Leer la Biblia

Isaias

Capitulo 05

5:1 Ahora cantare por mi amado el cantar de mi amado a su viña. Tenia mi amado una viña en una ladera fertil. 

5:2 La habia cercado y despedregado y plantado de vides escogidas; habia edificado en medio de ella una torre, y hecho tambien en ella un lagar; y esperaba que diese uvas, y dio uvas silvestres. 

5:3 Ahora, pues, vecinos de Jerusalen y varones de Juda, juzgad ahora entre mi y mi viña. 

5:4 ¿Que mas se podia hacer a mi viña, que yo no haya hecho en ella? ¿Como, esperando yo que diese uvas, ha dado uvas silvestres? 

5:5 Os mostrare, pues, ahora lo que hare yo a mi viña: Le quitare su vallado, y sera consumida; aportillare su cerca, y sera hollada. 

5:6 Hare que quede desierta; no sera podada ni cavada, y creceran el cardo y los espinos; y aun a las nubes mandare que no derramen lluvia sobre ella. 

5:7 Ciertamente la viña de Jehova de los ejercitos es la casa de Israel, y los hombres de Juda planta deliciosa suya. Esperaba juicio, y he aqui vileza; justicia, y he aqui clamor.

5:8 ¡Ay de los que juntan casa a casa, y añaden heredad a heredad hasta ocuparlo todo! ¿Habitareis vosotros solos en medio de la tierra? 

5:9 Ha llegado a mis oidos de parte de Jehova de los ejercitos, que las muchas casas han de quedar asoladas, sin morador las grandes y hermosas. 

5:10 Y diez yugadas de viña produciran un bato, y un homer de semilla producira un efa. 

5:11 ¡Ay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez; que se estan hasta la noche, hasta que el vino los enciende! 

5:12 Y en sus banquetes hay arpas, vihuelas, tamboriles, flautas y vino, y no miran la obra de Jehova, ni consideran la obra de sus manos. 

5:13 Por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento; y su gloria perecio de hambre, y su multitud se seco de sed. 

5:14 Por eso ensancho su interior el Seol, y sin medida extendio su boca; y alla descendera la gloria de ellos, y su multitud, y su fausto, y el que en el se regocijaba. 

5:15 Y el hombre sera humillado, y el hombre sera abatido, y seran bajados los ojos de los altivos. 

5:16 Pero Jehova de los ejercitos sera exaltado en juicio, y el Dios Santo sera santificado con justicia. 

5:17 Y los corderos seran apacentados segun su costumbre; y extraños devoraran los campos desolados de los ricos. 

5:18 ¡Ay de los que traen la iniquidad con cuerdas de vanidad, y el pecado como con coyundas de carreta, 

5:19 los cuales dicen: Venga ya, apresurese su obra, y veamos; acerquese, y venga el consejo del Santo de Israel, para que lo sepamos! 

5:20 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! 

5:21 ¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de si mismos! 

5:22 ¡Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida; 

5:23 los que justifican al impio mediante cohecho, y al justo quitan su derecho! 

5:24 Por tanto, como la lengua del fuego consume el rastrojo, y la llama devora la paja, asi sera su raiz como podredumbre, y su flor se desvanecera como polvo; porque desecharon la ley de Jehova de los ejercitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel. 

5:25 Por esta causa se encendio el furor de Jehova contra su pueblo, y extendio contra el su mano, y le hirio; y se estremecieron los montes, y sus cadaveres fueron arrojados en medio

de las calles. Con todo esto no ha cesado su furor, sino que todavia su mano esta extendida. 

5:26 Alzara pendon a naciones lejanas, y silbara al que esta en el extremo de la tierra; y he aqui que vendra pronto y velozmente. 

5:27 No habra entre ellos cansado, ni quien tropiece; ninguno se dormira, ni le tomara sueño; a ninguno se le desatara el cinto de los lomos, ni se le rompera la correa de sus sandalias. 

5:28 Sus saetas estaran afiladas, y todos sus arcos entesados; los cascos de sus caballos pareceran como de pedernal, y las ruedas de sus carros como torbellino. 

5:29 Su rugido sera como de leon; rugira a manera de leoncillo, crujira los dientes, y arrebatara la presa; se la llevara con seguridad, y nadie se la quitara. 

5:30 Y bramara sobre el en aquel dia como bramido del mar; entonces mirara hacia la tierra, y he aqui tinieblas de tribulacion, y en sus cielos se oscurecera la luz.

ANTIGUO TESTAMENTO - Isaías

CAPITULOS

Antiguo Testamento

Informacion Historica acerca de los libros del antiguo testamento

La Biblia en Línea, Audio Biblia

Genesis 

Éxodo

Levitico

Numeros

Deuteronomio

Josue

Jueces

Rut

1 Samuel

2 Samuel

1 Reyes

2 Reyes

1 Cronicas

2 Cronicas

Esdras

Nehemias

Ester

Job

Salmos

Proverbios

Eclesiastes

Cantares

Isaias

Jeremias

Lamentaciones

Ezequiel

Daniel

Oseas

Joel

Amos

Abdias

Jonas

Miqueas

Nahum

Habacuc

Sofonias

Hageo

Zacarias

Malaquias

Nuevo Testamento