NUEVO TESTAMENTO - Hechos
Nuevo Testamento
Descargar música para iphone gratis
La Santa Biblia en ringtones gratis para iphone

La Santa Biblia en Línea, Audio Biblia

Estudios biblicos adventistas, estudio biblico adventista, sermones adventistas, predicaciones adventistas, estudios biblicos adventista, Cristianos, Evangelistas, Católicos, Sabatistas

Mateo
Marcos
Lucas
Juan
Hechos
Romanos
1 Corintios
2 Corintios
Galatas
Efesios
Filipenses
Colosenses
1 Tesalonicenses
2 Tesalonicenses
1 Timoteo
2 Timoteo
Tito
Filemon
Hebreos
Santiago
1 Pedro
2 Pedro
1 Juan
2 Juan
3 Juan
Judas
Apocalipsis
Antiguo Testamento

 

Los Hechos 27
Descargar Hechos 27 en Mp3 (Sonidos compatible con tu celular Ipod o Iphone)

Capitulo 27   

27:1 Cuando se decidio que habiamos de navegar para Italia, entregaron a Pablo y a algunos otros presos a un centurion llamado Julio, de la compañia Augusta. 
27:2 Y embarcandonos en una nave adramitena que iba a tocar los puertos de Asia, zarpamos, estando con nosotros Aristarco, macedonio de Tesalonica. 
27:3 Al otro dia llegamos a Sidon; y Julio, tratando humanamente a Pablo, le permitio que fuese a los amigos, para ser atendido por ellos. 
27:4 Y haciendonos a la vela desde alli, navegamos a sotavento de Chipre, porque los vientos eran contrarios. 
27:5 Habiendo atravesado el mar frente a Cilicia y Panfilia, arribamos a Mira, ciudad de Licia. 
27:6 Y hallando alli el centurion una nave alejandrina que zarpaba para Italia, nos embarco en ella. 
27:7 Navegando muchos dias despacio, y llegando a duras penas frente a Gnido, porque nos impedia el viento, navegamos a sotavento de Creta, frente a Salmon. 
27:8 Y costeandola con dificultad, llegamos a un lugar que llaman Buenos Puertos, cerca del cual estaba la ciudad de Lasea. 
27:9 Y habiendo pasado mucho tiempo, y siendo ya peligrosa la navegacion, por haber pasado ya el ayuno, Pablo les amonestaba, 
27:10 diciendoles: Varones, veo que la navegacion va a ser con perjuicio y mucha perdida, no solo del cargamento y de la nave, sino tambien de nuestras personas. 
27:11 Pero el centurion daba mas credito al piloto y al patron de la nave, que a lo que Pablo decia. 
27:12 Y siendo incomodo el puerto para invernar, la mayoria acordo zarpar tambien de alli, por si puediesen arribar a Fenice, puerto de Creta que mira al nordeste y sudeste, e invernar alli.
27:13 Y soplando una brisa del sur, pareciendoles que ya tenian lo que deseaban, levaron anclas e iban costeando Creta. 
27:14 Pero no mucho despues dio contra la nave un viento huracanado llamado Euroclidon. 
27:15 Y siendo arrebatada la nave, y no pudiendo poner proa al viento, nos abandonamos a el y nos dejamos llevar. 
27:16 Y habiendo corrido a sotavento de una pequeña isla llamada Clauda, con dificultad pudimos recoger el esquife. 
27:17 Y una vez subido a bordo, usaron de refuerzos para ceñir la nave; y teniendo temor de dar en la Sirte, arriaron las velas y quedaron a la deriva. 
27:18 Pero siendo combatidos por una furiosa tempestad, al siguiente dia empezaron a alijar, 
27:19 y al tercer dia con nuestras propias manos arrojamos los aparejos de la nave. 
27:20 Y no apareciendo ni sol ni estrellas por muchos dias, y acosados por una tempestad no pequeña, ya habiamos perdido toda esperanza de salvarnos. 
27:21 Entonces Pablo, como hacia ya mucho que no comiamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Habria sido por cierto conveniente, oh varones, haberme oido, y no zarpar de Creta tan solo para recibir este perjuicio y perdida. 
27:22 Pero ahora os exhorto a tener buen animo, pues no habra ninguna perdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave. 
27:23 Porque esta noche ha estado conmigo el angel del Dios de quien soy y a quien sirvo, 
27:24 diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante Cesar; y he aqui, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo. 
27:25 Por tanto, oh varones, tened buen animo; porque yo confio en Dios que sera asi como se me ha dicho. 
27:26 Con todo, es necesario que demos en alguna isla. 
27:27 Venida la decimacuarta noche, y siendo llevados a traves del mar Adriatico, a la medianoche los marineros sospecharon que estaban cerca de tierra; 
27:28 y echando la sonda, hallaron veinte brazas; y pasando un poco mas adelante, volviendo a echar la sonda, hallaron quince brazas. 
27:29 Y temiendo dar en escollos, echaron cuatro anclas por la popa, y ansiaban que se hiciese de dia. 
27:30 Entonces los marineros procuraron huir de la nave, y echando el esquife al mar, aparentaban como que querian largar las anclas de proa. 
27:31 Pero Pablo dijo al centurion y a los soldados: Si estos no permanecen en la nave, vosotros no puedes salvaros. 
27:32 Entonces los soldados cortaron las amarras del esquife y lo dejaron perderse. 
27:33 Cuando comenzo a amanecer, Pablo exhortaba a todos que comiesen, diciendo: Este es el decimocuarto dia que velais y permaneceis en ayunas, sin comer nada. 
27:34 Por tanto, os ruego que comais por vuestra salud; pues ni aun un cabello de la cabeza de ninguno de vosotros perecera. 
27:35 Y habiendo dicho esto, tomo el pan y dio gracias a Dios en presencia de todos, y partiendolo, comenzo a comer. 
27:36 Entonces todos, teniendo ya mejor animo, comieron tambien. 
27:37 Y eramos todas las personas en la nave doscientas setenta y seis. 
27:38 Y ya satisfechos, aligeraron la nave, echando el trigo al mar.
27:39 Cuando se hizo de dia, no reconocian la tierra, pero veian una ensenada que tenia playa, en la cual acordaron varar, si pudiesen, la nave. 
27:40 Cortando, pues, las anclas, las dejaron en el mar, largando tambien las amarras del timon; e izada al viento la vela de proa, enfilaron hacia la playa. 
 

27:41 Pero dando en un lugar de dos aguas, hicieron encallar la nave; y la proa, hincada, quedo inmovil, y la popa se abria con la violencia del mar. 
27:42 Entonces los soldados acordaron matar a los presos, para que ninguno se fugase nadando. 
27:43 Pero el centurion, queriendo salvar a Pablo, les impidio este intento, y mando que los que pudiesen nadar se echasen los primeros, y saliesen a tierra; 
27:44 y los demas, parte en tablas, parte en cosas de la nave. Y asi acontecio que todos se salvaron saliendo a tierra.