descargar musica celular

Buscar

revelaciones profeticas

ConflictoFinal.com

CAPÍTULO VEINTICUATRO

EL CONFLICTO FINAL

ESTRATEGIAS PARA LA BATALLA FINAL PARTE 2


ESTRATEGIAS PARA LA BATALLA FINAL PARTE 1 >>>

OBJETIVOS:

Al concluir este capítulo serás capaz de:

Escribir el versículo llave de memoria.

Resumir lo eventos que llevan al conflicto final.

Describir el conflicto final.

Describir el destino final de Satanás y las fuerzas espirituales del mal.

ESTRATEGIAS PARA LA BATALLA

Estrategias:

1.  No refunfuñar: los israelitas se quejaron en relación con su situación ( versos 2, 3). Quejarse y refunfuñar no complace al Señor (Versículo 11).

2.  No re rebeles en contra del Señor: la rebelión es pecado. Debes totalmente renunciar a ella (Versículo 9).

3.  Ten cuidado de los informes calumniadores: Satanás tiende a desencaminar a las personas  mediante reportes malignos y persuade mediante una multitud en acuerdo con estos reportes. La mayoría está raramente en lo correcto (Números 14: 36-38).

4.  Obedece la voz del Señor: Dios había dejado claro que Israel debía volver al desierto pero ellos procedieron en la dirección opuesta (Versículo 25).

5.     No estar súper confiado: los israelitas se movieron en presunción y estuvieron sobreconfiados (versos 42-44). Procedieron a la batalla sin la bendición del Señor. La presencia de Dios es necesaria para la victoria.

6.     Toma decisiones en fe y no en temor: la decisiones tomadas en temor resultan en la derrota.

Referencia de la Escritura: Números 21:1-3.

Campo de batalla: Horma.

Fuerzas opositoras: Israel y Arad el cananita, un jefe tribal.

Razón de la batalla: Israel fue forzado dentro de esta batalla. No fue su plan entrar en la tierra desde el sur.

Estrategias:

1.     Reconocer que el fracaso es una palabra temporal: esta batalla en contra del rey Arad y de los cananitas fue peleada en la misma área del intento de entrar a la tierra prometida 38 años antes (Números 14:45). Aunque Israel falló entonces, en esta oportunidad triunfaron. El fracaso nunca debe ser considerado una derrota permanente. Nunca fracasarás hasta que te detengas de intentar.

2.     Aprende de las derrotas pasadas: Dios puede utilizar el fracaso para enseñar verdades espirituales. Israel aprendió que deben tener a Dios con ellos en la batalla  (versos 2-3). Pregúntale a Dios lo que Él quiere que aprendas mediante los fracasos.

Referencia de la Escritura: Números 21:21-32.

Campo de batalla: Jahaza.

Fuerzas opositoras: Israel y los amorreos.

Razón de la batalla: Moisés quiso ganar acceso a la tierra del oeste del jordán que había sido prometida por Dios. Pidió un acceso pacífico (versos 21, 22), pero Sehón, rey de los amorreos rehusó (Versículo 23).

Estrategias:

1.  Entiende que el conflicto es inevitable: si has de tomar posesión de las promesas de Dios, el conflicto espiritual es inevitable. El enemigo no te permitirá pasó pacífico para reclamar las promesas de Dios.

Referencia de la Escritura: Números 31.

Campo de batalla: Llanos de Moab.

Fuerzas opositoras: Israelitas y madianitas.

Razón de la batalla: El Señor mandó la destrucción de los madianitas porque eran un pueblo malvado al servicio de Baal (Números 25).

Estrategias:

1.     Purifícate a ti mismo: Dios estableció un proceso de purificación que Israel debía seguir antes de ir a la batalla. El estableció el proceso, pero ellos tenían que actuar en concordancia. Si Dios ha de pelear contigo en la batalla, debes estar espiritualmente purificado. Él ha establecido la manera mediante Jesucristo, pero tú debes actuar conforme a ello.

2.     Subordina los intereses personales: (versos 25-54). En la batalla los intereses personales deben ser subordinados (dejados de lado) por la causa de la victoria corporativa.

Referencia de la Escritura: Deuteronomio 2:24-37.

Campo de batalla: Jahaza.

Fuerzas opositoras: Israel y Sehón el amorreo, rey de Hesbón.

Razón de la batalla: Sehón rehusó permitir a los israelitas atravesar pacíficamente el Jordán hacia la tierra que Dios les dio.

Estrategias:

1.  Reclama lo que Dios te ha dado: Dios ya les había dado a los israelitas la tierra prometida de Canaán que es un tipo de la vida llena del Espíritu (Versículo 24). A ti también te ha dado una heredad. Ya es tuya, esperando que la reclames. (Ver también la batalla en Edrei en Números 21:33-35. Esta mismo estrategia de tomar posesión de lo que Dios ya te ha dado está reflejada en esta batalla).

2.     Permite que Dios pelee por ti: Sehón llevó adelante un ataque hostil sobre Israel y sufrió derrota porque el Señor peleó por Su pueblo (versos 31, 33).

3.     Reconoce que nada es demasiado difícil para el Señor:  no había una ciudad demasiado fuerte para Israel que no pudiera derrotarla (Versículo 36). No existe fortaleza de Satanás en tu vida que no pueda ser vencida.

Referencia de la Escritura: Deuteronomio 3:1-11.

Campo de batalla: Edrei.

Fuerzas opositoras: Israel y Og el amorreo, rey de Basán.

Razón de la batalla: Og, un gigante como el que había asustado a los espías cuando exploraron la tierra por primera vez (Números 13:33), vino con sus hombres en batalla contra los israelitas.

Estrategias:

1.     Está seguro que el Señor entregará al enemigo en tus manos: el mandato de Dios a Israel de avanzar en contra de Og fue acompañado por Su promesa que entregaría al enemigo en sus manos (Versículo 3).

2.     Vence todos los obstáculos: el peso de las ciudades fortificadas del enemigo y el tamaño de su rey no derrotó al ejército del Señor. Nada es demasiado difícil para aquellos que reciben poder del Él.

3.     Reclama los frutos de la victoria: Deuteronomio 3:8-11 resume los frutos de la victoria de Israel en Edrei. Cada batalla en la que nos involucramos presenta una oportunidad para reclamar nuevos “frutos de la victoria” en tu vida espiritual.

Referencia de la Escritura: Josué 6.

Campo de batalla: Jericó.

Fuerzas opositoras: Israel  y el rey de Jericó y sus hombres fuertes.

Razón de la batalla: Dios le dijo a Josué que guiara a los israelitas a conquistar a la ciudad de Jericó.

Estrategias:

1.     Reconoce que los caminos de Dios no son tus caminos: no importa que tan tonta una situación pueda parece, debes confiar en Dios. Sus caminos y pensamientos no son como los tuyos (1 Corintios 1:27). Dios algunas veces interviene en maneras que parecen tontas a la mente natural. Israel estaba librando batalla a la manera de Dios, no importa que tonto pueda ello parecer. Ver 1 Corintios 1:25.

2.     Busca la seguridad de la presencia de Dios: el arca del Señor, mencionada muchas veces en los versos 6-13, simbolizaba que el Dios de Israel estaba con ellos. Antes de entrar en la batalla, busca la seguridad de la presencia de Dios.

3.     Usa la estrategia del silencio: a Israel se le dijo que marchara en silencio (con la excepción del sonar de las trompetas) hasta que escucharan la orden de gritar (v. 10). La estrategia del silencio debe ser usada en la guerra hasta que recibes direcciones de Dios de cuando y qué hablar.

Referencia de la Escritura: Josué 7.

Campo de batalla: Ciudad de Hai.

Fuerzas opositoras: Israel y los amorreos.

Razón de la batalla: Josué estaba guiando  a los israelitas a la batalla para tomar posesión de la tierra que Dios les había prometido.

Estrategias:

1.     No violes las instrucciones de Dios: el pecado de Acán provocó que se retirara el favor de Dios que resultó en el desastre para Israel (versos 1-5). El pecado se esconde en la sombra de la victoria.

2.     No subestimes al enemigo: los espías subestimaron la población de Hai (versos 2-4). No subestimes el poder del enemigo para matar, robar y destruir. Al mismo tiempo, no permitas que el reconocimiento racional de su poder te provoque miedo. Tienes poder sobre todo el poder del enemigo.

3.     Descubre y trata con la causa de la derrota: cuando hay derrota, hay una causa. Israel trató con la culpa como se les había instruido (versos 13, 25, 26). Esta disciplina resultó en la aprobación restaurada de parte de Dios. Para mantener la presencia de Dios, debes tratar con el pecado mediante la confesión y el arrepentimiento.

4.     Abstente de los deseos de la carne: el pecado de Acán fue una progresión... el vio, codició, tomó (Versículo 21). En 1 Pedro 2:11, se nos dice de “abstenernos de los deseos de la carne que combaten contra el alma”. El deseo de los ojos no es del Padre, sino que es del mundo (1 Juan 2:16). Desde el primer ataque del enemigo sobre el hombre, los deseos han sido instrumentales a la derrota (Génesis 3).

Referencia de la Escritura: Josué 8.

Campo de batalla: Hai.

Fuerzas opositoras: Israel y los hombres de la ciudad de Hai.

Razón de la batalla: Dios le dijo a Israel que tomaran la ciudad de Hai y que esta vez serían vencedores.

Estrategias:

1.  Apóyense unos a otros: trabajando como un equipo Israel derrotó al enemigo llevando a cabo una emboscada. Eclesiastés 4: 9-12 indica que añadimos fuerza en contra del enemigo cuando nos apoyamos unos a otros.

2.  Está preparado: Josué les dijo a los hombres de guerra que estuvieran listos (Versículo 4). Estás involucrado en guerra espiritual. Debes estar listo para avanzar y estar en guardia contra el enemigo en todo momento.

3.  Usa la espada: la espada de Josué fue la señal para los hombres ocultos para la emboscada (versos 18, 19). Los creyentes tienen una espada espiritual que es la Palabra de Dios (Efesios 6:17). Has de  usarla para advertir a otros de la aproximación del enemigo.

4.  Vuélvete y enfrenta al enemigo: los israelitas que escaparon al desierto se volvieron contra sus perseguidores y los mataron (Versículo 21). Vuélvete y enfrenta al enemigo en la fortaleza del Señor. “Someteos pues a Dios, resistid al diablo y huirá de vosotros” (Santiago 4:7).

5.  Concéntrate en el Vencedor en lugar de las victorias: Josué guió al pueblo en adoración después que la victoria fue ganada (versos 29-31). Algunas veces cometemos el error de enfatizar una victoria espiritual y nuestra parte en alcanzarla. Se nos advierte “así que el que piense estar firme mire que no caiga” (1 Corintios 10:12).

Referencia de la Escritura: Josué 10:1-27.

Campo de batalla: Gabaón.

Fuerzas opositoras: Israel y los cinco reyes amorreos de Jerusalén, Hebrón, Jarmut, Laquis, y Eglón con sus fuerzas.

Razón de la batalla: Josué fue llamado para ayudar a los gabaonitas porque el rey de Jerusalén organizó tropas para castigarlos por hacer un tratado con Israel. Estos cinco reyes querían evitar que los israelitas ocuparan esta localidad estratégica.

Estrategias:

1.  Coloca al enemigo bajo tus pies: colocar el pie sobre los cuellos, el símbolo antiguo de subyugación, es llevado a cabo aquí por los comandantes de campo de Josué (versos 24-25). Jesús dijo que Él es la cabeza de Su cuerpo, la Iglesia. ÉL ha puesto todo el poder del enemigo bajo Sus pies. Si somos SU cuerpo, esto significa que nuestros pies están sobre el cuello del enemigo.

2.  Se fuerte y de buen ánimo: esta es la Palabra de Dios para ti al enfrentarte a la batalla. Tu fortaleza viene de saber que Dios está de tu parte. Esta seguridad provoca que estés fuerte y de buen ánimo cuando enfrentas la oposición (Versículo 25).

Referencia de la Escritura: Josué 10:28-43.

Campo de batalla: Sur de Palestina.

Fuerzas opositoras: Israel y las ciudades de la Palestina del sur.

Razón de la batalla: Josué lanzó el ataque para tomar la Palestina del sur.

Estrategias:

1.  Ataca las fortalezas llave: La estrategia de batalla de Josué fue una serie de ataques relámpago contra las ciudades cananitas llave con el propósito de destruir la capacidad combativa de los habitantes (versos 28-43). Al atacar fortalezas llaves del enemigo en tu vida (por ejemplo, la carne) debilitas la capacidad del enemigo para atacarte.

Referencia de la Escritura: Josué 11.

Campo de batalla: en las aguas de Merom.

Fuerzas opositoras: Israel y los reyes cananitas del norte bajo el liderazgo de Jabín, rey de Hazor.

Razón de la batalla: siguiendo las instrucciones de Dios, Josué guió a los israelitas a poseer otra porción de la tierra prometida.

Estrategias:

1.  Persevera: Josué libró batalla contra los reyes de la tierra por alrededor de seis años (Versículo 18). Perseverancia (permanecer fiel en la batalla) es esencial para capturar las fortalezas, expulsar a los habitantes (vieja naturaleza pecaminosa) y poseer todo lo que Dios ha prometido.

2.  No temer el tamaño de las fuerzas del enemigo (Versículo 4).

Referencia de la Escritura: Jueces 6:1- 8:35.

Campo de batalla: Valle de Jezrel.

Fuerzas opositoras: Gedeón y 300 hombres contra los madianitas y amalecitas.

Razón de la batalla: porque Israel pecó, Dios los entregó al yugo de la nación de Madián por siete años. Cuando Israel se arrepintió y clamó al Señor, Él envió a Gedeón  para librarlos.

Estrategias:

1.  Presta atención a la advertencia: el pecado resulta en esclavitud. El pecado de Israel la dejó sin poder delante de sus enemigos (6: 1-5). El pecado te lleva al yugo de Satanás.

2.  La restauración viene de parte de Dios: la opresión medianita llevó a Israel a una posición en la que finalmente buscaron al Señor para su liberación (6:6-8). Cuando has sido tomado cautivo por el enemigo mediante tu propio pecado, Dios es tu única esperanza de restauración.

3.  Pasa tiempo a solas con Dios: Gedeón fue por sí mismo cuando fue comisionado para liberar a Israel (6:11-14). Líderes de guerra espiritual valientes deben pasar tiempo a solas con Dios. Si has de ayudar a otros mediante el ministerio de liberación esta estrategia es vital.

4.  Derriba los altares de idolatría: Gedeón derribó y destruyó los altares de Baal (6:25-31). Has de derribar las fortalezas del enemigo y destruir cada cosa idolátrica que se entromete en el camino del total compromiso con Dios.

5.  Sé dotado por el Espíritu de Dios: El Espíritu de Dios vino sobre Gedeón para darle poder para alcanzar el propósito divino (6:34). El ser dotado con el poder el Espíritu Santo debe venir sobre ti por la misma razón. Ver Hechos 1:8.

6.  Busca mayores niveles de fe: Gedeón necesitó un vellón como señal para confiar en Dios (6:34-40). Algunos cristianos no pueden creer a menos que tengan ciertas señales favorables en el mundo natural. Necesitas buscar mayores niveles de fe que toman a Dios por Su Palabra incluso cuando las circunstancias naturales son contrarias. Ver Hechos 27:20-25.

7.  No seas confiado en ti mismo: Dios evitó la auto confianza al reducir el ejército a un número pequeño. Dios obra en tu vida para eliminar la auto confianza de tal manera que puedas reconocer que la victoria viene de Él.

8.  No dudes: A pesar de las confirmaciones de Dios, Gedeón dudó en enfrentar el enemigo. Nunca antes había guiado un ejército y sus hombres eran inexpertos y faltos de entrenamiento (7:9,10). Hay momentos en los que puedes dudar en moverte en una nueva dirección en la que Dios te ha dicho que marches. Puedes sentirte falto de experiencia e inadecuado. No dudes... Dios capacita a los que llama.

9.  Haz blanco el temor del enemigo: Dios permitió que Gedeón pudiera escuchar los temores de los medianitas. Al identificar temores, se descubren las debilidades. Santiago 2:19 dice que los demonios creen en Dios y tiemblan. Focaliza los miedos del enemigo con el poder de Dios.

Referencia de la Escritura: Jueces 15.

Campo de batalla: Lehi.

Fuerzas opositoras: Sansón y los filisteos.

Razón de la batalla: Sansón atacó a los filisteos sobre la base de una asunto familiar. Los filisteos culparon del ataque a su esposa y su familia y se desquitaron destruyéndolos con fuego. El desquite continuó entre Sansón y los filisteos.

Estrategias:

1.  Conoce que Dios vuelve la derrota en victoria: mientras los enemigos de Sansón estaban gritando en triunfo, el Espíritu del Señor vino sobre Sansón y rompió las cuerdas que lo ataban (Versículo 14). Tomó una mandíbula de asno, atacó a sus enemigos, y mató a mil hombres. Lo que parecía derrota fue transformado en victoria para el campeón de los israelitas (Versículo 15). No hay derrota que no pueda ser transformada en victoria por Dios.

2.  Reconoce a Dios como tu provisión: después del ejercicio de matar a 1.000 filisteos Sansón estuvo sediento. Su condición debilitada lo habría dejado presa de los otros filisteos que buscaban vengar la muerte de sus compatriotas. En su dolor clamó al Señor (Versículo 18). Dios no es solamente nuestra fuerza en batalla, Él es tu provisión.

3.  Sé refrescado en el fluir del Señor: en respuesta a su llamado, el Señor provocó que las aguas fluyeran. Sansón bebió y fue reanimado (Versículo 19). Jesús dijo “si alguno está sediento, que venga a mi y beba” (Juan 7:37). Así como los soldados en el plano natural necesitan de descanso y refresco, necesitamos refresco espiritualmente. Muchos buscan este refresco mediante la recreación, los hobbies, y el entretenimiento. El verdadero refresco espiritual viene del “fluir del Señor”.

Referencia de la Escritura: Jueces 20.

Campo de batalla: Gabaa.

Fuerzas opositoras: los benjaminitas en contra de todas las otras tribus.

Razón de la batalla: la concubina de un levita fue violada y asesinada por un grupo de hombres de Gabaa. El levita llamó a los ancianos de cada tribu para que escucharan los cargos y consideraran la acción apropiada. Todos menos los benjaminitas estuvieron de acuerdo en castigar a los hombres de Gabaa. Ellos los derrotaron.

Estrategias:

1.  Pide consejo de Dios: Israel fue delante del Señor repetidamente buscando consejo en lo concerniente a las estrategias de batalla (Versículo 18, 23, 26, 28).

2.  Ejercita la disciplina corporativa: las otras tribus de Israel le pidieron a las tribu de Benjamín que castigara a los ofensores. Israel quería remover el pecado de la vida corporativa castigando a los ofensores (Versículo 13). Como creyentes debemos cooperar con Dios en remover el pecado de nuestras vidas ofreciendo estas áreas a Él.

3.  No abandones la pelea: en las dos primeras batallas los israelitas fueron derrotas por las fuerzas de Benjamín. Los israelitas lloraron, ayunaron, y fueron delante del Señor otra vez por consejo. Él les dijo que debían reasumir la batalla y prometió darles la victoria (versos 18-28).

Referencia de la Escritura: 1 Samuel 4.

Campo de batalla: Entre Afec y Eben-ezer.

Fuerzas opositoras: Israelitas y filisteos.

Razón de la batalla: Israel luchó contra los filisteos, enemigos de Dios.

Estrategias:

1.  No confíes en las formas “espirituales”. El arca del Señor era el símbolo visible de la presencia de Dios entre Su pueblo (Versículo 4). Pero el pueblo no debía confiar en la forma. Ellos debían confiar en el Dios que representaba.

Referencia de la Escritura: 1 Samuel 11.

Campo de batalla: Bezec.

Fuerzas opositoras: Nahas el amonita y los hombres de Jabes junto con Saúl y los israelitas.

Razón de la batalla: los amonitas atacaron el pueblo israelita de Jabes de Galaad. Saúl organizó un ejército y los derrotó (Versículo 11).

Estrategias:

1.  Prepárate para la batalla en el amanecer: Saúl atacó a los amonitas en las primeras horas de la mañana (Versículo 11). Ven delante del Señor en las primeras horas de la mañana y “ponte toda la armadura de Dios” (efesios 6:11-17).

Referencia de la Escritura: 1 Samuel 13-14.

Campo de batalla: Micmas.

Fuerzas opositoras: Israelitas y filisteos.

Razón de la batalla: Jonatán mató un oficial filisteo en Gabaa.

Estrategias:

1.  Sé paciente en la hora de crisis: la impaciencia de Saúl le costó su posición como rey (Versículo 13). Se volvió temeroso cuando vio su ejército huir delante de los filisteos. Desobedeció las instrucciones del Señor de esperar. En la hora de conflicto no permitas que el temor te fuerce a actuar tontamente.

2.  Pon el acento en la dedicación, no en el número: Israel ganó batallas no con números superiores, sino con dedicados hombres de valor (14:6).

Referencia de la Escritura: 1 Samuel 17.

Campo de batalla: Valle de Ela.

Fuerzas opositoras: Israelitas (David) y Filisteos (Goliat).

Razón de la batalla: Los filisteos se habían reunido para atacar a Israel. El ejército israelita había establecido una posición defensiva en el lado contrario del valle. Un gigante filisteo, Goliat, sugirió que la batalla se decidiera mediante un combate entre él y un guerrero israelita.

Estrategias:

1.  Gana fuerzas de victorias anteriores: David había experimentado victorias salvando sus rebaños de las bestias salvajes. Él le aseguró a Saúl que podría proteger el rebaño de Dios de este filisteo (versos 24-36). La fe que fortaleció en pasadas dificultades aporta fe para las nuevas crisis.

2.  Ve los obstáculos como oportunidad de Dios: cada dificultad es realmente una oportunidad de Dios para revelar Su poder mediante tu persona. David vio al gigante como una oportunidad en lugar de un desafío (versos 32, 45-47).

3.  Usa la armadura probada: David rehusó la armadura mundana de Saúl porque él no la había usado (probado) en la batalla (versos 38, 39). Las batallas espirituales no pueden ser peleadas con las estrategias mundanas. Ellas deben ser peleadas con armadura espiritual probada.

4.  Enfrenta al enemigo en el nombre del Señor: Goliat vino con una espada, lanza y jabalina, pero David enfrentó al gigante en el nombre del Señor (versos 45-47).

5.  Recuerda que la batalla es del Señor: puede parecer que el enemigo tiene la ventaja, pero cuando la batalla es del Señor la victoria es segura. David confirmó que el Señor, no el poder del hombre, determina el resultado de la batalla. “... No con ejército, ni con espada, sino con mi Santo Espíritu dice el Señor de los Ejércitos” (Zacarías 4:6):

6.  No seas limitado por tus propias habilidades: el gigante miró a David en lo natural como un joven sin ninguna experiencia en batalla (Versículo 33). Dios no nos ve como nosotros somos, limitados por nuestras propias habilidades. Él nos ve como podemos llegar a ser si permitimos que SU poder fluya mediante nosotros.

7.  Confiesa la victoria: David confesó las victorias pasadas en Dios y habló palabras de fe al confesar victorias futuras.

8.  Reconoce el propósito de la guerra espiritual: David declaró en el versículo 46... “que toda la tierra sabrá que hay un Dios...”.

Referencia de la Escritura: 1 Samuel 30.

Campo de batalla: Cerca de Siclag.

Fuerzas opositoras: Israelitas y amalecitas.

Razón de la batalla: Mientras David y sus fuerzas estaban lejos de Siclag, los amalecitas hicieron una correría y tomaron cautivas a las familias y quemaron la ciudad.

Estrategias:

1.  No ceder a la desesperación: los hombres de David estaban tan afligidos que hablaron de apedrearlo (Versículo 6), pero David se animó en el Señor. En tiempos de desaliento cuando estás solo, cobra ánimo en el Señor. No cedas a la desesperación.

2.  Reclama restauración de todo lo que el enemigo tomó: el enemigo viene a matar, robar y destruir (Versículo 1). Dios le dijo a David que persiguiera a los enemigos y que recobraran todo lo que les había sido robado. Dios quiere restaurarte todo lo que el enemigo ha tomado (versos 8, 18).

3.  Reconoce que la victoria de uno es la victoria de todos: el Versículo 24 nos da un principio llave en la guerra espiritual. Aquellos en las líneas del frente y aquellos que “permanecen con las cosas” comparten la victoria por igual.

Referencia de la Escritura: 2 Samuel 5:1-16.

Campo de batalla: Jerusalén.

Fuerzas opositoras: Israelitas y jebusitas.

Razón de la batalla: los jebusitas habitaban Jerusalén y consideraban su fortaleza tan grande que no podría ser capturada. David capturó la ciudad y se convirtió en el centro de la vida nacional de Israel.

Estrategias:

1.  No seas intimidado por la ridiculización del enemigo: los jebusitas ridiculizaron a David diciendo que su fortaleza era tan grande que podría ser defendida por “el cojo y el ciego” (Versículo 6). David  no permitió que esta burla le impidiera (Versículo 7). Cuando el enemigo te hace sentir inadecuado por la burla, clama Juan 8:44.

Referencia de la Escritura:  2 Samuel 5:17-25.

Campo de batalla: Valle de Refaim.

Fuerzas opositoras: Israelitas y filisteos.

Razón de la batalla: Cuando los filisteos escucharon que David había sido ungido rey sobre Israel, organizaron un ataque en su contra.

Estrategias:

1.  Pelea ofensivamente: David no esperó por el ataque del enemigo. Él salió en contra de ellos. No esperes que el enemigo venga y te atrape!

Referencia de la Escritura: 2 Samuel 10.

Campo de batalla: Área de Helam.

Fuerzas opositoras: Israelitas en contra de los amonitas y sirios.

Razón de la batalla: El rey de los amonitas murió. David envió sus siervos para consolar a su hijo y afirmar su lealtad. Pero el nuevo rey escuchó falsas acusaciones e insultó a los israelitas en lugar de aceptar el gesto de buena voluntad de David. Afeitó parte de sus barbas, cortó sus ropas, y los despidió en desgracia (versos 1-5).

Estrategias:

1.  Coopera en la batalla: cuando el general de David se dio cuenta que fue enfrentado con una batalla en dos frentes, dividió sus fuerzas poniendo la mitad de sus hombres bajo el mando de su hermano. Aunque divididos, estas fuerzas pelearon juntas para derrotar al enemigo. Aunque divididas geográficamente, culturalmente, o denominacionalmente de los otros creyentes, debemos cooperar en la batalla en contra del enemigo, no pelearnos entre nosotros.

Referencia de la Escritura: 2 Samuel 21:15-22.

Campo de batalla: Gob y Gat.

Fuerzas opositoras: Israelitas y filisteos.

Razón de la batalla: los filisteos continuaron peleando contra los israelitas. Este es otro relato breve del continuo conflicto.

Estrategias:

1.  Conquista los gigantes de la tierra: una número de filisteos gigantes fueron muertos en estas batallas. Estos gigantes habían atormentado a Israel durante los años. ¿ Hay algún “gigante” de tu vieja naturaleza que continúa atormentándote?  Continúa la batalla hasta que los gigantes sean conquistados.

2.  Reconoce que Dios usa diferentes métodos: una vez David enfrentó a Goliat y los derrotó en el poder del Señor con una simple honda y piedra. Esta vez Dios usó un método diferente para derrotar al gigante (versos 16-17). No limites a Dios sobre la base de cómo lo has visto moverse en los tiempos pasados.

3.  Fortalece el liderazgo: incluso los grandes líderes pueden volverse débiles en la batalla (versos 15-17). Este no es el tiempo de criticar, sino el tiempo de apoyarlos.

Referencia de la Escritura: 1 Reyes 20.

Campo de batalla: Samaria y luego en Afec.

Fuerzas opositoras: Acab rey de los israelitas y Ben-adad rey de los sirios.

Razón de la batalla: Ben-adad rey de Siria, reunió su ejército con 32 reyes más para pelear contra Samaria.

Estrategias:

1.  Reconoce que el enemigo regresará: el profeta le dijo al rey de Israel que se fortaleciera porque el rey de Siria volvería contra él (Versículo 22). Sin embargo, después de una gran victoria, no es el fin de la pelea. El enemigo renovará su esfuerzo para derrotar al pueblo de Dios.

2.  No seas engañado por la lisonja: lisonjeado por la rendición del rey de Siria,  Acab consintió en permitirle a Ben-adad partir en paz. El motivo detrás de la lisonja era el auto-interés. Lleva al orgullo, una emoción que actúa separada de Dios. Ver Proverbios 16:8.

3.  Establece prioridades apropiadas: Acab estaba preocupada por tener de vuelta sus territorios perdidos. La declaración “y como su siervo estaba ocupado aquí y allá, partió” (Versículo 40) revela que no estableció prioridades apropiadas. La voluntad de Dios requiere del primer lugar.

4.  No comprometerse con el enemigo: estaba dentro del poder de Acab terminar el combate entre Siria e Israel. Pero con Ben-adad libre, el combate continuaría con desastrosos resultados (Versículo 42).

Referencia de la Escritura: 2 Reyes 3.

Campo de batalla: Moab.

Fuerzas opositoras: Israel y sus aliados, Judá y Edom, contra los moabitas.

Razón de la batalla: Moab se rebeló y rehusó pagar tributos a Israel. Joram le pidió al rey de Judá que lo ayudara en la pelea con Moab. Cuando comenzaron a pelear se les reunió el rey de Edom.

Estrategias:

1.  Alaba a Dios por la revelación: Eliseo tenía música que era tocada para él de tal manera de hacerlo receptivo a la Palabra de Señor. Mientras el trovador tocaba, el poder de Dios vino sobre Eliseo y recibió la revelación de Dios (versos 11-15). La alabanza es una estrategia llave de la guerra. Lleva a tu espíritu a la correcta actitud para recibir revelación de parte de Dios.

2.  Prepárate para la victoria: algunas veces no puedes recibir la victoria porque no te has preparado par ella. Hubo una sequía y los ejércitos de Israel y Judá estuvieron en peligro de muerte por falta de agua. Elíseo oró por un milagro de parte de Dios. Dios dijo “haz este valle lleno se zanjas”. Dios hizo que las zanjas fueran llenas de agua (versos 16-17). Debes estar preparado apropiadamente si has de ser canal para el fluir de vida de Dios. Algunas veces esto incluye quitar alguna “suciedad” de tu vida espiritual!

Referencia de la Escritura: 2 Reyes 6:8-23.

Campo de batalla: Dotán y Samaria.

Fuerzas opositoras: Israel y Siria.

Razón de la batalla: Cuando Siria estaba peleando contra Israel, Eliseo reveló al rey de Israel la localización del ejército sirio. Cuando el rey de Siria supo lo que Eliseo había hecho, envió ejércitos para capturarlo.

Estrategias:

1.  Ora: como probablemente has notado, la oración a Dios fue hecha repetidamente en las batallas del Antiguo Testamento. En este registro, Eliseo oró para que los sirios quedaran ciegos (Versículo 18). La oración es una de las más poderosas armas de la guerra espiritual.

2.  Desarrolla visión espiritual: el siervo de Eliseo no vio nada sino las circunstancias naturales. Eliseo tenía visión espiritual y pudo decir “ no temas, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos (Siria)” (Versículo 16).

3.  Permite que el poder de Dios sea demostrado: cuando los sirios fueron heridos con ceguera, Eliseo los guió al rey de Israel.  Él le pidió al rey de Israel que nos los destruyera, sino que los enviara a casa como una demostración del poder de Dios (versos 18-23).

Referencia de la Escritura: 2 Reyes 6:24- 7:20 .

Campo de batalla: Samaria.

Fuerzas opositoras: Siria e Israel.

Razón de la batalla: Ben-adad y su ejército rodearon Samaria y una terrible hambruna resultó en la ciudad. La comida llegó a ser tan cara y escasa que las personas comían basura e incluso a sus propios hijos.

Estrategias:

1.  Muévete hacia lo imposible: cuando los cuatro leprosos ponderaron su situación supieron que lo peor que los sirios podrían hacerles era matarlos. Morirían de todas maneras si no hacían nada. Decidieron entonces moverse hacia la situación imposible. Dios hizo que los sirios escucharan sonidos de un ejército aproximándose lo que provocó que huyeran, dejando detrás sus pertenencias (7:3-7). Cuando te mueves hacia lo imposible, Dios actúa en tu favor.

2.  Comparte con otros creyentes: los leprosos compartieron las buenas noticias de la derrota del enemigo (7:8-10). Tú tienes la responsabilidad de compartir con otros lo que Dios ha hecho por ti en las situaciones imposibles. Mediante esto, otros creyentes son fortalecidos.

3.  No seas escéptico del poder sobrenatural de Dios: un líder no recibió las bendiciones de Dios a causa de escepticismo del poder de Dios (7:2, 17-20).

Referencia de la Escritura: 2 Reyes 17.

Campo de batalla: Samaria.

Fuerzas opositoras: Israel y Asiria.

Razón de la batalla: Oseas, rey de Israel, había de pagar tributo anualmente al rey de Asiria. Israel se detuvo en la paga del tributo, de tal manera que Asiria los atacó.

Estrategias:

1.  La adoración es una manera efectiva de guerra: Israel cesó de adorar a Dios y Él los dejó en las manos de Asiria. La adoración es la más alta forma de guerra espiritual (ver Job 1 y 2). Si fallas en la adoración, pronto serás cautivo del enemigo.

Referencia de la Escritura: 2 Reyes 19.

Campo de batalla: Jerusalén.

Fuerzas opositoras: Asiria e Israel.

Razón de la batalla: El rey de Israel, Ezequías, confió en Dios y trató de eliminar la idolatría. Para asegurar seguridad para su reino pagó tributo al rey de Asiria. Luego recibió una carta de amenaza.

Estrategias:

1.  No temas las amenazas del enemigo: Ezequías llevó las amenazas del enemigo al Señor. Dios le dijo que no había necesidad de temer, pues el enemigo sería removido de la tierra. Así como Dios derrotó a los asirios, así también derrotó a Satanás. No necesitas temer sus amenazas.

Referencia de la Escritura: 2 Reyes 24:1 – 25:30.

Campo de batalla: Jerusalén.

Fuerzas opositoras: Judá y Babilonia.

Razón de la batalla: Judá hizo lo malo repetidamente ante la vista del Señor. Dios finalmente permitió que el pueblo sea llevado cautivo por los babilonios que era el poder mundial dominante. Jerusalén fue quemada y las murallas derribadas.

Estrategias:

1.  Entiende que el pecado conduce a la cautividad: el pueblo de Dios fue llevado cautivo por el enemigo porque permitieron repetidamente el pecado sin confesar en sus vidas. En lugar de ser usados por Dios para derrotar al enemigo, ellos fueron llevados cautivos por sus enemigos.

Referencia de la Escritura: 1 Crónicas 14:8-17.

Campo de batalla: Valle de Refaim y Baal-perazim.

Fuerzas opositoras: Israelitas y filisteos.

Razón de la batalla: Cuando David se volvió rey del Israel unificado, se volvió una amenaza que los filisteos no pudieron ignorar. Ellos inmediatamente lanzaron un ataque en su contra.

Estrategias:

1.  Espera por la victoria decisiva: David y sus fuerzas ganaron la primera batalla, pero no fue decisiva porque no poseyeron la tierra completamente (versos 9-13). En la segunda batalla, Dios dio a Israel una victoria decisiva. Forzaron a los filisteos a salir de territorio israelita (versos 13-17).

2.  Espera por el tiempo apropiado: el tiempo es llave para la guerra efectiva. David esperó hasta que supo que Dios había salido delante de él como prometió (versos 14-16). Muchas batallas han sido perdidas y ganadas sobre la base de este principio del tiempo adecuado.

Referencia de la Escritura: 2 Crónicas 12.

Campo de batalla: Jerusalén.

Fuerzas opositoras: Egipto y sus aliados contra Roboam, rey de Judá.

Razón de la batalla: Roboam fue infiel a Dios y se volvió a las prácticas pecaminosas de los cananitas. La invasión por Sisac, rey de Egipto, fue permitida como un juicio de parte de Dios.

Estrategias:

1.  Prepárate espiritualmente: la preparación espiritual es necesaria para la victoria. Roboam hizo lo malo porque “no preparó su corazón para buscar al Señor” (Versículo 14). Prepara tu corazón para buscar al Señor antes de entrar en el campo de batalla.

2.  Humíllate: Cuando Roboam se humilló, Dios le aseguró “liberación”. Dios no permitió que fuera totalmente destruido (versos 5-7).

3.  Ríndete al servicio de Dios: aunque Dios perdona, existen consecuencias por la desobediencia (Versículo 8). Comparado con el servicio exigido por el mundo, cuánto mejor es rendirse a Dios. Ver Mateo 11:28-30.

Referencia de la Escritura: 2 Crónicas 18.

Campo de batalla: Ramot de Galaad.

Fuerzas opositoras: Sirios contra Acab rey de Israel y Josafat rey de Judá.

Razón de la batalla: Josafat hizo una alianza con Acab y juntos combatieron a los sirios.

Estrategias:

1.  No hagas alianzas no santas: Después de 65 años de hostilidad entre Israel y Judá, Josafat hizo una alianza con Acab. Esto incluyó el casamiento de su hijo con la hija de Acab. Esta alianza no santa probó ser desastrosa para Josafat personalmente como también para Judá porque trajo los males del paganismo. Las alianzas con el mal nunca producen resultados espirituales positivos.

2.  Usa el discernimiento al elegir consejo: antes de  ir a la batalla, Acab llamó por sus profetas para que trajeran una palabra de Dios. Pero estos profetas profesionales estaban más interesados en decir lo que Acab quería escuchar. Josafat insistió que trajeran un profeta que no fuera dependiente de Acab por sustento. Acab envió por Micaías cuya profecía era de parte del Señor (versos 1-16). El discernimiento debe ser usado a la hora de buscar consejo espiritual. Una mayoría en acuerdo no es siempre una verificación de la voluntad de Dios.

Referencia de la Escritura: 2 Crónicas 20.

Campo de batalla: Valle de Beraca.

Fuerzas opositoras: Hombres de Moab, Amón, y del monte de Seir contra Josafat, rey de Judá.

Razón de la batalla: varias naciones se unieron en conspiración contra Judá.

Estrategias:

1.  Usa la estrategia del ayuno: Josafat proclamó una ayuno en toda Judá (Versículo 3). Dios trata contigo sobre la base de tu relación con Él. El ayunar no cambia a Dios, te cambia a ti. Cambia tu relación con Él lo que afecta, a su vez, Su respuesta a ti. Ve Juan capítulo 3.

2.  Mantén tus ojos sobre el Señor: Josafat oró “no sabemos qué hacer, pero nuestros ojos están en Ti” (Versículo 12).

3.  Recuerda que es mejor confiar que tratar: la respuesta de Dios vino a Josafat “la batalla no es tuya, sino de Dios” (Versículo 15). Cuando sólo Dios puede hacer lo que es necesario, es mejor confiar que tratar con el esfuerzo propio.

4.  Regocíjate en el medio de la batalla: se dispusieron de cantores para cantar delante del ejército. Dios preparó una emboscada en contra del enemigo y ellos fueron derrotados.

Referencia de la Escritura: 2 Crónicas 25:5-16.

Campo de batalla: Valle de la Sal.

Fuerzas opositoras: Edomitas y Amasías, rey de Judá.

Razón de la batalla: Amasías combatió la nación pagana de Edom.

Estrategias:

1.  Sigue el consejo piadoso: en un intento por fortalecer sus propias fuerzas, Amasías contrató mercenarios de Israel. Esto no agradó a Dios que habló por un profeta para enviar a Israel a casa o de otra manera serían derrotados. Amasías siguió este consejo piadoso y la victoria fue suya.

2.  Destruye todos los ídolos: Amasías comenzó a adorar a los ídolos edomitas (Versículo 14). La guerra espiritual efectiva destruirá todos los ídolos en tu vida, sea que fueran de piedra, madera, o posesiones materiales.

Referencia de la Escritura: 2 Crónicas 25:17-24.

Campo de batalla: Bet-semés de Judá.

Fuerzas opositoras: Joás, rey de Israel, contra Amasías, rey  de Judá.

Razón de la batalla: orgullo por la victoria en la derrota de Edom llevó a Amasías a desafiar Israel a la batalla.

Estrategias:

1.  El orgullo resulta en la derrota: Amasías fue lleno de orgullo por una victoria anterior. Esto lo llevó a retar a Israel (versos 17-19). Ver Proverbios 16:5.

Referencia de la Escritura: 2 Crónicas 28.

Campo de batalla: Jerusalén.

Fuerzas opositoras: Judá contra las fuerzas invasoras de Siria, Israel, Edom, los filisteos, y Asiria.

Razón de la batalla: Judá fue invadida por Siria, Israel, Edom, los filisteos, y Asiria.

Estrategias:

1.  Corrupción mundana trae ruina espiritual: Acaz adoró dioses extranjeros pensando que ellos lo fortalecerían. En su lugar, fueron su ruina (Versículo 23). Influencias corruptoras del mundo resultarán en la ruina espiritual.

2.  Incluso los hombres valientes caen cuando se alejan de Dios: ver Versículo 6.

Referencia de la Escritura:  2 Crónicas 32:1 –23 y 2 Reyes 19.

Campo de batalla: Jerusalén.

Fuerzas opositoras: Senaquerib, rey de Asiria y Ezequías, rey de Judá.

Razón de la batalla: El rey de Asiria invadió Judá y rodeó las ciudades fortificadas.

Estrategias:

1.  Corta la línea de suministros del enemigo: la estrategia de Ezequías fue cortar el suministro de agua de Asiria y edificar los muros de la ciudad (versos 3, 5). La división en el cuerpo de Cristo es una de las primeras líneas de recursos del enemigo. Aprovisionamos a Satanás con municiones  contra otras creyentes mediante el uso inapropiado de la lengua. En lugar de criticar y chismear a nuestros hermanos creyentes, debemos construir muros de protección alrededor de ellos.

Referencia de la Escritura: 2 Crónicas 35:20-24.

Campo de batalla: Valle de Meguido.

Fuerzas opositoras: Necao, rey de Egipto, y Josías, rey de Judá.

Razón de la batalla: Egipto quería pasar por Palestina para pelear contra Nabucodonosor, rey de Babilonia. Josías no les permitió pasar.

Estrategias:

1.  Rehusó el engaño: Josías se engañó a sí mismo cuando salió a la batalla, esperando por protección de la suerte hablada por las “palabras de Necao procedentes de la boca de Dios” (Versículo 22). El engaño no es eficaz en la guerra espiritual, ya que Satanás es el maestro de la mentira.

2.  Escucha cuando Dios habla: Josías había estado previamente en buena relación con Dios. Los hechos de su bondad están registrados en el Versículo 26. Conocía la voz de Dios, pero en este caso no escuchó cuando Dios habló.

AHORA ES TU TURNO...

Comienza a llevar tu propio registro de las batallas espirituales que peleas. Registra en qué consisten las batallas, la razón para la batalla, las estrategias de Satanás usadas para atacar, y las contra estrategias que usaste para la victoria.


temas cristianos 2016 Los Temas Cristianos mas buscados en Marzo 2016

Música Cristiana para celular
Descargar Música_Cristiana en mp3
Musica Cristiana Gratis
Descargar Testimonios Cristianos
Oración_de_Salvacion 
Quien es Satanás
Descargar Videos Cristianos
Como Controlar la mente
Mas Música cristiana para celular
Predicaciones Cristianas para celular
Descargar Himnos y Cantos
Cómo controlar la lengua
Manual de Guerra_Espiritual
Testimonios Cristianos Impactantes
La Oración_de_Salvación
Música cristiana para iphone
Chistes Cristianos

Manual de Guerra Espiritual

descargar musica celular

Buscar

revelaciones profeticas

Acerca de esta página   Webmaster   Contacto

Página con derechos Reservados para ElHijodeDios.com, Inc.