NUEVO TESTAMENTO - Hechos
Nuevo Testamento
Descargar música para iphone gratis
La Santa Biblia en ringtones gratis para iphone

La Santa Biblia en Línea, Audio Biblia

Estudios biblicos adventistas, estudio biblico adventista, sermones adventistas, predicaciones adventistas, estudios biblicos adventista, Cristianos, Evangelistas, Católicos, Sabatistas

Mateo
Marcos
Lucas
Juan
Hechos
Romanos
1 Corintios
2 Corintios
Galatas
Efesios
Filipenses
Colosenses
1 Tesalonicenses
2 Tesalonicenses
1 Timoteo
2 Timoteo
Tito
Filemon
Hebreos
Santiago
1 Pedro
2 Pedro
1 Juan
2 Juan
3 Juan
Judas
Apocalipsis
Antiguo Testamento

 

Los Hechos 8
Descargar Hechos 8 en Mp3 (Sonidos compatible con tu celular Ipod o Iphone)

Capitulo 08   

8:1 Y Saulo consentia en su muerte. En aquel dia hubo una gran persecucion contra la iglesia que estaba en Jerusalen; y todos fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria, salvo los apostoles. 
8:2 Y hombres piadosos llevaron a enterrar a Esteban, e hicieron gran llanto sobre el. 
8:3 Y Saulo asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la carcel.
8:4 Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio. 
8:5 Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo. 
8:6 Y la gente, unanime, escuchaba atentamente las cosas que decia Felipe, oyendo y viendo las señales que hacia. 
8:7 Porque de muchos que tenian espiritus inmundos, salian estos dando grandes voces; y muchos paraliticos y cojos eran sanados; 
8:8 asi que habia gran gozo en aquella ciudad. 
8:9 Pero habia un hombre llamado Simon, que antes ejercia la magia en aquella ciudad, y habia engañado a la gente de Samaria, haciendose pasar por algun grande. 
8:10 A este oian atentamente todos, desde el mas pequeño hasta el mas grande, diciendo: Este es el gran poder de Dios. 
8:11 Y le estaban atentos, porque con sus artes magicas les habia engañado mucho tiempo. 
8:12 Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres. 
8:13 Tambien creyo Simon mismo, y habiendose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacian, estaba atonito. 
8:14 Cuando los apostoles que estaban en Jerusalen oyeron que Samaria habia recibido la palabra de Dios, enviaron alla a Pedro y a Juan; 
8:15 los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espiritu Santo; 
8:16 porque aun no habia descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habian sido bautizados en el nombre de Jesus
8:17 Entonces les imponian las manos, y recibian el Espiritu Santo. 
8:18 Cuando vio Simon que por la imposicion de las manos de los apostoles se daba el Espiritu Santo, les ofrecio dinero, 
8:19 diciendo: Dadme tambien a mi este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espiritu Santo. 
8:20 Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. 
8:21 No tienes tu parte ni suerte en este asunto, porque tu corazon no es recto delante de Dios.
8:22 Arrepientete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizas te sea perdonado el pensamiento de tu corazon; 
8:23 porque en hiel de amargura y en prision de maldad veo que estas. 
8:24 Respondiendo entonces Simon, dijo: Rogad vosotros por mi al Señor, para que nada de esto que habeis dicho venga sobre mi. 
8:25 Y ellos, habiendo testificado y hablado la palabra de Dios, se volvieron a Jerusalen, y en muchas poblaciones de los samaritanos anunciaron el evangelio.
8:26 Un angel del Señor hablo a Felipe, diciendo: Levantate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalen a Gaza, el cual es desierto. 
8:27 Entonces el se levanto y fue. Y sucedio que un etiope, eunuco, funcionario de Candace reina de los etiopes, el cual estaba sobre todos sus tesoros, y habia venido a Jerusalen para adorar, 
8:28 volvia sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaias. 
8:29 Y el Espiritu dijo a Felipe: Acercate y juntate a ese carro. 
8:30 Acudiendo Felipe, le oyo que leia al profeta Isaias, y dijo: Pero ¿entiendes lo que lees? 
8:31 El dijo: ¿Y como podre, si alguno no me enseñare? Y rogo a Felipe que subiese y se sentara con el. 
8:32 El pasaje de la Escritura que leia era este:
Como oveja a la muerte fue llevado; 
Y como cordero mudo delante del que lo trasquila, 
Asi no abrio su boca. 
8:33   En su humillacion no se le hizo justicia; 
Mas su generacion, ¿quien la contara? 
Porque fue quitada de la tierra su vida.
8:34 Respondiendo el eunuco, dijo a Felipe: Te ruego que me digas: ¿de quien dice el profeta esto; de si mismo, o de algun otro? 
8:35 Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anuncio el evangelio de Jesus
 

8:36 Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aqui hay agua; ¿que impide que yo sea bautizado? 
8:37 Felipe dijo: Si crees de todo corazon, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el el cual era hijo de Dios. 
8:38 Y mando parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizo. 
8:39 Cuando subieron del agua, el Espiritu del Señor arrebato a Felipe; y el eunuco no le vio mas, y siguio gozoso su camino. 
8:40 Pero Felipe se encontro en Azoto; y pasando, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llego a Cesarea.