Escuchar Audio biblia

ANTIGUO TESTAMENTO - 1era Samuel
CAPITULOS
Antiguo Testamento
Informacion Historica acerca de los libros del antiguo testamento

La Biblia en Línea, Audio Biblia

Genesis 
Éxodo
Levitico
Numeros
Deuteronomio
Josue
Jueces
Rut
1 Samuel
2 Samuel
1 Reyes
2 Reyes
1 Cronicas
2 Cronicas
Esdras
Nehemias
Ester
Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastes
Cantares
Isaias
Jeremias
Lamentaciones
Ezequiel
Daniel
Oseas
Joel
Amos
Abdias
Jonas
Miqueas
Nahum
Habacuc
Sofonias
Hageo
Zacarias
Malaquias
Nuevo Testamento


 

1ra. de Samuel

Capitulo 09

9:1 Habia un hombre de Benjamin, hombre valeroso, el cual se llamaba Cis, el cual era hijo de Abiel, el cual era hijo de Zeror, el cual era hijo de Becorat, el cual era hijo de Afia, el cual era hijo de un benjamita. 
9:2 Y tenia el un hijo su nombre era Saul, joven y hermoso. Entre los hijos de Israel no habia otro mas hermoso que el; de hombros arriba sobrepasaba a cualquiera del pueblo. 
9:3 Y se habian perdido las asnas de Cis, padre de Saul; por lo que dijo Cis a Saul su hijo: Toma ahora contigo alguno de los criados, y levantate, y ve a buscar las asnas. 
9:4 Y el paso el monte de Efrain, y de alli a la tierra de Salisa, y no las hallaron. Pasaron luego por la tierra de Saalim, y tampoco. Despues pasaron por la tierra de Benjamin, y no las encontraron. 
9:5 Cuando vinieron a la tierra de Zuf, Saul dijo a su criado que tenia consigo: Ven, volvamonos; porque quiza mi padre, abandonada la preocupacion por las asnas, estara acongojado por nosotros. 
9:6 El le respondio: He aqui ahora hay en esta ciudad un hombre de Dios, que es hombre insigne; todo lo que el dice acontece sin falta. Vamos, pues, alla; quiza nos dara algun indicio acerca del objeto por el cual emprendimos nuestro camino. 
9:7 Respondio Saul a su criado: Vamos ahora; pero ¿que llevaremos al hombre? Porque el pan de nuestras alforjas se ha acabado, y no tenemos que ofrecerle al hombre de Dios. ¿Que tenemos? 
9:8 Entonces volvio el criado a responder a Saul, diciendo: He aqui se halla en mi mano la cuarta parte de un siclo de plata; esto dare al hombre de Dios, para que nos declare nuestro camino. 
9:9 (Antiguamente en Israel cualquiera que iba a consultar a Dios, decia asi: Venid y vamos al vidente; porque al que hoy se llama profeta, entonces se le llamaba vidente.) 
9:10 Dijo entonces Saul a su criado: Dices bien; anda, vamos. Y fueron a la ciudad donde estaba el hombre de Dios. 
9:11 Y cuando subian por la cuesta de la ciudad, hallaron unas doncellas que salian por agua, a las cuales dijeron: ¿Esta en este lugar el vidente? 
9:12 Ellas, respondiendoles, dijeron: Si; helo alli delante de ti; date prisa, pues, porque hoy ha venido a la ciudad en atencion a que el pueblo tiene hoy un sacrificio en el lugar alto. 
9:13 Cuando entreis en la ciudad, le encontrareis luego, antes que suba al lugar alto a comer; pues el pueblo no comera hasta que el haya llegado, por cuanto el es el que bendice el sacrificio; despues de esto comen los convidados. Subid, pues, ahora, porque ahora le hallareis. 
9:14 Ellos entonces subieron a la ciudad; y cuando estuvieron en medio de ella, he aqui Samuel venia hacia ellos para subir al lugar alto. 
9:15 Y un dia antes que Saul viniese, Jehova habia revelado al oido de Samuel, diciendo: 
9:16 Mañana a esta misma hora yo enviare a ti un hombre de la tierra de Benjamin, al cual ungiras por principe sobre mi pueblo Israel, y salvara a mi pueblo de mano de los filisteos; porque yo he mirao a mi pueblo, por cuanto su clamor ha llegado hasta mi. 
9:17 Y luego que Samuel vio a Saul, Jehova le dijo: He aqui este es el hombre del cual te hable; este gobernara a mi pueblo. 
9:18 Acercandose, pues, Saul a Samuel en medio de la puerta, le dijo: Te ruego que me enseñes donde esta la casa del vidente. 
9:19 Y Samuel respondio a Saul, diciendo: Yo soy el vidente; sube delante de mi al lugar alto, y come hoy conmigo, y por la mañana te despachare, y te descubrire todo lo que esta en tu corazon. 
9:20 Y de las asnas que se te perdieron hace ya tres dias, pierde cuidado de ellas, porque se han hallado. Mas ¿para quien es todo lo que hay de codiciable en Israel, sino para ti y para toda la casa de tu padre? 
9:21 Saul respondio y dijo: ¿No soy yo el cual era hijo de Benjamin, de la mas pequeña de las tribus de Israel? Y mi familia ¿no es la mas pequeña de todas las familias de la tribu de Benjamin? ¿Por que, pues, me has dicho cosa semejante? 
9:22 Entonces Samuel tomo a Saul y a su criado, los introdujo a la sala, y les dio lugar a la cabecera de los convidados, que eran unos treinta hombres. 
9:23 Y dijo Samuel al cocinero: Trae aca la porcion que te di, la cual te dije que guardases aparte. 
 

9:24 Entonces alzo el cocinero una espaldilla, con lo que estaba sobre ella, y la puso delante de Saul. Y Samuel dijo: He aqui lo que estaba reservado; ponlo delante de ti y come, porque para esta ocasion se te guardo, cuando dije: Yo he convidado al pueblo. Y Saul comio aquel dia con Samuel. 
9:25 Y cuando hubieron descendido del lugar alto a la ciudad, el hablo con Saul en el terrado. 
9:26 Al otro dia madrugaron; y al despuntar el alba, Samuel llamo a Saul, que estaba en el terrado, y dijo: Levantate, para que te despida. Luego se levanto Saul, y salieron ambos, el y Samuel. 
9:27 Y descendiendo ellos al extremo de la ciudad, dijo Samuel a Saul: Di al criado que se adelante (y se adelanto el criado), mas espera tu un poco para que te declare la palabra de Dios.

I 2 3 4 5 6 7 8 9 I0 II I2 I3 I4 I5 I6 I7 I8 I9 20 2I 22 23 24 25 26 27 28 29 30 3I