere confundir. No lo creo, Pablo sabe que la reunión de los santos con Jesús ocurrirá en Su venida, por lo cual, primero ocurre la venida, y seguidamente la reunión con Él (el arrebatamiento).

Segundo-Lo que Pablo dice después de estos versos es de mayor importancia aún. Pablo vincula los acontecimientos anteriores directamente con el día del Señor. Pablo está tratando el asunto respecto a la Segunda Venida y la reunión de los santos con Cristo y eso es precisamente lo que hace, vincula ambos eventos el uno con el otro. El no empieza un tema nuevo acerca del día del Señor sin terminar de aclarar el asunto que acaba de introducir. Él nos dice que la venida de Cristo y la reunión de sus santos con él (arrebatamiento) tendrán lugar el día del Señor. Es importante recordar que el día del Señor (el día del arrebatamiento) será precedido por señales en el sol, la luna y las estrellas.

Tercero- También Pablo dice que el día del Señor (el día del arrebatamiento) no ha de acontecer hasta que se halla manifestado el hombre de pecado el hijo de perdición. Este hombre de pecado, hijo de perdición. De acuerdo a los teólogos bíblicos este es el 'Anticristo(s)'. Así que claramente vemos que la venida de nuestro Señor por sus santos tomará lugar después no antes que halla venido la apostasía y se halla manifestado el anticristo sentado como dios en el templo de Dios (el templo es la Iglesia), . Por consiguiente la iglesia estará todavía en la tierra cuando esto suceda, y verá estos acontecimientos. 

el rapto de la iglesiaLAS ENSEÑANZAS DE JESUS ACERCA DEL ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA >>>


descargar mp3Descargar Archivos Cristianos
Audio bible spanish, Libros cristianos gratis en español, Escuchar musica por internet, Predicaciones, Sonidos, Testimonios

religion cristianaLa Trinidad de Dios
Aprenda más acerca de Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo

biblia en lineaLea la Biblia en línea
Estudie cada día la Palabra de Dios

religion cristianaEl Evangelio de Cristo
Evangelize en línea con estas páginas, evangelio de hoy para niños

satanas demoniosEl Infierno
La terrible realidad de un lugar en el centro de este planeta

palabra de diosGuerra Espiritual
Entrenamiento de Guerra Espiritual exclusivo para verdaderos Cristianos

descargar musica celular

Buscar

revelaciones profeticas