descargar musica celular

Buscar

revelaciones profeticas

Celebración Efeso


CELEBRACION EFESO

PRIMERO DE OCTUBRE, 1999: UN DÍA HISTÓRICOPARA LA CRISTIANDAD

Más de 5.000 Cristianos de más de 40 naciones y de todos los continentes asistieron a "Celebración Éfeso"

El dos de octubre , 1999 el periódico turco "Hurriyet" incluyó un artículo de media página sobre el evento. Bajo el titular "Éfeso abrumado de oraciones y ayunos". El artículo decía:

 

Más de 4.000 (en realidad 5.000) protestantes se reunieron el primero de octubre en el antiguo anfiteatro de Éfeso para orar por Turquía. Bajo las banderas de 17 naciones y 17 banderas turcas en memoria del reciente terremoto del 17 de agosto además de un conjunto de muchas trompetas. El evento concluyó con un coro de cien voces y una orquesta de 16 instrumentos de Seoul, Korea que interpretó el coro Aleluya de Handel de su obra maestra El Mesías. Representantes de más de 40 naciones, incluyendo Malasia, Nepal, Turquía, México, Japón, Inglaterra, Nigeria, Brasil, Korea, y muchas más estuvieron presentes. Con lágrimas, gozo, danza, música, y oraciones para bendecir a esta nación celebraron por cuatro horas. El artículo dio gracias también a los peregrinos por los 100 millones de liras turcas ($20.000) más ofrendas adicionales dadas para aliviar a las víctimas del trágico terremoto que sacudió la nación el mes de agosto..

El programa incluyó la participación de líderes cristianos de alrededor del mundo reconocidos como "ancianos" del Cuerpo de Cristo quienes dirigieron a las multitudes en Oraciones, Lectura de las Escrituras y Adoración. Estos incluyeron Dexter Low, Malasia; Lok Bhandari, Nepal; Ihsan Osbek, Turquía; Jean Lim, Malasia; Ana Méndez, México; Héctor Torres USA (hispanos); Paul Ariga, Japón; Roger Mitchell, UK; Ben Gray, Australia; Paco Garcia, España; Gerda Leithgob, Sud Africa; Emeka Nwankpa, Nigeria; Neusa Itioka, Brasil; Cindy Jacobs, USA; Morris Cerullo, USA; Kim Sundo, Korea; Alice Smith, USA; Zekia Tanyar, Turquía; C. Peter Wagner, USA como maestro de ceremonias; y Ted Haggard como el pastor del evento.

 

La Jornada de Oración del Ministerio Hispano Internacional

El 23 de septiembre un equipo de 26 intercesores dirigidos por el pastor Héctor Torres viajó a Atenas, Grecia; para hacer una jornada de intercesión en varios sitios identicifados como Lugares Altos de idolatría y de tinieblas espirituales. También tuvimos tiempos de ministerio en varios sitios Bíblicos mientras seguíamos las huellas de los apóstoles Pablo y Juan.

En estos lugares altos trabamos combate con los poderes por medio de la intercesión profética, el arrepentimiento identificacional, y las declaraciones profécticas por la tierra y sus moradores mientras pedíamos que el Señor de la Siega enviase obreros a estas naciones que se encuentran bajo la decepción de religiones dadas a la idolatría y el paganismo. Nuestras declaraciones proféticas por un avivamiento espiritual en cada ciudad y lugar que visitamos sellaron nuestros tiempos de intercesión y guerra espiritual.

En la mayoría de estos sitios úngimos los lugares con aceite como un acto profético para llamar la presencia y la unción del Espíritu Santo y para quebrar y anular los pactos hechos por antiguos moradores de estas regiones con seres espirituales territoriales. Por lo general, ungíamos todo el perímetro de estos templos con aceite y donde no era posible, ungíamos parcialmente las puertas o los altares de sacrificio.

La parte más importante de la intercesión fue la entronización de nuestro Señor Jesucristo mientras gritábamos una y otra vez "Grande es Jesús de Nazaret" sobre la ciudad, la región y la nación en la cual estábamos orando. En muchos sitios nos encontrábamos con equipos que habían venido de otras naciones y se unían con nosotros en oración alabanza, y en el tocar de los Shofares.

En muchas áreas el Señor me conmovía a ministrar palabras proféticas sobre individuos como ocurrió en Laodicea sobre algunos pastores e intercesores de Kuala Lampur, Indonesia y Brunai, y en el aeropuerto de Estambul sobre muchos que estaban llegando de Esmirna.

En Atenas oramos primero en el templo del Zeus olímpico, el día siguiente fuimos a interceder en el Acrópolis, aquí ministramos la palabra primero en la Colina de Marte conocida también como el Areópago donde el apóstol Pablo discutía con los filósofos y los estóicos acerca del Dios no conocido. (Hechos 17:16-30).

Entonces oramos en el Partenón, un templo dedicado a la diosa Atena y considerado como uno de los más grandiosos templos edificados por el hombre, seguramente el centro más importante de la adoración pagana de la historia griega. Luego oramos en el templo de Nike, la diosa de la victoria y en el templo de Poseidón.

De allí fuimos a orar en la ciudad antigua de Corinto. Aquí enviamos que un equipo de intercesores a unjir con aceite todo el perímetro y el altar de sacrificio del templo de Afrodita, la diosa de placeres sexuales y del lujo. Entonces procedimos a ungir y orar en el templo de Apolo. Concluimos nuestra visita a Corinto con la ministración de la palabra en el mismo sitio donde Pablo predicaba a los judíos y a los gentiles. (Hechos 18:1-17).

El día siguiente volamos a Tesalónica, del aeropuerto fuimos a orar en la famosa Basílica de San Demetrio. Cuando llegamos allí estaban celebrando la misa matinal Griego-ortodoxa del domingo. Entramos en el templo y oramos silenciosa e individualmente sobre el santuario y ungimos todas las entradas al edificio con aceite. Fue una experiencia reveladora ver las tinieblas que decepcionan a esta gente maravillosa. Oramos que Dios abriese los ojos de su entendimiento para que viesen la luz gloriosa del Evangelio de Cristo. Comprendemos que Satanás ha cegado sus ojos para que no puedan ver la luz gloriosa del Evangelio. (2Corintios 4:4 y Juan 12:40).

Desde allí marchamos a Apolonia (Hechos 17:1). Allí en el mismo sitio donde Pablo predicó siglos antes elPastor Adrian Ayala de El Salvador, un pastor en Boston, MS ministró la palabra. De allí fuimos a Neápolis, la ciudad moderna de Kavala, una ciudad hermosísima de donde procedía nuestra guía grieg

Seguidamente viajamos a Filipos (Hechos 16:11'40). Alli primeramente oramos en la casa de Lidia. Caminamos hasta el rio donde solian las hermanas de Filipos reunirse para la oración. Allí la Hna. Enriqueta Lozano de México dirigió a las mujeres en oración (Hechos 16:13) en el mismo sitio donde Pablo, Lucas, y su equipo se encontraron hace casi dos mil años. Todas las Mujeres en nuestra equipo entraron en las aguas para recibir la unción de Lydia para la oración, la bendición financiera, y la hospitalidad. El Espíritu Santo cayó de una manera poderosa cuando entré en las aguas para imponer manos profécticas sobre cada una de ellas pidiendo que el Señor impartiese una unción doble sobre estas mujeres. Al mismo tiempo todos nuestros hombres se pusieron de acuerdo en oración con las declaraciones proféticas sobre nuestras intercesoras. Fue un tiempo glorioso en la presencia de Dios.

De allí partimos para las ruinas de la ciudad antigua de Filipos. Aquí en la Agora (la plaza central donde Pablo predicó su primer sermón en Macedonia) el Pastor Ronald Vargas de Costa Rica enseñó de las Escrituras un mensaje poderoso en el mismo sitio en que Pablo echó fuera el espíritu de adivinación de la esclava (Hechos 16:16-24) y predicó a los filipenses. Después de esto procedimos a orar en las puertas sagradas y en la antigua iglesia cristiana del tercer siglo y visitamos el sitio de la prisión de Pablo donde el carcelero de Filipos fue salvo.(Hechos 16:25-34).

De Allí entramos en Turquía por autobús y luego cruzamos el estrecho de Dardaneles por ferry para ir a Troas (Hechos 16:6-10, Hechos 20:7-11, y 2 Timoteo 4:13). Este fue el lugar donde Lucas se unió con Pablo en su jornada misionera. Aquí oramos y ungimos el templo antiguo de Artemisa (Diana de los efesios).

Esa noche descansamos en Ayvalik, un hermoso lugar de temporada de la costa en el cual Dios nos dio su estrategia y la aseguranza de su protección durante nuestra jornada en Anatolia (Turquía). A causa de las advertencias que nos habían dado respecto a Turquía y a su población principalmente musulmana buscamos la dirección del Señor mientras nos dirigimos a las siete iglesias del libro de Apocalipsis.

A las cinco de la mañana me desperté para orar y buscar la estrategia de Dios para nuestro asalto espiritual en esa nación. Mientras oraba y a las seis de la mañana en punto una paloma blanca apareció encima del balcón del cuarto del noveno piso donde mi esposa y yo nos quedábamos. Llegó casi al alcance de un brazo y mientras yo extendía mi brazo para alcanzarla, empezó a volar por encima del hotel dandole la vuelta tres veces. Para entonces Mimi había venido por mi insistencia a ver la paloma y la vimos volar al horizonte. En este momento el Espíritu Santo dijo estas palabras a mi corazón, " No temas porque voy delante de ti para preparar el camino. Estaré contigo para protegerte de cualquier daño. Por eso, no temas porque estoy contigo y te guiaré mientras que cumplas con todo lo que te he traído aquí para hacer."

Mimi y yo empezamos a orar y el Señor le dio a Mimi la estrategia que teníamos que seguir como equipo. Es muy aficionada a los rompecabezas y el Señor le dijo que nuestro equipo era una parte muy importante del rompecabezas de Dios para la tierra de Turquía. Dios estaba reuniendo a gentes de muchas naciones, tribus, lenguas, y antecedentes étnicos porque como en tiempos pasados le había dado a Pablo una llamada a Macedonia, ahora estaba dando una llamada a Anatolia a las naciones del mundo. Esta llamada era para derribar las fortalezas de las tinieblas que semejaban a tentáculos poderosos que habían impedido el evangelio por casi 1.500 años.

 

Ella dijo: 'nuestro equipo es un rompecabezas dentro de un rompecabezas. Los cuatro pastores que son una parte de nuestro equipo sonn las esquinas del rompecabezas que forman el armazón para nuestro equipo. Los intercesores que Dios ya me había señalado (10 del equipo de 26 más los pastores) son las piezas que establecen los límites y mantienen las piezas que quedan en orden y tu eres la pieza central que mantendra unido el rompecabezas.'

Esa mañana a las ocho de la mañana el equipo se reunió para orar y se presentó la estrategia. Nuestro equipo de pastores e intercesores tenía que reunirse cada mañana y cada noche para la oración intercesora y dos miembros diferentes del equipo tenían que ayunar diariamente para cubrir el liderazgo y los intercesores y sus familias con oración.

Ese día fuimos primero a Pérgamo para orar. Aquí nos encontramos con el equipo de 120 que el Pastor Ben Gray había traído de Australia y un equipo de cuarenta del Canadá el cual había traído sus shofares y sobre el valle de Bergama tocaron las trompetas gloriosamente con el sonido de guerra. Nuestros intercesores ungieron y oraron sobre el templo de Atena y entonces procedieron a rodear y ungir el altar de Zeus al cual el apóstol Juan se refirió como el Trono de Satanás (Apocalipsis 2:12-17). Oramos también en el templo de Serapis, un dios egipcio y Asclepius, el dios de la medicina y la puerta a los dioses del otro mundo. Aquí el Hno. Joe Gunnip de Phoenix, Arizona compartió un mensaje inspirador de la Palabra de Dios.

De Bergama viajamos a la Iglesia de Tiatira. (Apocalipsis 2:18-29). Fuimos a orar en el templo de Apolo y en la ciudad de donde vino Lidia. Según 2 Reyes 9:22 el espíritu de Jezebel se dio a la adoración obscena de ídolos y hechicerías monstruosas; Un espíritu licencioso y libertino que también amenaza a la Iglesia Norteaméricana hoy día. Aquí la Hna. Carolyn Clements compartió un mensaje maravilloso que inspiró a nuestro equipo en nuestro camino personal con Dios.

De allí manejamos a Izmir (anteriormente Esmirna- Apocalipsis 2:8-17). Esa tarde visitamos el acrópolis de la tercera ciudad más grande de Turquía y un centro de comercio y negocios. Quedan muy pocas ruinas o ruinas excavadas. El lugar fue muy impactante a causa de los cientos de niños callejeros y los muchos que vienen de casas muy pobres que llenan el parque que es el sitio de este acrópolis. Se veía claramente la ira y el odio en sus ojos cuando dos jóvenes trataron de atropellar a nuestro grupo con una motocicleta. Otra Joven apuntó a mi esposa con una pistola plástica y empezó a dispararla. Un joven tiró una piedra que golpeó a la Hna. Carmen Polini en la cabeza. El odio y la ira llenan los corazones de estos niños abandonados y abusados. Despues de que salimos del sitio muchos de nuestro grupo lloraban hondamente tocados por la pobreza y las necesidades de estos callejeros. Esa noche nos reunimos en la terraza del décimo piso y allí oramos por un avivamiento para la nación, por la bendicion financiera de la ciudad y la nación y pedimos que el Espíritu de Dios tocase a estos niños a quienes Jesús ama tanto.

El día próximo viajamos a Sardis (Apocalipsis 3:1-6). Aquí oramos en el templo famoso de Artemisa y nos encontramos con un equipo de Taiwan y Korea y se unieron con nosotros para la oración y el sonar de los Shofares. El Pastor Eliú Chacón de El Salvador, pastor en Boston, MS, compartió la Palabra con una gran unción. Aquí nos cruzamos con el equipo del Centro Mundial de Oración, Chuch Pierce, Cindy Jacobs, Brian Kooiman, y otros.

Nuestra próxima parada fue la ciudad del amor fraternal, la Filadelfia antigua que ahora se llama Alasehir (Apocalipsis 3:7-13). Se ven sólo unas pocas ruinas pero la ciudad queda, en particular las ruinas apenas excavadas del templo de Dionisio. Es interesante que quedan solamente las cuatro columnas principales de una primitiva iglesia cristiana, el mensaje a la Iglesia de Filadelfia fue que "al que venciere yo lo haré columna en el templo de mi Dios." El pastor Ronald Vargas compartió elmensaje de la Palabra sobre la vida de fidelidad que el creyente debe de caminar diariamente.

El autobús nos llevó a las ruinas de la ciudad de Laodicea (Apocalipsis 3:14-21). Aquí subimos a las ruinas antiguas de la Agora (el mercado) y el pastor Fernando Jimenez nos enseñó un mensaje maravilloso acerca de como el Señor está a la puerta del corazón de cada creyente deseando tener compañerismo con ellos diariamente. Oramos sobre la ciudad de Denizli para que el Señor traiga obreros a la ciudad y oramos por un avivamiento espiritual al evangelio.

Pasamos esta noche en las termas minerales de la ciudad de Pamukkale que tiene una vista magnífica de las manatiales minerales y sus piscinas y esa noche nos encontramos con más de 200 personas de varias naciones que se hospedaban en el mismo hotel. Fue un tiempo glorioso cuando el Espíritu Santo me hizo profetizar sobre un pastor de Kuala Lampur, otro de Brunai, y aún otro de Singapur. Después de un tiempo de ministerio, muchos de los miembros de su equipo vinieron a juntarse a nuestra celebración y recibir palabras proféticas mientras el Espíritu hablaba.

Al día siguiente nos dirigimos a Éfeso (Apocalipsis 2:1-7) donde intercedimos por algún tiempo en la casa de María y luego procedimos a las ruinas antiguas de Éfeso. Aquí, fuimos en seguida a la localidad de las ruinas antiguas del templo de Diana (Artemisa) donde oramos la misma oración que el apóstol Juan oró hace diecínueve siglos, la cual había resultado en la destrucción inmediata del altar de Diana y había causado la caída de un tercio de las paredes y la muerte del sacerdote del templo cuando el techo se le cayó encima.

Según el libro apócrifo de los Hechos de Juan, después de su regreso del exilio en la isla de Patmos fue al templo y entró en guerra espiritual intercesora mientras oró, " O Dios, quien eres Dios por sobre todos los que se nombran dioses, quien aún eres rechazado hasta hoy en la ciudad de los efesios; quien me hiciste venir a este lugar en el cual jamás había pensado; quien condenas toda forma de idolatría; y conviertes a todos los hombres a ti; a cuyo nombre todo ídolo huye, y todo demonio, y toda potestad de tinieblas; ahora haz huir al demonio que está en este lugar al oír tu santo nombre; el engañador de estas multitudes; y derrama tu misericordia en este lugar, porque muchos han sido extraviados." Nos echamos a gritar inmediatamente "Grande es Jesús de Nazaret."

De allí fuimos a las ruinas de la iglesia de la Virgen María donde el concilio de Éfeso había declarado a María como la Madre de Dios y la Reina del Cielo en el año 431 AC. Aquí leímos y declaramos las palabras del profeta Isaías, declarando la caída y el desentronización de la reina del cielo. (Isaías 47:1,3,5,7-15).

Al dia siguiente procedimos a Mileto, lugar donde Pablo convocó el primer retiro de pastores a los ancianos de efeso. Nuevamente el pastor Ronald vargas de Costa Rica nos ministró una poderosa palabra de Dios.

Esa tarde participamos en el glorioso evento de Celebración Efeso. Al día siguiente volamos a Estambul. Allí visitamos el famoso museo de Santa Sofía, anteriormente la catedral y la mesquita del mismo nombre. Tambien visitamos la Mesquita Azul en donde oramos poderosamente por romper el poder de las tinieblas sobre el pueblo turco. Después de esto nuestro equipo paso por un tiempo de lagrimas y despedidas al separarnos de nuestros amados hermanos de Costa Rica los cuales continuaban su viaje de peregrinación por Israel.

Nuestro regreso a Nueva York via Atenas nos permitió deleitarnos aún más en el gozo del Señor.

¡GRANDE ES JESUS DE NAZARET ¡!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 


buscador cristianoBuscar en este sitio web
Buscar en Miles de sitios web cristianos, encuentra Hoteles, Boletos de Avión y Restaurantes, Renta y seguros de autos  para tus reuniones y retiros espirituales

descargar mp3Descargar Archivos Cristianos
Audio bible spanish, Libros cristianos gratis en español, Escuchar musica por internet, Predicaciones, Sonidos, Testimonios

religion cristianaLa Trinidad de Dios
Aprenda más acerca de Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo

biblia en lineaLea la Biblia en línea
Estudie cada día la Palabra de Dios

religion cristianaEl Evangelio de Cristo
Evangelize en línea con estas páginas, evangelio de hoy para niños

satanas demoniosEl Infierno
La terrible realidad de un lugar en el centro de este planeta

palabra de diosGuerra Espiritual
Entrenamiento de Guerra Espiritual exclusivo para verdaderos Cristianos

descargar musica celular

Buscar

revelaciones profeticas