Música Cristiana



Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

¿Cuáles son los pasos para la salvación?


Pregunta: "¿Cuáles son los pasos para la salvación?"

Respuesta:
“En quien (Jesús) tenemos redención por Su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de Su gracia” (Efesios 1:7).

Los pasos dados para la salvación pueden ser engañosos, porque implican que una persona puede ganarse el cielo por llevara a cabo ciertos “pasos.” Como dice el verso arriba citado, la salvación es por Su gracia; nosotros no podemos ganarla (Tito 3:5). Estando muertos en sus pecados, un no-creyente no tiene la capacidad para amar a Dios (Efesios 2:1).

A Dios gracias, “siendo aún pecadores” (Romanos 5:8), Dios nos redimió. La redención es pagar el precio por la libertad de la esclavitud. Por el sacrificio de Su Hijo en la cruz, Dios pago el precio por el pecado (el cual es la muerte), liberando a los creyentes de la opresión del pecado. Al resucitar a Cristo de la tumba, Dios certificó que el sacrificio fue efectivo, dando al Señor Jesús la autoridad para gobernar e interceder a Su diestra (Romanos 4:25; Marcos 16:19).

Aunque no podemos merecer el cielo siguiendo pasos para la salvación, somos llamados a responder a la redención de Cristo con arrepentimiento y fe. Aún esta respuesta es un don de Dios (Efesios 2:8-9). Sin embargo, la pregunta está correctamente estructurada, “¿Cuáles son los pasos de Dios para la salvación de los pecadores?” ¡Él lo hizo todo a través de Cristo!

“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados (declarados justos/no culpables) gratuitamente por Su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús; …. ¿Dónde, pues, está la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿Por la de las obras? No, sino por la ley de la fe.” (Romanos 3:23-24; 27-29).

La siguiente pregunta es, “¿Cuál debe ser nuestra respuesta, por la gracia de Dios, a la muerte y resurrección de Cristo? Repasemos las siguientes tres respuestas. Discierne si necesitas responder a la gracia de Dios para ser salvado del pecado y su sentencia al infierno.

Pasos para la Salvación (En Respuesta a la Redención de Cristo)

1.Reconocer la necesidad: Antes de recibir a Jesucristo como Salvador, debes comprender por qué necesitas un Salvador. La mayoría de la gente piensa que al vivir una vida de obediencia a la ley, ellos merecen el cielo. El problema es su definición de obediencia a la ley. En el Día del Juicio después de la muerte, no nos presentaremos ante un juez humano y falible. Responderemos a un Dios santo, quien juzga justamente nuestros pensamientos, palabras y acciones.

Dios nos da Su ley en la Biblia, sintetizada en los Diez Mandamientos. ¿Los has guardado todos? Tal vez pienses, “Bueno, yo nunca he matado a nadie.” Pero Jesús revela el verdadero significado de la ley. Él iguala el odio al asesinato (Mateo 5:21.22; 1 Juan 3:15). Jesús enseñó que el mirar a alguien con deseo, era adulterio del corazón (Mateo 5:27-29).

Además, todos nosotros hemos quebrantado los dos grandes mandamientos: Amar a Dios con por sobre todas las cosas y amar al prójimo como a nosotros mismos (Mateo 22:37-40). Al amar las posesiones más que a Dios y amarnos a nosotros mismos más que a los demás, somos conscientes de que “todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios.” (Romanos 3:23).

¿Eres culpable? “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.” (1 Juan 1:8). El castigo por el pecado que todos merecemos es la muerte, la eterna separación de Dios en el infierno (Romanos 6:23). ¿Te das cuenta de que necesitas un Salvador del pecado? ¡Esa convicción a la que llegas, es la gracia de Dios!

2.Arrepentimiento del pecado: Al creer en Jesús como Salvador, debes cambiar tu mentalidad. El arrepentimiento no es la reacción de “Siento haber sido atrapado”. Es un cambio de mente, un sentimiento de pesar en el corazón al saber cómo contrista a Dios el pecado, tomando así la decisión de apartarse de ese camino e ir a Cristo, quien da el poder para vencer el pecado. Tú no puedes abrazar al pecado y a Cristo.

Aunque el arrepentimiento conduce a un cambio en el comportamiento, no significa que ya nunca pecaremos de nuevo. Pero sí tendremos una actitud diferente respecto a ello. En vez de desear la gratificación de la seducción del pecado, aprenderemos a detestarlo. Dios cambia la atracción del pecado por el deseo puro de deleitarnos en Él.

Después de nuestra convicción de pecado (primera respuesta), la gracia de Dios nos da el arrepentimiento y deseo de cambiar (segunda respuesta). Dando la espalda al pecado, nos volvemos en fe a nuestro único Salvador del pecado. Esta confianza en el pago de Jesucristo por el triunfo sobre el pecado, incluye la tercera respuesta a la gracia de Dios.

3.Recibir a Cristo: Para los pecadores arrepentidos, Dios provee la salvación del castigo y del poder del pecado a través de Jesucristo. Nuestra respuesta debe ser la fe en quien es Cristo y lo que Él ha hecho. Jesús vivió una vida perfecta porque Él era Dios encarnado; Jesús murió una muerte redentora porque Él es el Salvador del pecado; Jesús resucitó como el Vencedor sobre el pecado y la muerte porque Él es Señor sobre todas las cosas.

Por la gracia de Dios, nos arrepentimos del pecado, confiamos en Jesucristo como Salvador del pecado y lo seguimos como el Señor de nuestra vida. Somos nacidos de nuevo a una vida nueva por el Espíritu Santo. De esta manera, Él cambia nuestros deseos al gozo de glorificar al Señor.

En conclusión, una persona no puede merecer el Cielo por tomar ciertos pasos hacia la salvación. Más bien, Dios llama al pecador a que responda a la redención de Cristo. Aún la respuesta de arrepentimiento y fe es por Su gracia. Los cristianos no tienen nada de que sentirse orgullosos a ese respecto; ¡ellos solo se glorían en el Señor!

“Y Él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. Pero Dios, que es rico en misericordia, por Su gran amor con que nos amó, aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con Él nos resucitó y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de Su gracia en Su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura Suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” (Efesios 2:1-10).

Nótese que Dios salva a los cristianos para buenas obras. Todas las otras religiones requieren ganar la salvación por medio de buenos obras. El Islam por ejemplo, requiere guardar los Cinco Pilares como pasos para la salvación.

En nuestra sociedad pluralista, el afirmar que una religión es la verdad parece arrogante. Pero Dios no está confinado por los deseos y las creencias de los hombres.

Como Juez soberano, Él pudo haber dejado que la ley nos condenara, resultando en la eterna separación de Él en el infierno. Pero en amor, Dios envió a Cristo para salvar a los suyos del pecado. ¡Gloria a Dios solamente! ¿Cómo respondes tú?

¿Ha hecho usted una decisión por Cristo, por lo que ha leído aquí? Si es así, por favor

oprima el siguiente Link  “¡He aceptado a Cristo hoy!”





Retornar a la página inicial de Español

¿Cuáles son los pasos para la salvación?

La Trinidad

Enfermedades Mentales y Espirituales

Adicciones

Depresión

Desordenes Alimenticio y Dietas

Problemas Emocionales

Problemas Sociales

9 Pasos a la Liberación

Sociedad

Chavos Emo Core

Día de los Muertos

Noche de Brujas Halloween

La Amistad

Juegos de Azar, Lotería, Casinos

Sexualidad, Noviazgo y Matrimonio

Cuidando el Templo de Dios

Consejos y Dietas para prevenir el Cáncer

Dios y la Salud

La Obesidad

Guerra Espiritual

Los Diez Mandamientos

Relación con Dios

Reencarnación del alma

Humor Blanco

Armas Diabólicas

El Mundo

Satanismo

Magia y Ocultismo

Mensajes Subliminales

666 La Marca de la Bestia

Satanás

Acerca de este Portal

Quienes somos

Envíanos un correo

Ayúdanos

buscador cristiano Buscar en este sitio Web