Leer la Biblia

Isaias

Capitulo 57

57:1 Perece el justo, y no hay quien piense en ello; y los piadosos mueren, y no hay quien entienda que de delante de la afliccion es quitado el justo. 

57:2 Entrara en la paz; descansaran en sus lechos todos los que andan delante de Dios. 

57:3 Mas vosotros llegaos aca, hijos de la hechicera, generacion del adultero y de la fornicaria. 

57:4 ¿De quien os habeis burlado? ¿Contra quien ensanchasteis la boca, y alargasteis la lengua? ¿No sois vosotros hijos rebeldes, generacion mentirosa, 

57:5 que os enfervorizais con los idolos debajo de todo arbol frondoso, que sacrificais los hijos en los valles, debajo de los peñascos? 

57:6 En las piedras lisas del valle esta tu parte; ellas, ellas son tu suerte; y a ellas derramaste libacion, y ofreciste presente. ¿No habre de castigar estas cosas? 

57:7 Sobre el monte alto y empinado pusiste tu cama; alli tambien subiste a hacer sacrificio. 

57:8 Y tras la puerta y el umbral pusiste tu recuerdo; porque a otro, y no a mi, te descubriste, y subiste, y ensanchaste tu cama, e hiciste con ellos pacto; amaste su cama dondequiera que la veias. 

57:9 Y fuiste al rey con ungüento, y multiplicaste tus perfumes, y enviaste tus embajadores lejos, y te abatiste hasta la profundidad del Seol. 

57:10 En la multitud de tus caminos te cansaste, pero no dijiste: No hay remedio; hallaste nuevo vigor en tu mano, por tanto, no te desalentaste. 

57:11 ¿Y de quien te asustaste y temiste, que has faltado a la fe, y no te has acordado de mi, ni te vino al pensamiento? ¿No he guardado silencio desde tiempos antiguos, y nunca me has temido? 

57:12 Yo publicare tu justicia y tus obras, que no te aprovecharan. 

57:13 Cuando clames, que te libren tus idolos; pero a todos ellos llevara el viento, un soplo los arrebatara; mas el que en mi confia tendra la tierra por heredad, y poseera mi santo monte. 

57:14 Y dira: Allanad, allanad; barred el camino, quitad los tropiezos del camino de mi pueblo. 

57:15 Porque asi dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espiritu, para hacer vivir el espiritu de los humildes, y para vivificar el corazon de los quebrantados. 

 

57:16 Porque no contendere para siempre, ni para siempre me enojare; pues decaeria ante mi el espiritu, y las almas que yo he creado. 

57:17 Por la iniquidad de su codicia me enoje, y le heri, escondi mi rostro y me indigne; y el siguio rebelde por el camino de su corazon. 

57:18 He visto sus caminos; pero le sanare, y le pastoreare, y le dare consuelo a el y a sus enlutados; 

57:19 producire fruto de labios: Paz, paz al que esta lejos y al cercano, dijo Jehova; y lo sanare. 

57:20 Pero los impios son como el mar en tempestad, que no puede estarse quieto, y sus aguas arrojan cieno y lodo. 

57:21 No hay paz, dijo mi Dios, para los impios.

ANTIGUO TESTAMENTO - Isaías

CAPITULOS

Antiguo Testamento

Informacion Historica acerca de los libros del antiguo testamento

La Biblia en Línea, Audio Biblia

Genesis 

Éxodo

Levitico

Numeros

Deuteronomio

Josue

Jueces

Rut

1 Samuel

2 Samuel

1 Reyes

2 Reyes

1 Cronicas

2 Cronicas

Esdras

Nehemias

Ester

Job

Salmos

Proverbios

Eclesiastes

Cantares

Isaias

Jeremias

Lamentaciones

Ezequiel

Daniel

Oseas

Joel

Amos

Abdias

Jonas

Miqueas

Nahum

Habacuc

Sofonias

Hageo

Zacarias

Malaquias

Nuevo Testamento