Leer la Biblia

 

Los Hechos 8

Descargar Hechos 8 en Mp3 (Sonidos compatible con tu celular Ipod o Iphone)

Capitulo 08   

8:1 Y Saulo consentia en su muerte. En aquel dia hubo una gran persecucion contra la iglesia que estaba en Jerusalen; y todos fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria, salvo los apostoles. 

8:2 Y hombres piadosos llevaron a enterrar a Esteban, e hicieron gran llanto sobre el. 

8:3 Y Saulo asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la carcel.

8:4 Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio. 

8:5 Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo. 

8:6 Y la gente, unanime, escuchaba atentamente las cosas que decia Felipe, oyendo y viendo las señales que hacia. 

8:7 Porque de muchos que tenian espiritus inmundos, salian estos dando grandes voces; y muchos paraliticos y cojos eran sanados; 

8:8 asi que habia gran gozo en aquella ciudad. 

8:9 Pero habia un hombre llamado Simon, que antes ejercia la magia en aquella ciudad, y habia engañado a la gente de Samaria, haciendose pasar por algun grande. 

8:10 A este oian atentamente todos, desde el mas pequeño hasta el mas grande, diciendo: Este es el gran poder de Dios. 

8:11 Y le estaban atentos, porque con sus artes magicas les habia engañado mucho tiempo. 

8:12 Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres. 

8:13 Tambien creyo Simon mismo, y habiendose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacian, estaba atonito. 

8:14 Cuando los apostoles que estaban en Jerusalen oyeron que Samaria habia recibido la palabra de Dios, enviaron alla a Pedro y a Juan; 

8:15 los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espiritu Santo; 

8:16 porque aun no habia descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habian sido bautizados en el nombre de Jesus

8:17 Entonces les imponian las manos, y recibian el Espiritu Santo. 

8:18 Cuando vio Simon que por la imposicion de las manos de los apostoles se daba el Espiritu Santo, les ofrecio dinero, 

8:19 diciendo: Dadme tambien a mi este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espiritu Santo. 

8:20 Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. 

8:21 No tienes tu parte ni suerte en este asunto, porque tu corazon no es recto delante de Dios.

8:22 Arrepientete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizas te sea perdonado el pensamiento de tu corazon; 

8:23 porque en hiel de amargura y en prision de maldad veo que estas. 

8:24 Respondiendo entonces Simon, dijo: Rogad vosotros por mi al Señor, para que nada de esto que habeis dicho venga sobre mi. 

8:25 Y ellos, habiendo testificado y hablado la palabra de Dios, se volvieron a Jerusalen, y en muchas poblaciones de los samaritanos anunciaron el evangelio.

8:26 Un angel del Señor hablo a Felipe, diciendo: Levantate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalen a Gaza, el cual es desierto. 

8:27 Entonces el se levanto y fue. Y sucedio que un etiope, eunuco, funcionario de Candace reina de los etiopes, el cual estaba sobre todos sus tesoros, y habia venido a Jerusalen para adorar, 

8:28 volvia sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaias. 

8:29 Y el Espiritu dijo a Felipe: Acercate y juntate a ese carro. 

8:30 Acudiendo Felipe, le oyo que leia al profeta Isaias, y dijo: Pero ¿entiendes lo que lees? 

8:31 El dijo: ¿Y como podre, si alguno no me enseñare? Y rogo a Felipe que subiese y se sentara con el. 

8:32 El pasaje de la Escritura que leia era este:

Como oveja a la muerte fue llevado; 

Y como cordero mudo delante del que lo trasquila, 

Asi no abrio su boca. 

8:33   En su humillacion no se le hizo justicia; 

Mas su generacion, ¿quien la contara? 

Porque fue quitada de la tierra su vida.

8:34 Respondiendo el eunuco, dijo a Felipe: Te ruego que me digas: ¿de quien dice el profeta esto; de si mismo, o de algun otro? 

8:35 Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anuncio el evangelio de Jesus

 

8:36 Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aqui hay agua; ¿que impide que yo sea bautizado? 

8:37 Felipe dijo: Si crees de todo corazon, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el el cual era hijo de Dios. 

8:38 Y mando parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizo. 

8:39 Cuando subieron del agua, el Espiritu del Señor arrebato a Felipe; y el eunuco no le vio mas, y siguio gozoso su camino. 

8:40 Pero Felipe se encontro en Azoto; y pasando, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llego a Cesarea.

La Santa Biblia en Línea, Audio Biblia

Estudios biblicos adventistas, estudio biblico adventista, sermones adventistas, predicaciones adventistas, estudios biblicos adventista, Cristianos, Evangelistas, Católicos, Sabatistas

Mateo

Marcos

Lucas

Juan

Hechos

Romanos

1 Corintios

2 Corintios

Galatas

Efesios

Filipenses

Colosenses

1 Tesalonicenses

2 Tesalonicenses

1 Timoteo

2 Timoteo

Tito

Filemon

Hebreos

Santiago

1 Pedro

2 Pedro

1 Juan

2 Juan

3 Juan

Judas

Apocalipsis

Antiguo Testamento

ANTIGUO TESTAMENTO - Hechos

Antiguo Testamento

La Santa Biblia en ringtones gratis para iphone