Jeremias

Capitulo 22

22:1 Asi dijo Jehova: Desciende a la casa del rey de Juda, y habla alli esta palabra, 
22:2 y di: Oye palabra de Jehova, oh rey de Juda que estas sentado sobre el trono de David, tu, y tus siervos, y tu pueblo que entra por estas puertas. 
22:3 Asi ha dicho Jehova: Haced juicio y justicia, y librad al oprimido de mano del opresor, y no engañeis ni robeis al extranjero, ni al huerfano ni a la viuda, ni derrameis sangre inocente en este lugar. 
22:4 Porque si efectivamente obedeciereis esta palabra, los reyes que en lugar de David se sientan sobre su trono, entraran montados en carros y en caballos por las puertas de esta casa; ellos, y sus criados y su pueblo. 
22:5 Mas si no oyereis estas palabras, por mi mismo he jurado, dice Jehova, que esta casa sera desierta. 
22:6 Porque asi ha dicho Jehovaacerca de la casa del rey de Juda: Como Galaad eres tu para mi, y como la cima del Libano; sin embargo, te convertire en soledad, y como ciudades deshabitadas. 
22:7 Preparare contra ti destruidores, cada uno con sus armas, y cortaran tus cedros escogidos y los echaran en el fuego. 
22:8 Y muchas gentes pasaran junto a esta ciudad, y diran cada uno a su compañero: ¿Por que hizo asi Jehovacon esta gran ciudad? 
22:9 Y se les respondera: Porque dejaron el pacto de Jehovasu Dios, y adoraron dioses ajenos y les sirvieron. 
22:10 No lloreis al muerto, ni de el os condolais; llorad amargamente por el que se va, porque no volvera jamas, ni vera la tierra donde nacio. 
22:11 Porque asi ha dicho Jehovaacerca de Salum el cual era hijo de Josias, rey de Juda, el cual reino en lugar de Josias su padre, y que salio de este lugar: No volvera mas aqui, 
22:12 sino que morira en el lugar adonde lo llevaron cautivo, y no vera mas esta tierra. 
22:13 ¡Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin equidad, sirviendose de su projimo de balde, y no dandole el salario de su trabajo! 
22:14 Que dice: Edificare para mi casa espaciosa, y salas airosas; y le abre ventanas, y la cubre de cedro, y la pinta de bermellon.
22:15 ¿Reinaras, porque te rodeas de cedro? ¿No comio y bebio tu padre, e hizo juicio y justicia, y entonces le fue bien? 
22:16 El juzgo la causa del afligido y del menesteroso, y entonces estuvo bien. ¿No es esto conocerme a mi? dice Jehova
22:17 Mas tus ojos y tu corazon no son sino para tu avaricia, y para derramar sangre inocente, y para opresion y para hacer agravio. 
22:18 Por tanto, asi ha dicho Jehovaacerca de Joacim el cual era hijo de Josias, rey de Juda: No lo lloraran, diciendo: ¡Ay, hermano mio! y ¡Ay, hermana! ni lo lamentaran, diciendo: ¡Ay, señor! ¡Ay, su grandeza! 
22:19 En sepultura de asno sera enterrado, arrastrandole y echandole fuera de las puertas de Jerusalen. 
22:20 Sube al Libano y clama, y en Basan da tu voz, y grita hacia todas partes; porque todos tus enamorados son destruidos. 
22:21 Te he hablado en tus prosperidades, mas dijiste: No oire. Este fue tu camino desde tu juventud, que nunca oiste mi voz. 
22:22 A todos tus pastores pastoreara el viento, y tus enamorados iran en cautiverio; entonces te avergonzaras y te confundiras a causa de toda tu maldad. 
22:23 Habitaste en el Libano, hiciste tu nido en los cedros. ¡Como gemiras cuando te vinieren dolores, dolor como de mujer que esta de parto! 
22:24 Vivo yo, dice Jehova, que si Conias el cual era hijo de Joacim rey de Juda fuera anillo en mi mano derecha, aun de alli te arrancaria. 
22:25 Te entregare en mano de los que buscan tu vida, y en mano de aquellos cuya vista temes; si, en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, y en mano de los caldeos. 
22:26 Te hare llevar cautivo a ti y a tu madre que te dio a luz, a tierra ajena en que no nacisteis; y alla morireis. 
 

22:27 Y a la tierra a la cual ellos con toda el alma anhelan volver, alla no volveran. 
22:28 ¿Es este hombre Conias una vasija despreciada y quebrada? ¿Es un trasto que nadie estima? ¿Por que fueron arrojados el y su generacion, y echados a tierra que no habian conocido? 
22:29 ¡Tierra, tierra, tierra! oye palabra de Jehova
22:30 Asi ha dicho Jehova: Escribid lo que sucedera a este hombre privado de descendencia, hombre a quien nada prospero sucedera en todos los dias de su vida; porque ninguno de su descendencia lograra sentarse sobre el trono de David, ni reinar sobre Juda.