Jeremias

Capitulo 20

20:1 El sacerdote Pasur el cual era hijo de Imer, que presidia como principe en la casa de Jehova, oyo a Jeremias que profetizaba estas palabras. 
20:2 Y azoto Pasur al profeta Jeremias, y lo puso en el cepo que estaba en la puerta superior de Benjamin, la cual conducia a la casa de Jehova
20:3 Y el dia siguiente Pasur saco a Jeremias del cepo. Le dijo entonces Jeremias: Jehovano ha llamado tu nombre Pasur, sino Magor-misabib. 
20:4 Porque asi ha dicho Jehova: He aqui, hare que seas un terror a ti mismo y a todos los que bien te quieren, y caeran por la espada de sus enemigos, y tus ojos lo veran; y a todo Juda entregare en manos del rey de Babilonia, y los llevara cautivos a Babilonia, y los matara a espada. 
20:5 Entregare asimismo toda la riqueza de esta ciudad, todo su trabajo y todas sus cosas preciosas; y dare todos los tesoros de los reyes de Juda en manos de sus enemigos, y los saquearan, y los tomaran y los llevaran a Babilonia. 
20:6 Y tu, Pasur, y todos los moradores de tu casa ireis cautivos; entraras en Babilonia, y alli moriras, y alli seras enterrado tu, y todos los que bien te quieren, a los cuales has profetizado con mentira.
20:7 Me sedujiste, oh Jehova, y fui seducido; mas fuerte fuiste que yo, y me venciste; cada dia he sido escarnecido, cada cual se burla de mi. 
20:8 Porque cuantas veces hablo, doy voces, grito: Violencia y destruccion; porque la palabra de Jehovame ha sido para afrenta y escarnio cada dia. 
20:9 Y dije: No me acordare mas de el, ni hablare mas en su nombre; no obstante, habia en mi corazon como un fuego ardiente metido en mis huesos; trate de sufrirlo, y no pude. 
20:10 Porque oi la murmuracion de muchos, temor de todas partes: Denunciad, denunciemosle. Todos mis amigos miraban si claudicaria. Quiza se engañara, decian, y prevaleceremos contra el, y tomaremos de el nuestra venganza. 
20:11 Mas Jehovaesta conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezaran, y no prevaleceran; seran avergonzados en gran manera, porque no prosperaran; tendran perpetua confusion que jamas sera olvidada. 
20:12 Oh Jehovade los ejercitos, que pruebas a los justos, que ves los pensamientos y el corazon, vea yo tu venganza de ellos; porque a ti he encomendado mi causa. 
20:13 Cantad a Jehova, load a Jehova; porque ha librado el alma del pobre de mano de los malignos. 
 

20:14 Maldito el dia en que naci; el dia en que mi madre me dio a luz no sea bendito. 
20:15 Maldito el hombre que dio nuevas a mi padre, diciendo: Hijo hombre te ha nacido, haciendole alegrarse asi mucho. 
20:16 Y sea el tal hombre como las ciudades que asolo Jehova, y no se arrepintio; oiga gritos de mañana, y voces a mediodia, 
20:17 porque no me mato en el vientre, y mi madre me hubiera sido mi sepulcro, y su vientre embarazado para siempre. 
20:18 ¿Para que sali del vientre? ¿Para ver trabajo y dolor, y que mis dias se gastasen en afrenta?