Leer la Biblia

ANTIGUO TESTAMENTO - GENESIS
CAPITULOS
Antiguo Testamento
Informacion Historica acerca de los libros del antiguo testamento

La Biblia en Línea, Audio Biblia

Genesis 
Éxodo
Levitico
Numeros
Deuteronomio
Josue
Jueces
Rut
1 Samuel
2 Samuel
1 Reyes
2 Reyes
1 Cronicas
2 Cronicas
Esdras
Nehemias
Ester
Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastes
Cantares
Isaias
Jeremias
Lamentaciones
Ezequiel
Daniel
Oseas
Joel
Amos
Abdias
Jonas
Miqueas
Nahum
Habacuc
Sofonias
Hageo
Zacarias
Malaquias
Nuevo Testamento


 

Genesis

Capitulo 37   

37:1 Habito Jacob en la tierra donde habia morado su padre, en la tierra de Canaan. 
37:2 Esta es la historia de la familia de Jacob: Jose, siendo de edad de diecisiete años, apacentaba las ovejas con sus hermanos; y el joven estaba con los hijos de Bilha y con los hijos de Zilpa, mujeres de su padre; e informaba Jose a su padre la mala fama de ellos. 
37:3 Y amaba Israel a Jose mas que a todos sus hijos, porque lo habia tenido en su vejez; y le hizo una tunica de diversos colores. 
37:4 Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba mas que a todos sus hermanos, le aborrecian, y no podian hablarle pacificamente. 
37:5 Y soño Jose un sueño, y lo conto a sus hermanos; y ellos llegaron a aborrecerle mas todavia. 
37:6 Y el les dijo: Oid ahora este sueño que he soñado: 
37:7 He aqui que atabamos manojos en medio del campo, y he aqui que mi manojo se levantaba y estaba derecho, y que vuestros manojos estaban alrededor y se inclinaban al mio.
37:8 Le respondieron sus hermanos: ¿Reinaras tu sobre nosotros, o gobernaras sobre nosotros? Y le aborrecieron aun mas a causa de sus sueños y sus palabras. 
37:9 Soño aun otro sueño, y lo conto a sus hermanos, diciendo: He aqui que he soñado otro sueño, y he aqui que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mi. 
37:10 Y lo conto a su padre y a sus hermanos; y su padre le reprendio, y le dijo: ¿Que sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti? 
37:11 Y sus hermanos le tenian envidia, mas su padre meditaba en esto. 
37:12 Despues fueron sus hermanos a apacentar las ovejas de su padre en Siquem. 
37:13 Y dijo Israel a Jose: Tus hermanos apacientan las ovejas en Siquem: ven, y te enviare a ellos. Y el respondio: Heme aqui. 
37:14 E Israel le dijo: Ve ahora, mira como estan tus hermanos y como estan las ovejas, y traeme la respuesta. Y lo envio del valle de Hebron, y llego a Siquem. 
37:15 Y lo hallo un hombre, andando el errante por el campo, y le pregunto aquel hombre, diciendo: ¿Que buscas? 
37:16 Jose respondio: Busco a mis hermanos; te ruego que me muestres donde estan apacentando. 
37:17 Aquel hombre respondio: Ya se han ido de aqui; y yo les oi decir: Vamos a Dotan. Entonces Jose fue tras de sus hermanos, y los hallo en Dotan. 
37:18 Cuando ellos lo vieron de lejos, antes que llegara cerca de ellos, conspiraron contra el para matarle. 
37:19 Y dijeron el uno al otro: He aqui viene el soñador. 
37:20 Ahora pues, venid, y matemosle y echemosle en una cisterna, y diremos: Alguna mala bestia lo devoro; y veremos que sera de sus sueños. 
37:21 Cuando Ruben oyo esto, lo libro de sus manos, y dijo: No lo matemos. 
37:22 Y les dijo Ruben: No derrameis sangre; echadlo en esta cisterna que esta en el desierto, y no pongais mano en el; por librarlo asi de sus manos, para hacerlo volver a su padre. 
37:23 Sucedio, pues, que cuando llego Jose a sus hermanos, ellos quitaron a Jose su tunica, la tunica de colores que tenia sobre si; 
37:24 y le tomaron y le echaron en la cisterna; pero la cisterna estaba vacia, no habia en ella agua. 
37:25 Y se sentaron a comer pan; y alzando los ojos miraron, y he aqui una compañia de ismaelitas que venia de Galaad, y sus camellos traian aromas, balsamo y mirra, e iban a llevarlo a Egipto. 
37:26 Entonces Juda dijo a sus hermanos: ¿Que provecho hay en que matemos a nuestro hermano y encubramos su muerte? 
37:27 Venid, y vendamosle a los ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre el; porque el es nuestro hermano, nuestra propia carne. Y sus hermanos convinieron con el. 
37:28 Y cuando pasaban los madianitas mercaderes, sacaron ellos a Jose de la cisterna, y le trajeron arriba, y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a Jose a Egipto. 
37:29 Despues Ruben volvio a la cisterna, y no hallo a Jose dentro, y rasgo sus vestidos.
37:30 Y volvio a sus hermanos, y dijo: El joven no parece; y yo, ¿adonde ire yo?
37:31 Entonces tomaron ellos la tunica de Jose, y degollaron un cabrito de las cabras, y tiñeron la tunica con la sangre; 
37:32 y enviaron la tunica de colores y la trajeron a su padre, y dijeron: Esto hemos hallado; reconoce ahora si es la tunica de tu hijo, o no. 
37:33 Y el la reconocio, y dijo: La tunica de mi hijo es; alguna mala bestia lo devoro; Jose ha sido despedazado. 
 

37:34 Entonces Jacob rasgo sus vestidos, y puso cilicio sobre sus lomos, y guardo luto por su hijo muchos dias. 
37:35 Y se levantaron todos sus hijos y todas sus hijas para consolarlo; mas el no quiso recibir consuelo, y dijo: Descendere enlutado a mi hijo hasta el Seol. Y lo lloro su padre. 
37:36 Y los madianitas lo vendieron en Egipto a Potifar, oficial de Faraon, capitan de la guardia.

Siguiente Capitulo >>>

 

Acerca de esta pagina      Webmaster   Peticiones especiales   Contacto

Derechos Reservados ElHijodeDios.com, Inc.