Leer la Biblia

2do. de Reyes

Capitulo 23

23:1 Entonces el rey mando reunir con el a todos los ancianos de Juda y de Jerusalen. 

23:2 Y subio el rey a la casa de Jehova con todos los varones de Juda, y con todos los moradores de Jerusalen, con los sacerdotes y profetas y con todo el pueblo, desde el mas chico hasta el mas grande; y leyo, oyendolo ellos, todas las palabras del libro del pacto que habia sido hallado en la casa de Jehova. 

23:3 Y poniendose el rey en pie junto a la columna, hizo pacto delante de Jehova, de que irian en pos de Jehova, y guardarian sus mandamientos, sus testimonios y sus estatutos, con todo el corazon y con toda el alma, y que cumplirian las palabras del pacto que estaban escritas en aquel libro. Y todo el pueblo confirmo el pacto. 

23:4 Entonces mando el rey al sumo sacerdote Hilcias, a los sacerdotes de segundo orden, y a los guardianes de la puerta, que sacasen del templo de Jehova todos los utensilios que habian sido hechos para Baal, para Asera y para todo el ejercito de los cielos; y los quemo fuera de Jerusalen en el campo del Cedron, e hizo llevar las cenizas de ellos a Bet-el. 

23:5 Y quito a los sacerdotes idolatras que habian puesto los reyes de Juda para que quemasen incienso en los lugares altos en las ciudades de Juda, y en los alrededores de Jerusalen; y asimismo a los que quemaban incienso a Baal, al sol y a la luna, y a los signos del zodiaco, y a todo el ejercito de los cielos.

23:6 Hizo tambien sacar la imagen de Asera fuera de la casa de Jehova, fuera de Jerusalen, al valle del Cedron, y la quemo en el valle del Cedron, y la convirtio en polvo, y echo el polvo sobre los sepulcros de los hijos del pueblo.

23:7 Ademas derribo los lugares de prostitucion idolatrica que estaban en la casa de Jehova, en los cuales tejian las mujeres tiendas para Asera. 

23:8 E hizo venir todos los sacerdotes de las ciudades de Juda, y profano los lugares altos donde los sacerdotes quemaban incienso, desde Geba hasta Beerseba; y derribo los altares de las puertas que estaban a la entrada de la puerta de Josue, gobernador de la ciudad, que estaban a la mano izquierda, a la puerta de la ciudad. 

23:9 Pero los sacerdotes de los lugares altos no subian al altar de Jehova en Jerusalen, sino que comian panes sin levadura entre sus hermanos. 

23:10 Asimismo profano a Tofet, que esta en el valle del el cual era hijo de Hinom, para que ninguno pasase su hijo o su hija por fuego a Moloc.

23:11 Quito tambien los caballos que los reyes de Juda habian dedicado al sol a la entrada del templo de Jehova, junto a la camara de Natan-melec eunuco, el cual tenia a su cargo los ejidos; y quemo al fuego los carros del sol. 

23:12 Derribo ademas el rey los altares que estaban sobre la azotea de la sala de Acaz, que los reyes de Juda habian hecho, y los altares que habia hecho Manases en los dos atrios de la casa de Jehova; y de alli corrio y arrojo el polvo al arroyo del Cedron. 

23:13 Asimismo profano el rey los lugares altos que estaban delante de Jerusalen, a la mano derecha del monte de la destruccion, los cuales Salomon rey de Israel habia edificado a Astoret idolo abominable de los sidonios, a Quemos idolo abominable de Moab, y a Milcom idolo abominable de los hijos de Amon.

23:14 Y quebro las estatuas, y derribo las imagenes de Asera, y lleno el lugar de ellos de huesos de hombres. 

23:15 Igualmente el altar que estaba en Bet-el, y el lugar alto que habia hecho Jeroboam el cual era hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel; aquel altar y el lugar alto destruyo, y lo quemo, y lo hizo polvo, y puso fuego a la imagen de Asera. 

23:16 Y se volvio Josias, y viendo los sepulcros que estaban alli en el monte, envio y saco los huesos de los sepulcros, y los quemo sobre el altar para contaminarlo, conforme a la palabra de Jehova que habia profetizado el hombre de Dios, el cual habia anunciado esto.

23:17 Despues dijo: ¿Que monumento es este que veo? Y los de la ciudad le respondieron: Este es el sepulcro del hombre de Dios que vino de Juda, y profetizo estas cosas que tu has hecho sobre el altar de Bet-el.

23:18 Y el dijo: Dejadlo; ninguno mueva sus huesos; y asi fueron preservados sus huesos, y los huesos del profeta que habia venido de Samaria. 

23:19 Y todas las casas de los lugares altos que estaban en las ciudades de Samaria, las cuales habian hecho los reyes de Israel para provocar a ira, las quito tambien Josias, e hizo de ellas como habia hecho en Bet-el. 

23:20 Mato ademas sobre los altares a todos los sacerdotes de los lugares altos que alli estaban, y quemo sobre ellos huesos de hombres, y volvio a Jerusalen. 

23:21 Entonces mando el rey a todo el pueblo, diciendo: Haced la pascua a Jehova vuestro Dios, conforme a lo que esta escrito en el libro de este pacto. 

23:22 No habia sido hecha tal pascua desde los tiempos en que los jueces gobernaban a Israel, ni en todos los tiempos de los reyes de Israel y de los reyes de Juda. 

23:23 A los dieciocho años del rey Josias fue hecha aquella pascua a Jehova en Jerusalen. 

23:24 Asimismo barrio Josias a los encantadores, adivinos y terafines, y todas las abominaciones que se veian en la tierra de Juda y en Jerusalen, para cumplir las palabras de la ley que estaban escritas en el libro que el sacerdote Hilcias habia hallado en la casa de Jehova. 

23:25 No hubo otro rey antes de el, que se convirtiese a Jehova de todo su corazon, de toda su alma y de todas sus fuerzas, conforme a toda la ley de Moises; ni despues de el nacio otro igual. 

23:26 Con todo eso, Jehova no desistio del ardor con que su gran ira se habia encendido contra Juda, por todas las provocaciones con que Manases le habia irritado. 

23:27 Y dijo Jehova: Tambien quitare de mi presencia a Juda, como quite a Israel, y desechare a esta ciudad que habia escogido, a Jerusalen, y a la casa de la cual habia yo dicho: Mi nombre estara alli. 

23:28 Los demas hechos de Josias, y todo lo que hizo, ¿no esta todo escrito en el libro de las cronicas de los reyes de Juda? 

23:29 En aquellos dias Faraon Necao rey de Egipto subio contra el rey de Asiria al rio Eufrates, y salio contra el el rey Josias; pero aquel, asi que le vio, lo mato en Meguido. 

23:30 Y sus siervos lo pusieron en un carro, y lo trajeron muerto de Meguido a Jerusalen, y lo sepultaron en su sepulcro. Entonces el pueblo de la tierra tomo a Joacaz el cual era hijo de Josias, y lo ungieron y lo pusieron por rey en lugar de su padre. 

23:31 De veintitres años era Joacaz cuando comenzo a reinar, y reino tres meses en Jerusalen. El nombre de su madre fue Hamutal hija de Jeremias, de Libna. 

23:32 Y el hizo lo malo ante los ojos de Jehova, conforme a todas las cosas que sus padres habian hecho. 

 

23:33 Y lo puso preso Faraon Necao en Ribla en la provincia de Hamat, para que no reinase en Jerusalen; e impuso sobre la tierra una multa de cien talentos de plata, y uno de oro. 

23:34 Entonces Faraon Necao puso por rey a Eliaquim el cual era hijo de Josias, en lugar de Josias su padre, y le cambio el nombre por el de Joacim; y tomo a Joacaz y lo llevo a Egipto, y fallecio alli.

23:35 Y Joacim pago a Faraon la plata y el oro; mas hizo avaluar la tierra para dar el dinero conforme al mandamiento de Faraon, sacando la plata y el oro del pueblo de la tierra, de cada uno segun la estimacion de su hacienda, para darlo a Faraon Necao. 

23:36 De veinticinco años era Joacim cuando comenzo a reinar, y once años reino en Jerusalen. El nombre de su madre fue Zebuda hija de Pedaias, de Ruma. 

23:37 E hizo lo malo ante los ojos de Jehova, conforme a todas las cosas que sus padres habian hecho.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25

ANTIGUO TESTAMENTO - 2 Reyes

CAPITULOS

Antiguo Testamento

Informacion Historica acerca de los libros del antiguo testamento

La Biblia en Línea, Audio Biblia

Genesis 

Éxodo

Levitico

Numeros

Deuteronomio

Josue

Jueces

Rut

1 Samuel

2 Samuel

1 Reyes

2 Reyes

1 Cronicas

2 Cronicas

Esdras

Nehemias

Ester

Job

Salmos

Proverbios

Eclesiastes

Cantares

Isaias

Jeremias

Lamentaciones

Ezequiel

Daniel

Oseas

Joel

Amos

Abdias

Jonas

Miqueas

Nahum

Habacuc

Sofonias

Hageo

Zacarias

Malaquias

Nuevo Testamento